El sector del automóvil traslada al presidente del Gobierno su compromiso con el país

 

 

Ayer se clausuró la Cumbre Internacional del Automóvil que se ha celebrado por primera vez en España. Esta Cumbre ha supuesto un respaldo expreso y firme a España como potencia mundial y europea en la fabricación de vehículos.
En un momento de difícil visibilidad internacional, la industria internacional del automóvil ha apostado por España. García Sanz, Presidente de ANFAC dijo: “”Para la industria española del automóvil la reunión que mantuvo ayer el Presidente del Gobierno español, con los Iíderes del sector a nivel europeo y con los representantes de nuestra propia asociación significa un hecho muy importante.

Hemos podido transmitir nuestras preocupaciones, y nuestra firme apuesta por contribuir al crecimiento económico y a la superación de la crisis actual.

“En el entorno europeo, se transmitió al Presidente la debilidad actual de los mercados que
amenazan seriamente a la industria del automóvil, que es sin duda alguna, la columna
vertebral de la economía. Si el mercado europeo está débil, el español está muy, muy
grave”.
Desde ANFAC, se transmitió al Presidente del Gobierno la necesidad de recuperar cuanto antes las ventas, la confianza y la calidad de nuestro parque, para así contribuir al propio
crecimiento económico español. Se han presentado un plan de estímulos trabajado en
conjunto por el sector, que entendemos combina crecimiento con austeridad fiscal.

Confiamos en que en algún momento puedan ser atendidas nuestras peticiones.
Los costes logísticos también coparon una parte importante de la conversación con el
Presidente del Gobierno. Mario Armero dijo “La exportación está siendo cada vez más difícil y debemos mejorar con mayor rapidez las infraestructuras disponibles para nuestros
transportes, potenciando los accesos a los puertos e introduciendo los cambios regulatorios
necesarios para optimizar la eficiencia de los medios de transporte que utilizamos.”
Asimismo, se trató de forma especial la competitividad de nuestro sector, que está sujeto a
una durísima competencia no sólo entre marcas sino también entre las diferentes plantas de un mismo grupo.

La energía, los costes laborales o el apoyo al I+D+i son aspectos críticos en esta tarea, y en los que esperamos contar con el apoyo del Gobierno español, que está comprometido en mejorar la eficiencia general de la economía española.

En particular, la reforma laboral, que ha sido difícil y necesaria, necesita todavía
complementos que aseguren la plena autonomía del convenio de empresa y el adecuado
retorno en los programas de formación que realizan las empresas.Por último, se ha reiterado al Presidente el compromiso de la industria española del automóvil
en el esfuerzo que se está llevando a cabo para reformar nuestra estructura económica y hacer de España un país con futuro.

Mario Armero terminó diciendo: “Creemos que la política económica debe incluir una política industrial fuerte que apoye los esfuerzos que el automóvil y el resto del sector industrial está haciendo por generar un modelo de crecimiento sostenible y porque la marca España sea un activo importante. “.

Esta entrada fue publicada en Anfac. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario