El transporte de equipaje en la moto

ImageA no ser que hayamos comprado una moto adaptada para viajar, en algún momento nos encontraremos con la necesidad de llevar ropa u objetos sobre la moto. Pero este transporte lo tendremos que hacer tomando una serie de precauciones. Si el recorrido es corto, o los objetos que vamos a transportar son pocos, podemos optar por la típica mochila, eso si, teniendo en cuenta lo que comentábamos sobre los objetos a llevar en los bolsillos.

ImageSi por el contrario, viajaremos a menudo, lo mejor es que nos hagamos con dispositivos preparados para el transporte de equipaje, bien por nuestra seguridad o por la de nuestra espalda. Si disponemos de una moto deportiva, o bien nos gusta cambiar de motocicleta cada cierto tiempo, viajando de forma esporádica, lo más recomendable es que nos hagamos con el denominado equipaje flexible. En el mercado, existen multitud de bolsas sobre-depósito, alforjas, maletas, fabricadas en material similar a la cordura, que permiten cargarlas y adaptarlas de un modelo a otro sin necesidad de realizar reformas en los sub-chasis u otras partes de la moto. Su anclaje suele ser bastante sencillo, con imanes o cinchas para atar a ciertas partes de la moto (anclaje de equipaje, estriberas del pasajero, etc). Sólo debemos preocuparnos de que lo atemos todo correctamente y no nos haga contacto ninguna bolsa con el escape u otra parte caliente de la moto.

ImageSi viajamos cada poco, la mejor compra es un juego de maletas duras, ancladas firmemente a la moto, que nos facilitará la carga y descarga. Además, no deberemos tener la precaución de llevárnoslas con nosotros al aparcar la moto porque disponen de dispositivos de anclaje mediante llave y cierres del mismo tipo, con lo que podremos dejar dentro objetos sin temor a que nos los roben.

Colocar el equipaje en la moto

ImageDespués de haber tratado el tema de los tipos de porta-equipajes disponibles para las motocicletas de hoy en día, toca pararse a pensar un poco en las precauciones que debemos tener para colocar todo lo que queremos llevar.

Viajando en la moto, con una buena chaqueta y un buen pantalón, lo único que debemos llevar debajo es ropa de algodón, que además ocupa poco.

Tejidos elásticos como la lycra, también son bien recibidos por las maletas, pues ocupan poco y se lavan y secan con relativa facilidad.

Unos zapatos o playeros, para cuando no vayamos con la moto, nos servirá para no estar todo el día con las botas, aunque si estas, son de tipo turística, podrán pasar perfectamente por un calzado normal.

ImageLo más pesado que vayamos a transportar, debe situarse lo más cercano al centro de gravedad. Lo mejor es situarlo sobre el depósito. Las dos maletas laterales, deberán ir completamente equilibradas en cuanto al peso.

Es recomendable hacer una lista con la situación de todo lo que llevamos, pues con tantos bolsos y departamentos, nos podemos echar un buen rato buscando sin encontrar lo que buscamos.

Ah! Y si las bolsas no son impermeables, o no disponen de fundas para tal fin, bolsas de basura y cinta. Lo peor que os puede pasar es llegar al destino y tener toda la ropa mojada.

Cuidado con lo que llevamos en los bolsillos

ImageProsiguiendo con el tema de la seguridad en los vehículos de dos ruedas, debemos acordarnos de algo que, a priori, parece una tontería y sin embargo puede acarrearnos lesiones de gravedad en caso de caída. Me refiero a todo ese maremágnum de cosas que llevamos en los bolsillos.

ImageLo ideal sería que lleváramos todo lo que necesitamos (cartera, móvil, llaves, etc) solidario a la moto, ya fuese por ejemplo, en una bolsa sobre-depósito o en las maletas. Como normalmente esto no es posible, intentaremos que los objetos más duros no vayan en los bolsillos frontales, pues nos pueden provocar una rotura de costillas o incluso que nos lo clavemos.

ImageSi tenemos que elegir entre llevar una mochila o una riñonera, siempre es preferible la mochila, pero debemos llevar entre nuestra espalda y ella una protección de columna. Existen mochilas con ella ya incorporada, que nos evita el engorro de llevarla por separado. La riñonera es más cómoda, pero no podemos poner nada entre ella y nuestro cuerpo para evitar daños. Siempre debemos asegurarnos que todo lo hemos dejado bien atado y que ninguna cincha ni correa se puede enganchar con la moto

Por último, nunca llevar objetos voluminosos, ni siquiera en la mochila. Por ejemplo, una cámara de fotos, una lata de aceite o algo parecido, puede hacer que nos rompamos una vértebra si damos con nuestra espalda contra el suelo.

Esta entrada fue publicada en Seguridad en motos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario