EXPOSICIÓN DE LOS AUDI MÁS ANTIGUOS CONSERVADOS

-. Se exhiben con motivo del centenario de Audi en el museum Mobile.
-. Primicia mundial: el Audi Front 225 Special Roadster restaurado.
-. El Audi Type A puede verse en Ingolstadt por primera vez.
-. Los primeros años de la historia de Audi a través de tiras de comic.

El museum mobile del Audi Forum de Ingolstadt exhibe una espectacular muestra para conmemorar el centenario de la marca Audi. Para este evento único, bajo el epígrafe `Desde Horch hasta Audi  La historia de la perfección tiene un nuevo nombre`, se ha reunido a automóviles históricos procedentes de toda Europa. Hasta el próximo el 16 de julio de 2009, fecha en la que se celebran el 100 aniversario de la marca, los visitantes del Audi museum mobile podrán contemplar trece automóviles anteriores a la Segunda Guerra Mundial, entre los que se incluyen el primer modelo de la historia de la marca, un Audi Type A de 1911 y una primicia mundial: el Audi 225 Front Special Roadster de 1935, recientemente reconstruido. Ambos coches y muchas otras de las piezas de la exhibición son ejemplares únicos en el mundo.

AUDI AG puede volver la vista atrás y contemplar una historia de lo más variada donde no han faltado épocas turbulentas. Antes del final del siglo XIX, August Horch estableció en Colonia una compañía a la que denominó Horch & Cie. Motorwagen Werke. En 1902 la trasladó a Zwickau, en Sajonia, y en 1904 se reorganizó para convertirse en una sociedad anónima En 1909, a raíz de sus diferencias con los miembros de los consejos ejecutivo y de supervisión, August Horch abandonó la compañía, para formar, pocas semanas después, una nueva empresa de fabricación de automóviles, también con sede en Zwickau. Como no podía utilizar su propio nombre, que era ya una marca registrada, eligió su traducción al latín. Fue así como el término del alemán `Horch!` (que significa `¡escucha!`) se convirtió en `Audi`. La utilización de esa forma imperativa latina fue propuesta por uno de los socios de August Horch, estudiante de latín, que había mostrado un gran interés a las discusiones para encontrar el nuevo nombre. La nueva compañía comenzó a producir automóviles a una escala reducida, fiel al principio básico de Horch de construir únicamente `automóviles buenos y resistentes`. Pero sólo unos pocos años más tarde, Audi ya se había transformado en una de las marcas de automóviles alemanas más conocidas. Disfrutó del éxito en la competición desde su mismo nacimiento. Así, sus triunfos en los Alpine Rallies austriacos entre 1911 y 1914 contribuyeron a dar a conocer el nombre de Audi en el ámbito internacional. El Audi Type C 14/35 PS fue un automóvil especialmente competitivo, lo que le llevó a recibir el apelativo de `Alpine Victor`.

El Audi museum mobile muestra nada menos que trece de los automóviles Audi más antiguos que se conservan en la actualidad en todo el mundo. Pero la muestra no sólo incluye a estos históricos vehículos, sino también una gran cantidad de anécdotas de los primeros años de la compañía de una manera atractiva, incluyendo la época de la gran interrupción de la producción provocada por la Segunda Guerra Mundial. Para ello, los organizadores se han cargado de audacia en el planteamiento de la muestra. Los diferentes episodios se han convertido en un guión, adquiriendo éste la forma de una tira de comic. Cada página trata de anécdotas, ocurrencias especiales y también de los principales hitos en la historia de la compañía Audi. La elección del nombre, la destitución de August Horch, el primer automóvil con motor de ocho cilindros, la primicia de la adopción del volante a la izquierda por parte de Audi en Alemania, la disputa por el primer anagrama de radiador de Audi, la adquisición por parte de DKW y la posterior creación de Auto Unión. La crónica continúa hasta el punto en el que, con el estallido de la guerra, el segundo fabricante de automóviles de Alemania tuvo que detener la producción de automóviles destinados al público. Como explica Stefan Felber, del Audi museum mobile: `La historia de Audi es demasiado apasionante como para contarla de una manera convencional. Nuestra intención ha sido hacerla comprensible en un primer vistazo y hacerla asequible también a los niños`.

Los amantes de los automóviles agradecerán la oportunidad de contemplar extraordinarios exponentes de los primeros años de la historia de Audi, como por ejemplo el eternamente elegante Audi Front Roadster, que se exhibe por primera vez. Sólo dos unidades de este prototipo de construyeron en 1935 y ambas han desaparecido. Por eso, Audi Tradition trasladó un chasis original a los especialistas de Zinke, en Zwönitz, que construyeron una réplica de la carrocería con la única ayuda de unas fotografías. Ahora, este roadster, todo un `sueño en blanco`, se presenta en público en el Audi museum mobile. Otro de los atractivos de la muestra es el Audi Type A de 1911. Exhibido por primera vez en las oficinas centrales de la compañía, en Ingolstadt, es el automóvil número 78 salido de la factoría de Audi en Zwickau y el superviviente más antiguo. Este Type A único, dotado de un motor de 26 CV, era capaz de alcanzar una velocidad de 75 km/h. Para la muestra `Desde Horch hasta Audi ¿ La historia de la perfección tiene un nuevo nombre`, este automóvil ha sido cedido por el National Technical Museum de Praga, siendo ésta la primera vez que, de manera excepcional, se presta para un evento así.

El segundo automóvil más antiguo de la exposición es un Audi Type E construido en 1913, también con una rica historia a sus espaldas. Su motor de 55 CV, con una cilindrada de 5,7 litros, es el más grande construido por Audi durante su etapa en Zwickau. Este modelo siguió en producción hasta 1924. En la muestra podrán contemplarse dos unidades, una de la primera remesa de la producción y otra de la última. Aunque ambos poseen carrocerías de turismo abierto muy similares, los cambios introducidos a lo largo de su periodo vital de 11 años son claramente apreciables. El héroe de la competición, sin embargo, es el `Alpine Victor`, el Audi Type C, producido entre 1911 y 1925. Con el propio August Horch como uno de sus pilotos, este coche ganó el Austrial Alpine Rally, en aquel momento la prueba más dura de su género, tres veces consecutivas, la última de ellas en 1914. El coche de la muestra data de 1919 y se conserva aún en perfecto estado de funcionamiento.

Audi estableció una serie de hitos tecnológicos en 1923 con el Audi Type M, en su día uno de los automóviles más lujosos y caros de Alemania. Su motor tenía un bloque de aleación ligera y un árbol de levas en culata movido por un eje vertical y engranajes cónicos. Se le dotó de un filtro de admisión. Este fue el primer modelo de Audi con frenos en las cuatro ruedas. Su precio, 22.300 Reichmarks, no estaba al alcance de cualquiera y de las 228 unidades construidas, sólo han sobrevivido tres y un chasis adicional. El coche de la exposición es una reproducción seccionada, que ilustra las extraordinarias soluciones técnicas del modelo original y la terminación artesanal del modelo original. Al Audi Type M le siguió el primer automóvil con motor de ocho cilindros de la marca, el Audi Type R `Imperator`, que traspasó la barrera simbólica de los 100 CV. El ejemplar de la muestra data de 1929 y se trata de la única unidad que queda en todo el mundo de este modelo.

En 1931 Audi comenzó a construir el Type P, el primer utilitario de la historia de la marca. Durante muchos años se pensó que no había sobrevivido ninguna unidad, hasta que en 2003 se encontró uno en una vieja cochera de Ludwigsburg. Su documentación indicaba que su último propietario fue el alcalde de una ciudad de la región alemana de Suabia y que el coche había sido retirado de la circulación en 1955, pasándose casi medio siglo como una `bella durmiente` esperando a ser despertada. Después de una exhaustiva restauración en Riga (Letonia), Audi Tradition está en disposición de mostrar este coche, el único Type P superviviente, de nuevo. Esta gran exposición del centenario se completa con automóviles producidos por Auto Unión tras su creación y hasta 1940: dos Audi Front 225 diferentes, de 1935, y el último Audi que se fabricó antes del estallido de la guerra, el Audi 920 de 1939.

En 2009, la marca Audi, establecida por August Horch el 16 de julio de 1909, celebra su centenario. Los cuatro aros del emblema de Audi simbolizan las marcas Audi, DKW, Horch y Wanderer, que se agruparon bajo el paraguas de Auto Unión en 1932. Auto Unión y NSU, que se fusionaron el 1969, contribuyeron de manera significativa al desarrollo del automóvil. AUDI AG nació a partir de Audi NSU Auto Unión AG en 1985. Junto a las compañías tradicionales Auto Unión GmbH y NSU GmbH, Audi Tradition cuida y exhibe la rica historia de Audi. El Audi museum mobile del Audi Forum de Ingolstadt abre sus puertas diariamente de lunes a domingo de 9:00 horas a 18:00 horas. El August Horch Museum de Zwickau permanece abierto de martes a domingo entre las 9:30 horas y las 17:00 horas.

Esta entrada fue publicada en Audi, Eventos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario