Exclusivo motor TDI para el Audi R18

.- A falta de sólo cinco semanas para las 24 horas de Le Mans
.- Equipa un nuevo compacto motor V6 TDI dotado de un único turbocompresor
.- El compresor de escape y la turbina de geometría variable (VTG) están situados entre las bancadas de cilindros.

El nuevo Audi R18, con el que Audi persigue alcanzar su décima victoria en las 24 Horas de Le Mans, que se celebrarán durante los próximos días 11 y 12 de junio, está listo hoy con “la tecnología de mañana”. Durante el desarrollo del nuevo coche de competición LMP1 se han tenido en cuenta tanto la posible integración de un futuro motor eléctrico para suministrar la potencia como varios posibles conceptos de sistemas de recuperación de energía.

“Somos muy conscientes de la existencia de estos sistemas”, explica el director de Audi Motorsport, Dr. Wolfgang Ullrich. “En nuestra opinión, tan pronto como esta tecnología pruebe que es la más eficiente, nosotros la usaremos para competir en Le Mans”.

Aunque los motores diesel se han visto varias veces limitados por la normativa desde su introducción victoriosa en Le Mans 2006, Audi confía una vez más en el poder del TDI para su nuevo modelo de competición en la categoría LMP1. “Audi inventó el motor TDI y está convencida de que su tecnología sigue siendo una de las más modernas y eficientes formas de hacer funcionar un coche , sobre todo en Le Mans, donde los motores que aporten una elevada potencia específica, bajos consumos de carburante y reducidas emisiones contaminantes son una necesidad”.

Las nuevas normas emitidas por el Automobile Club de L´Ouest (ACO) e introducidas en la competición de este año imponen el uso de motores significativamente más pequeños. Audi ha elegido uno particularmente compacto, un 3.7 litros V6 TDI, que es aproximadamente un 25 por ciento más ligero que el bloque V10 TDi con el que anteriormente equipaba al Audi R15 TDI, y que deja todas las opciones abiertas a los técnicos en lo que respecta a la electrificación y la recuperación de energía. “Esto no era posible en el caso de haber optado por un V8, por ejemplo, que también está permitido por las nuevas regulaciones”, explicó Ullrich Baretzky, Director de Desarrollo de Motores en Audi Motorsport.

Sin embargo, Audi no solamente va a sorprender por el uso de su extremadamente compacto motor. El concepto es igualmente innovador para un coche de competición en la categoría LMP1. Para bajar el centro de gravedad lo máximo que sea posible y conseguir mejorar los flujos de aire a través del coche, los colectores de escape se han trasladado desde su posición a los lados derecho e izquierdo del motor para situarse ahora justo entre las dos bancadas de cilindros. “Hot Side Inside” (Caliente lado interior) es el nombre dado por los especialistas a este concepto, el cual fue llevado a cabo de forma similar en la Fórmula 1 durante la década de los años 80. Pero el motor V6 TDI que mueve al Audi R18 TDI, que tiene el ángulo que forma la V de los cilindros a 120 º y, por consiguiente, un centro de gravedad bastante bajo, está técnicamente más avanzado que los de su generación y sirve además como un demostrador tecnológico para el desarrollo y la futura producción de nuevos motores.

En contraste con los anteriores modelos de competición de Audi para Le Mans, que disponían todos de dos turbocompresores, el Audi R18 TDi está ahora lógicamente equipado únicamente con un simple turbocompresor que también está situado por encima del motor y respira el aire que toma directamente a través de la toma abierta en el techo. “De esta manera, nosotros somos capaces de aprovechar la presión aerodinámica que se genera a elevadas velocidades con mínimas perdidas en la potencia”, explica el Dr Martin Mühlmeier, Director de Tecnología de Audi Motorsport.

El concepto mono-turbo desarrollado en colaboración con el especialista Garret solamente fue posible gracias a la turbina de geometría variable (VGT) que ya se ha usado victoriosamente en el Audi R15 TDI . “De otra manera, la respuesta característica en caso de haber utilizado un turbocompresor más largo habría sido muy mala”, explica Baretzky.

El concepto se continuó lógicamente a través de un único tubo de escape de gases que sale por la parte trasera del Audi R18 TDI por debajo de la nueva aleta que está estipulada por la nueva reglamentación. “Esto también entra dentro de nuestra filosofía Audi de tecnología ultraligera” dice Baretzky “porque nos permite ahorrarnos tanto el uso de determinados componentes -por ejemplo el de un segundo filtro de partículas diesel- como aligerar el peso del vehículo”.

Audi Motorsport viene trabajando desde julio de 2009 en un innovador concepto de motor para el cual había muchas posibles rutas para explorar. Para controlar las enormes presiones de encendido y la elevada enorme que ahora se distribuyen únicamente entre seis cilindros se ha desarrollado un método único de enfriamiento de las culatas para este motor de aluminio, un concepto que también puede resultar interesante para la producción en el futuro.

Debido a la compacidad del motor y a sus despejados flancos, los flujos de aire procedentes de los enfriadores pueden salir prácticamente sin trabas por la parte trasera. “Como resultado de esto, hemos podido incrementar la eficiencia aerodinámica del coche” dice Martin Mühlmeier , director de Tecnología de Audi Motorsport. Este aspecto es ahora aún más importante que antes en Le Mans debido a la reducción de la potencia de los motores -en el caso del Audi R18TDI, de más de 540 CV.

Otro aspecto único de los nuevos coches de competición en Le Mans es su inusual sonido. El Audi R18 TDI es probablemente el más silencioso coche de competición que Audi Sport jamás ha construido. “El ruido es energía no utilizada”, destaca el Dr. Wolfgang Ullrich, quien está encantado con el susurrante murmullo del Audi R18TDI. “Su sonido es único”, afirma el entusiasta Tom Kristensen, el piloto que más veces ha ganado en Le Mans. “Es difícil de describir. Tienes que escucharlo por ti mismo. Yo creo que es fantástico”.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario