En 2010 se podrán matricular coches en un sólo día y se prescindirá de la documentación en papel. La gestión online de todos los procesos simplificará los tramites y ahorrará tiempo y dinero

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo (MITyC), y la Dirección General de Tráfico (DGT) han presentado los resultados del proyecto Integración electrónica de procedimientos entre la administración y la Industria del Automóvil. Inscripción de tarjetas ITV online y matriculación telemática de vehículos en el Salón internacional del Automóvil de Barcelona. Esta iniciativa, que ha contado con la colaboración de SEAT y T-Systems, reducirá los tiempos y trámites necesarios para obtener la documentación, permisos y matrícula de nuevos vehículos. La implementación de este nuevo sistema totalmente electrónico conllevará también la eliminación de la documentación física que hoy en día deben llevar los coches.

La nueva herramienta, que está previsto que entre en funcionamiento a lo largo de 2010, pretende simplificar y acelerar los todos los procedimientos. Por eso su implementación no requerirá ninguna tecnología nueva y los trámites se harán a través de una página especialmente diseñada. A ella podrán acceder los fabricantes, representantes e importadores de vehículos así como los gestores encargados de tramitar las matriculaciones.

Además el nuevo sistema online supondrá mejoras en accesibilidad, ya que se podrá acceder desde cualquier ordenador con conexión a internet; disponibilidad, puesto que está disponible 24 horas al día durante todo el año; seguridad, todos los usuarios deberán utilizar un sistema de firma electrónica para acceder y utilizar el nuevo servicio; y simplificará la gestión centralizando todos los procesos. Otro de los beneficios del nuevo proceso será la mejora de ficha técnica de los vehículos que incorporará más información de la disponible hasta ahora. El cartón actual incluía 50 características del automóvil mientras que la nueva ficha electrónica doblará el número de estas características.

El Subdirector general adjunto de Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones del MITYC, Carlos Maza, ha explicado que la nueva plataforma implicará “mejoras en la productividad de los fabricantes mediante el ahorro de costes y tiempo”. Unas mejoras que algunas fuentes han calculado que podrían suponer un ahorro anual de cerca de 20 millones de euros. Para ciudadano, el principal beneficio consistirá en “la reducción del tiempo de tramitación de la matriculación de su nuevo vehículo”

El sistema fue probado con éxito a principios de mayo y demostró el gran ahorro de tiempo que supondrá su implementación. Hasta ahora los trámites necesarios para matricular un coche no podían realizarse en menos de dos días,mientras que la nueva plataforma electrónica permitió matricular seis unidades del nuevo Seat Exeo en sólo 60 minutos. Ahora, el siguiente paso en la implementación del nuevo sistema de gestión será incorporar a todos los fabricantes, concesionarios, distribuidores y financieras en el proyecto y la realización de una prueba piloto que está prevista para finales de 2009 o principios de 2010.

CC.OO, UGT y ANFAC, a favor del plan de ayudas directas
Los representantes de las secciones de automoción de UGT y CC.OO se han unido hoy a la valoración positiva que ya había hecho la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) del plan de ayudas directas para la compra de un automóvil nuevo, anunciado ayer por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Su opinión se ha recogido en la Jornada del Observatorio Industrial del sector de fabricantes de automóviles y camiones, que se ha celebrado esta mañana en el Salón del Automóvil, organizada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, en la que han participado representantes de ANFAC, de los dos sindicatos y de la Federación de Centros Tecnológicos de España (FEDIT).

Pendiente de la reunión de mañana entre el Ministerio de Industria con los representantes de las comunidades autónomas, Jesús Candil, director general de Industria, ha señalado que ellas “son soberanas y por lo tanto tienen que tomar su propia decisión en lo que respecta a contribución económica al plan de ayudas directas para la compra de automóviles”. “Nuestra impresión –ha dicho- es que, en general, están a favor. La Administración central y las comunidades autónomas debemos responder a las peticiones de ayuda, como se ha hecho en otros países de Europa. Ahora es el momento de hacerlo –ha afirmado- y aunque hay que realizar un proceso administrativo, a partir del 1 de junio ya se podrán recibir estas ayudas”. De acuerdo con esta propuesta, está prevista la aportación directa de 2.000 euros para la compra de un automóvil nuevo a cargo de los fabricantes (1.000 euros) y los restantes se repartirán a partes iguales entre la Administración central y la comunidad autónoma en la que se adquiera el vehículo.

Por su parte, el responsable de automoción de la federación estatal de UGT, Rogelio Luis Mena, ha afirmado que “esta medida ha sido bien recibida porque va a contribuir a mantener los puestos de trabajo y esperamos que también favorezca la consolidación del empleo”. En su opinión, “el consumidor estaba esperando este tipo de ayuda y será un revulsivo importante que transmite además un mensaje de confianza básico para salir de la crisis”.

En el mismo sentido se expresó el responsable de Constructores de Automoción de la Federación Industria de CC.OO., Alfonso Rodríguez, quien ha señalado que “el plan de ayudas directas es un cambio radical y ayudará a vender más coches”. Matizó, sin embargo, que “en lo que respecta a los puestos de trabajo no supone una garantía, porque todo depende de la evolución de la economía. Pero cualquier ayuda que contribuya a reactivar las ventas es bien recibida”, afirmó.

La directora económica de ANFAC, Aranzazu Mur, reiteró la postura de los fabricantes respecto al plan de ayudas y señaló que ha sido bien recibido por el sector. “Llevamos meses pidiéndolo a la Administración en vista de la caída de la demanda”. Mur expresó la conformidad de los fabricantes respecto a la aportación económica que les corresponde en el plan de ayudas. Con respecto al pacto con las comunidades autónomas ha dicho que “se va conseguir”.

El Observatorio Industrial del sector de Fabricantes de Automóviles y Camiones se constituyó en 2005 con el objetivo de contribuir al desarrollo y competitividad de la industria de la automoción. Se trata de un foro de encuentro permanente y una herramienta de análisis de la competitividad del sector del que forman parte el ministerio de Industria, Turismo y Comercio, el ministerio de Trabajo, los fabricantes de vehículos, representados por ANFAC, además de UGT, CC.OO y los centros tecnológicos agrupados en FEDIT.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario