Fiat en el 57° Salón Inernacional del Automóvil de Frankfurt
Programa Autonomy

Con motivo del 57° Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt, Fiat, con el área dedicada al programa Autonomy, reitera su compromiso para garantizar su derecho a la movilidad de todo el mundo, incluyendo a quienes suelen quedar apartados de ella. De hecho, la iniciativa está destinada a facilitar la relación de los discapacitados con el automóvil.
Autonomy ya se ha convertido en una parte integrante de la política de Fiat Auto y el certamen ofrece a Fiat la posibilidad de mostrar una novedad total (el nuevo sistema “Pedal” instalado en un Fiat Bravo 1.6 16v con cambio automático y dedicado a quienes no cuentan con el uso de los brazos), así como el flamante Fiat Palio Weekend equipado con una gama de dispositivos especiales.
La presencia en el área dedicada a Autonomy del “world car” Fiat Palio Weekend, demuestra que la Marca, al proyectar los nuevos modelos, dedica una gran atención a los problemas de los discapacitados, diseñando, en co-design con las empresas del sector, sus coches, para que puedan adaptarse inmediatamente a los equipos especiales de la movilidad asistida.
A bordo del Fiat Palio Weekend que se encuentra en Frankfurt se han instalado entre otras cosas: acelerador de anilla, freno a lo largo del brazo, embrague automático y asientos delanteros giratorios y trasladables hacia el exterior del coche.
También se expone un Fiat Ulysse con asiento del pasajero giratorio, dispositivo de levantamiento de la silla de ruedas en la puerta lateral corredera y brazo de levantamiento para cargar y descargar a través del portón trasero un “escúter” especial para discapacitados.
También en el mismo vehículo se ha instalado el sistema de navegación “Route Planner”, que facilita información cartográfica sobre las redes viales urbanas y extraurbanas, permitiendo llegar al destino de forma tranquila y segura.
Todos los dispositivos del programa Autonomy son fabricados por empresas líder del sector y cumplen con unos requisitos básicos muy concretos, que se alinean con el espíritu de los coches y que respetan completamente las características técnicas. De igual forma, son fáciles de instalar y se integran perfectamente en el habitáculo, sin comprometer la ergonomía, la habitabilidad ni el confort. Naturalmente, no perjudican el nivel de seguridad y se añaden a los dispositivos de maniobra de serie, permitiendo así conducir el coche incluso a personas que no tienen problemas de movimiento.
Pero hay más: pueden montarse y desmontarse con unas sencillas operaciones. Asimismo, al volver a vender el coche, el usuario constata que ha hecho una buena inversión comercial. Efectivamente los dispositivos especiales, como hemos dicho, pueden desmontarse y ofrecen la doble ventaja de poder ceder el coche a un precio de mercado, recuperando los mandos especiales para poderlos trasladar al nuevo coche.

Esta entrada fue publicada en Fiat, Salones del automovil. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario