Fiat en el 77° Salón Internacional de Ginebra

En Ginebra, Fiat presenta un stand de gran atractivo estilístico y arquitectónico, marco ideal tanto para la primicia mundial del nuevo Bravo como para la presentación ante el gran público del nuevo logotipo de la marca.
Para este acontecimiento de gran importancia, Fiat ha decidido realizar un espectáculo excepcional y exponer de forma exclusiva diez ejemplares del nuevo Bravo durante la primera jornada dedicada a la prensa internacional: se trata de una elección importante que pone de relieve la contemporaneidad del lanzamiento comercial del automóvil en diferentes países europeos. Como representación de su gama estructurada, los diez Bravo expuestos presentan los equipamientos Dynamic, Emotion y Sport con motorizaciones 1.9 Multijet de 120 CV y 150 CV y 1.4 T-JET de 150 CV; los colores son el Rojo Maranello, el Azul Maserati, el Azul Nocturno, el Gris Claro, el Negro Provocatore y el Azul Fidato. Además, Fiat propone revestimientos de tejido o piel que se diferencian según el color y el dibujo.
Automóviles de extraordinaria belleza capaces de fascinar al público con sus líneas limpias y suaves que, por un lado confirman su voluntad de construir un nuevo sentimiento familiar Fiat, inaugurado con el Grande Punto y, por el otro, vuelven a interpretar el estilo de la enorme tradición automovilística italiana, sin forzarlo y sin excesos estilísticos: estos mismos rasgos esenciales y suaves son los que caracterizan toda el área de exposición que ocupa aproximadamente unos 1.200 metros cuadrados y que se distingue por su sencillez y rigor formal, subrayados por las superficies de espejo y el color blanco de los suelos, de las paredes y de los elementos más representativos.
De esta forma, el stand se presenta como un rectángulo esbelto apoyado en las paredes del pabellón. Esta pared constituye la base del verdadero edificio construido en dos niveles, mientras que el resto del área está reservada a la exposición de los automóviles. La parte superior está delimitada por un prisma de Barrisol que dibuja en la parte frontal una forma sinuosa con dos grandes ojos de buey, mientras que en las esquinas del edificio destacan dos grandes marcas tridimensionales. La planta baja es un espacio acogedor, decorado con alfombras de pelo largo, asientos con formas orgánicas y una galería de ventanas luminosas circulares para la exposición del merchandising y de las llantas de aleación. Otros elementos de fuerte impacto escenográfico son las tres grandes esferas de espejo que contienen el concept lab, totalmente dedicado al mundo “500”.
No falta tampoco el nuevo motor desarrollado y fabricado por Fiat Powertrain Technologies, el 1.4 T-JET de 150 CV, una de las muestras de la excelencia tecnológica del nuevo Bravo.
Finalmente, en los días dedicados al público, el stand Fiat presentará también otros modelos de su gama renovada. Empezando por el Panda 100 HP, versión deportiva equipada con el brillante propulsor 1.4 16v de 100 CV, y el exclusivo Panda Monster (una serie limitada de 695 ejemplares), expresión del mejor estilo italiano combinado con la supremacía tecnológica que desde siempre ha distinguido a las marcas Fiat y Ducati. En Ginebra, el público podrá apreciar también el prestigio del Croma Model Year ’07 y la versatilidad del Fiat Sedici que, junto al Panda 4×4, son testigos de la presencia de la marca en el mundo de los todoterrenos, para que todos puedan disfrutar de la diversión y de la seguridad que sólo la transmisión total sabe ofrecer. Además, el Salón suizo ofrece la ocasión de descubrir la gama 2007 del Grande Punto, que presenta importantes mejoras en los interiores (tejidos y colores nuevos) y adquiere un mayor valor gracias a la adopción de serie de algunos contenidos (en función de los mercados y del equipamiento): desde climatizador manual hasta el sofisticado sistema Blue&Me®.

Esta entrada fue publicada en Fiat. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario