El sector del motor arranca: el nuevo VIVE firma 1.200 operaciones en un mes

Gaceta.es

Ha pasado de ser un fiasco (35 operaciones en dos meses) a dar un respiro al sector. Pero no funciona: el ministerio esperaba que se realizaran 10.000 al mes.

El sector del motor arranca: el nuevo VIVE firma 1.200 operaciones en un mes

Smart emite menos de 120 gramos de CO2.

El VIVE revive, pero es insuficiente. El juego de palabras es inevitable con ese nombre: Vehículo Innovador, Vehículo Ecológico. El plan de achatarramiento de automóviles puesto en marcha a finales del pasado mes de julio por el ministerio de Industria renace tras las intervenciones a las que fue sometido en diciembre. Gracias a esos cambios, ha pasado de ser un fiasco absoluto, con apenas 35 operaciones firmadas a lo largo de sus dos primeros meses de existencia, a dar un ligero soplo de aire fresco a un sector decadente: el nuevo VIVE ha realizado  1.200 operaciones en su primer mes de aplicación.

Aún así, esta mejora se queda corta. Las ayudas siguen siendo a la financiación cuando la principal dificultad está en encontrar esa financiación. El ministerio calculó en su día que el programa serviría para achatarrar 240.000 vehículos durante sus dos años de vigencia, unos 10.000 coches al mes.

Y el mercado sigue en rojo. Si el pasado ejercicio las ventas de coches retrocedieron a 1998 con poco más de un millón de unidades comercializadas, la situación no mejora en este comienzo de año. En la primera quincena del mes el descenso es ya superior al 30% y los concesionarios tienen una soga al cuello: los coches que se acumulan en sus almacenes. La asociación de fabricantes de vehículos, Anfac, calcula que el stock de coches nuevos por vender alcanza ya las 400.000 unidades.

De ahí que las distintas agrupaciones del sector mantengan entre sus reivindicaciones para incentivar la demanda la puesta en marcha de ayudas directas a la compra de vehículos, lo que en la práctica significaría la recuperación del anterior plan, el Prever. Frente a las 1.200 unidades del VIVE en un mes, lo que supondría unas 14.400 unidades en un año, el Prever alcanzó una media de 300.000 operaciones al año durante la década que estuvo en funcionamiento.

El VIVE son ayudas a la financiación del coche estructuradas a través del ICO, que cuenta con un montante de 1.200 millones de euros para ello. La ayuda es, por tanto, lo que se ahorre en el pago de los intereses. Eso sí, el montante que puede alcanzar el VIVE es superior al del Prever. El actual supera los 1.000 euros mientras que el Prever sólo alcanzaba los 480 euros.

Esta entrada fue publicada en Coches Ecológicos, General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario