Espacio dinámico: La nueva Clase R, el Grand Sports Tourer de Mercedes-Benz

Con la nueva Clase R, el Grand Sports Tourer de Mercedes-Benz,
la marca automovilística alemana confirma su papel de pionero y precursor de nuevas tendencias en el mundo del automóvil. La innovadora concepción de este vehículo conjuga las ventajas de varias categorías de vehículos: el Grand Sports Tourer es un turismo deportivo, una berlina familiar, un monovolumen y un “Sport Utility Vehicle” (SUV) en una carrocería con carácter nuevo y autónomo. Sus distintivos son diseño, dimensiones y dinamismo. La nueva Clase R saldrá a la venta en Estados Unidos en otoño de 2005; la comercialización en Europa está prevista para comienzos de 2006.

Dimensiones: habitabilidad de lujo y hasta 2385 litros de volumen máximo de carga

La carrocería de la Clase R tiene 5157 milímetros de longitud: es decir, el formato de una berlina de la gama alta. En cambio, el habitáculo del nuevo Mercedes es mucho más amplio que el de un turismo de lujo convencional. La distancia entre los asientos de la primera y la segunda fila, por ejemplo, es de 920 milímetros; entre la segunda y la tercera fila se dispone de 840 milímetros. Además, los asientos de la segunda fila pueden ajustarse individualmente en sentido longitudinal, para alcanzar una distancia entre asientos mayor aún, de 990 milímetros. Entre la segunda y la tercera fila se dispone de un máximo de 920 milímetros (en función de la posición de los asientos).

Las demás cotas relevantes para el confort de los ocupantes, como la altura libre sobre los asientos (1027 milímetros en las plazas traseras) y la amplitud a la altura de los hombros (1530 milímetros delante, y 1514 milímetros detrás) demuestran también que la generosidad es el término que mejor define el interior de la Clase R de Mercedes-Benz.

Los seis pasajeros disponen de cómodos asientos individuales; en la segunda fila, con apoyabrazos a ambos lados. Los cuatro asientos traseros pueden plegarse individualmente. De ese modo se logra un volumen máximo de carga de 2385 litros (método de medición de la VDA): mucho más que en una berlina familiar convencional.

Dinamismo: motores V6 y V8 con un par motor máximo de 510 Nm

El espectro de potencia de los motores disponibles para la Clase R es muy amplio: de 224 CV a 306 CV. Estas cifras suponen un anticipo muy prometedor del dinamismo y el placer de conducción que brinda la nueva serie de modelos. El potente propulsor de 8 cilindros en V acelera al R 500 en sólo 7 segundos de 0 a 100 km/h, y le permite alcanzar una velocidad punta de 245 km/h.

El abanico de motorizaciones incluye también un nuevo motor diesel de seis cilindros con inyección directa common-rail de tercera generación. Esta técnica es garante de un consumo bajo de combustible, menos emisiones contaminantes y mayor suavidad de marcha, apreciable desde el momento en que se arranca el motor. El propulsor V6 pone a disposición su par motor máximo (510 Nm) a partir de las 1600 rpm: esta cota es el valor punta del mercado en esta clase de cilindrada. No menos ejemplar es el consumo de combustible: el R 320 CDI (224 CV) se contenta con 9,3 litros cada 100 kilómetros.

El R 350 está equipado con el nuevo motor de gasolina V6, que entrega 272 CV y acelera al vehículo en 8,3 segundos de 0 a 100 km/h. La velocidad punta de este modelo es 230 km/h.
Todos los motores se combinan de serie con el cambio automático de siete marchas 7G-TRONIC.

Un sistema de tracción integral permanente, el sistema electrónico de tracción 4ETS y el programa electrónico de estabilidad ESP® avalan la seguridad de la nueva Clase R, y le permiten avanzar con soltura, incluso si el estado de la carretera o las condiciones atmosféricas son adversas. Estos sistemas forman parte del equipamiento de serie de la nueva gama de modelos, al igual que la suspensión neumática del eje trasero. El Clase R puede llevar opcionalmente la suspensión neumática integral AIRMATIC. Este equipo se combina con el sistema de amortiguadores adaptativos ADS, y permite aumentar en 50 milímetros la altura de la carrocería al circular sobre terrenos irregulares. Al conducir a alta velocidad, AIRMATIC reduce automáticamente la altura de la carrocería –20 milímetros a partir de 120 km/h– con lo que disminuye la resistencia aerodinámica.

Seguridad: sistema preventivo de protección para los ocupantes PRE-SAFE® y reposacabezas activos Neck-Pro

El sistema preventivo de protección para los ocupantes PRE-SAFE®, distinguido con numerosos premios internacionales, está disponible como opción para la nueva Clase R. Este equipo detecta situaciones críticas en el vehículo, y entra en acción inmediatamente, preparando el automóvil y a los ocupantes para afrontar con mayor seguridad una posible colisión. Entre otras medidas, se tensan los cinturones de seguridad del conductor y del acompañante, se coloca el asiento del acompañante (de regulación eléctrica con función de memoria) en la posición más favorable y se cierra automáticamente el techo corredizo. Gracias a estas medidas preventivas de protección, los ocupantes se encuentran en el momento de la colisión en una posición ideal para beneficiarse de la acción de los cinturones de seguridad y los airbags.

En la nueva Clase R se montan de serie airbags frontales adaptativos, airbags laterales en las plazas delanteras y windowbags. En todos los asientos se dispone de pretensores pirotécnicos y limitadores de la fuerza de tensado de los cinturones. Otra innovación de Mercedes que optimiza la seguridad de los ocupantes son los reposacabezas activos NECK-PRO (equipo opcional): si se produce un choque por alcance, los reposacabezas se desplazan en fracciones de segundo 44 milímetros hacia delante con el fin de recoger antes la cabeza de los ocupantes de las plazas delanteras y reducir el riesgo del “síndrome del latigazo”.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario