España es el segundo fabricante de vehículos a nivel europeo y el décimo segundo mundial







 La fabricación mundial de vehículos superó en el año 2012, los 84
millones de vehículos, un 5,3% más que en el año anterior. Por regiones, el mayor crecimiento lo
obtuvo América con un 12,5% de incremento, seguida de Asia‐Oceanía (+7,7%) y África (+5,5%).
En laUE la producción semantuvo en losmismos volúmenes que el año anterior(+0,7%).
Porsu parte, España mantuvo la segunda posición en el ránking de países productores dentro de
la Unión Europea, con un total de 1,9 millones de vehículos producidos, prácticamente la misma
cifra que Francia, que se sitúa como tercer país productor de la UE. Alemania sigue liderando el
ranking europeo conmás de 5millones de vehículos producidos en 2012.
La lucha mundial por atraer inversiones productivas e industriales es constante. De ahí, que, a
pesar de las nuevas inversiones anunciadas por la industria del automóvil en España
recientemente, no podemos caer en la autocomplacencia. Debemos seguir trabajando en
aumentar la competitividad de nuestrasfactorías, el futuro no está asegurado. Iniciativas como
el Plan 3 Millones plantean un incremento importante de los volúmenes de producción en
España, con un horizonte de los 3 millones de vehículos. Pero es imprescindible acometer
reformasindustriales de calado paramejorarla competitividad.
En palabras de Mario Armero, “Para empezar a hablar de un "renacimiento de la industria",
necesitamos una estructura de producción bien engrasada, Incentivos fiscales, mercado de
trabajo flexible, avances en tecnología y expectativas de recuperación de la demanda interna e
internacional. Es necesario tanto converger en competitividad, como la necesidad imperiosa de
atraer capital productivo para volver a crecer de forma sostenida.”
Y añadió, “Superar los retos para atraer inversiones no es fácil, pero tampoco es imposible.
Nuestra sociedad lo merece. Y nuestra juventud, pensando en el futuro, nos lo demanda. España
está en un momento de relanzamiento industrial en el automóvil, pero la situación sigue siendo
complicada. El mapa mundial del automóvil se está reconfigurando y queremos crecer en
producción, nuevos diseños, carga de trabajo. Queremosrecuperar atractividad para mantener y
expandir nuestra capacidad. Son momentos críticos para presentar propuestas que faciliten el
cambio delmodelo productivo, pero el automóvil puede ser un catalizador de este cambio. “
Esta entrada fue publicada en Economia motor. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario