Fiat Grande Punto

Debuta en Turín el Grande Punto, el nuevo automóvil de Fiat que se propone repetir el éxito histórico del Punto pero en total discontinuidad con respecto al modelo anterior. De hecho, si bien en teoría pertenece al segmento B, por sus dimensiones, equipamiento y características puede constituir una alternativa incluso a muchos modelos del segmento C.
Único en el panorama mundial, el Grande Punto ha sido diseñado y realizado para ser la nueva referencia en materia de diseño, introduciendo un concepto de “dimensiones” más importante. El modelo alcanza unos estándares de seguridad y calidad superiores para su categoría; ofrece la mejor gama de motorizaciones diesel; y, además, propone una relación precio/contenidos muy competitiva. Gracias a todas estas peculiaridades, el Grande Punto declina, de manera totalmente original, tres cualidades fundamentales: belleza, solidez y brillantez.
Es así como nace un automóvil que contiene en sí mismo la pasión y la capacidad constructiva y de diseño de una marca nacida hace más de un siglo. Porque en el patrimonio de la Marca existe todo esto, junto con el trabajo y el orgullo profesional de los miles de personas – técnicos, trabajadores, directivos – que a lo largo del tiempo han pasado por las fábricas, las oficinas y las pistas de competición. Aquí se encuentran las raíces de aquella inimitable personalidad que en todas las carreteras distingue inmediatamente un automóvil Fiat de todos los demás. Además, siempre ha existido un automóvil Fiat junto a la gente que primero descubrió el automóvil como medio insustituible de movilidad individual y después aprendió a apreciar automóviles capaces de ser bellos, fiables y agradables de conducir, aunque sobre todo a un precio accesible. Y el Grande Punto no es una excepción, es más, fija los nuevos parámetros – en términos de diseño, seguridad y confort – de esta categoría donde compiten los fabricantes más importantes del mundo: basta con decir que el segmento de los compactos representa el 26% del mercado de los automóviles en Europa Occidental, es decir el “corazón” del mercado con aprox. 3.750.000 unidades anuales. Y todavía más en Italia, donde esta categoría registra el 37% del mercado, formado por el 56% de los motores gasolina y por el 44% de los motores diesel.
Para conquistar y mantener el liderazgo de este segmento de mercado, el Grande Punto debía efectuar un auténtico salto conceptual. De hecho, hasta hace pocos años un automóvil con estas dimensiones, confort y equipamiento se habría definido como “familiar” y no como un automóvil perteneciente al segmento de los compactos.
Por ello, sólo una marca como Fiat podría dar la vuelta a las clásicas categorías y marcar tiempos y pautas, crear una vez más tendencia e imponer conceptos y soluciones innovadoras. En resumen, la última creación de Fiat marca un auténtico salto generacional con respecto al modelo anterior, precisamente como sucedió con el Punto lanzado en 1993 con respecto al Uno, o este último con respecto al 127. Se mantiene el nombre, como bella herencia de un automóvil apreciado por 6 millones de clientes que difieren en gustos, edad, nacionalidad y nivel social.

Las tres cualidades ganadoras del nuevo modelo

Desarrollado por Italdesign-Giugiaro en colaboración con el Centro Stile Fiat, el estilo del Grande Punto se distingue en el actual panorama automovilístico por la belleza de su línea exterior, moderna, buscada y distinguida por una inconfundible “italianidad”, un lenguaje estilístico “mediterráneo” donde las formas ahusadas y redondeadas parecen inspirarse en los automóviles deportivos de los años 50 y 60. Igual que los exteriores, los interiores del Grande Punto también representan la expresión más evolucionada del estilo italiano, gracias también a la calidad de los materiales y al particular cuidado dedicado a los detalles. El resultado es un ambiente luminoso, acogedor y funcional.
De esta manera, nace un automóvil diseñado para “emocionar” pero que también expresa una solidez derivada de excelentes estándares de calidad. Como demuestran una seguridad al máximo nivel, un cuidado por los detalles inusual en este segmento de mercado y un confort excepcional. Impresión que se confirma gracias a sus dimensiones exteriores que lo sitúan en la cima de su categoría: 403 centímetros de longitud, 168 cm de anchura, 149 cm de altura y una batalla de 2 metros y 51 centímetros, medidas que se traducen en una extraordinaria habitabilidad interior. Resumiendo, el Grande Punto es un automóvil de calidad superior: desde las primeras fases de diseño, el equipo dedicado a este proyecto ha perseguido estándares de calidad muy elevados y se ha valido de un riguroso proceso de ingeniería, basado en una plataforma muy sólida, además de aplicar las metodologías más avanzadas e innovadoras de fiabilidad en todas las fases de desarrollo e industrialización del modelo.
Así pues, el Grande Punto se confirma como un automóvil ágil y agradable de conducir en cualquier situación. Una brillantez derivada principalmente de sus propulsores, que combinan excelentes prestaciones, consumos reducidos y un absoluto respeto por el medio ambiente (son todos Euro 4). Dos son de gasolina (1.2 8v de 65 CV y el nuevo 1.4 8v de 77 CV) y cuatro turbodiesel: 1.9 Multijet de 120 CV y de 130 CV, 1.3 Multijet 16v de 75 CV y el inédito 1.3 Multijet 16v de 90 CV con turbina de geometría variable.

“Valor” como clave de éxito

En resumen, se dan todos los ingredientes para repetir el éxito comercial del modelo anterior. En definitiva, el éxito de un automóvil es el resultado de vencer un desafío, como un destello de intuición estilística mediado por los estudios sobre las nuevas tendencias del gusto, sobre las nuevas necesidades de la clientela, sobre las proyecciones relativas a la evolución del mercado. Nace de una receta difícil, que se somete a la prueba del jurado más exigente: el tiempo. El auténtico éxito, de hecho, permanece a lo largo de los años. Como demuestra el modelo Punto: desde 1993 hasta el día de hoy, más de seis millones de europeos lo han comprado y veinticinco jurados internacionales lo han premiado. Asimismo, con el debut del Grande Punto, seguirá también la producción y la comercialización del Punto actualmente en el mercado – en las motorizaciones gasolina, diesel y metano – con una oferta especialmente ventajosa.
Hoy, precisamente como el modelo anterior, el Grande Punto juega la misma carta ganadora: escuchar al cliente y hacer crecer el producto en función de sus deseos. No obstante, se mantiene coherente con el primero y más importante requisito que todo cliente solicita en el momento de comprar un automóvil, el nuevo automóvil responde ofreciendo, ante todo, “valor”. De hecho, ésta es, desde siempre, la fuerza del Fiat Punto que se ha afirmado en su categoría, precisamente en ese segmento de mercado que en estos últimos años ha visto llegar la presencia de nuevos automóviles. Se trata, obviamente, de una competencia dura, preparada para defenderse con cualquier medio. Pero en la cual el modelo no ha perdido nunca terreno, compitiendo al máximo nivel y ofreciendo siempre algo más: seguridad, valor de mercado y equilibrio de prestaciones/consumos, sin dejar de lado el interés continuo por la innovación. Además, ésta es precisamente la misión de Fiat: una empresa italiana que realiza automóviles de estilo original y ricos en soluciones inteligentes y, por ello, capaces de garantizar una mejor calidad de vida diaria. Y, en la actualidad, el Grande Punto recoge el testigo con el preciso objetivo de respetar este compromiso ideal adoptado con los conductores.

Moving Passion

Para un modelo tan original se ha planificado una estrategia de comunicación que, dirigiéndose a un público joven y dinámico, ha utilizado un lenguaje fresco e inmediato. De esta manera nace el logo “Mr. Dot”, un simpático pictograma en forma de P que cambia de aspecto en función de las situaciones en las que se encuentra: primero es un conductor pero luego puede convertirse en un esquiador. Hay 50 transformaciones posibles, cada una con su propia personalidad, todas ellas son la expresión del concepto de “moving passion”, que es la base del proyecto Grande Punto: si, por una parte, el nuevo modelo representa la pasión de Fiat y de su equipo por el automóvil, la velocidad y la competición; por otra parte, es el mismo espíritu que el de un cliente atraído por los valores de la belleza, del dinamismo, del color, de la pasión y del movimiento. Para este cliente se han realizado 19 versiones combinando 2 cuerpos de automóvil (3 ó 5 puertas), 4 niveles de acabado, 6 motorizaciones, 13 colores exteriores y 12 tipologías de interiores, todo con un catálogo de precios realmente interesante. De hecho, el Grande Punto puede definirse como “grande” también por su precio, casi idéntico al del Punto actual, con la diferencia de que, con el mismo gasto, los clientes podrán disfrutar de un automóvil en la cima de la categoría por su completo y avanzado equipamiento.

Respuestas precisas a todas las necesidades

Estilo, emoción, confort, seguridad y buen precio: son las directrices sobre las que se ha desarrollado y realizado el Grande Punto, un automóvil nacido para los jóvenes más adultos, los más jóvenes, la nueva generación de mujeres y las pequeñas familias contemporáneas. Para satisfacer de la mejor manera las necesidades de este público tan heterogéneo, el Grande Punto propone un estilo plenamente italiano, símbolo de carácter y refinamiento, que se expresa en dos cuerpos: una versión de 3 puertas, más agresiva y dinámica, que gustará sobre todo a los más jóvenes; y una versión de 5 puertas que ensalza los valores del equilibrio entre línea y confort, entre prestaciones y seguridad, entre facilidad de acceso e imagen distintiva.
Es común en ambas versiones la amplia y articulada gama formada por cuatro niveles de acabado, cada uno capaz de satisfacer a clientes diferentes pero que comparten el mismo espíritu joven y dinámico. En particular, la versión Active se dirige a los más jóvenes, personas llenas de vitalidad y con una mentalidad abierta y flexible; la versión Dynamic, en cambio, es la respuesta adecuada para aquellos que combinan impulso emocional y racionalidad, mientras que el Grande Punto Emotion es ideal para quien busca en un compacto un equipamiento de categoría superior y un excelente confort. Por último, la versión Sport conquistará sin duda a los clientes amantes de las prestaciones excelentes y de los rasgos estéticos distintivos.
Verdaderamente, no es exagerado afirmar que cada cual podrá encontrar su Grande Punto, personalizándolo con los numerosos opcionales disponibles, los innovadores servicios financieros y de seguros a la medida y los numerosos e importantes contenidos de la Lineaccessori. Sin olvidar que están programadas otras novedades para el Grande Punto tanto en el campo de los motores como de la infotelemática. ¿Quiere un ejemplo? Una extraordinaria versión de rally que se presentará dentro de poco en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt.

Esta entrada fue publicada en Fiat. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario