El SEAT Ibiza cumple 20 años

El Salón del Automóvil de París de 1984 fue testigo de la presentación mundial del SEAT Ibiza, un modelo que representaba toda la ilusión de la marca española por seguir adelante, como marca autónoma, en la muy competitiva industria del automóvil. Hoy, 20 años después, el Ibiza vuelve al certamen parisino con una exitosa trayectoria que le ha convertido en el modelo más emblemático y vendido de la marca.
Tras iniciar en solitario su andadura, con la creación de una nueva gama de modelos y de una red comercial fuera de España, SEAT realizó entonces un importante esfuerzo para concebir sus primeros modelos en el Centro Técnico de Martorell. Así nació el Ibiza, primer producto desarrollado íntegramente por SEAT y que causó admiración por lo audaz de su propuesta.
Las principales señas de identidad del nuevo modelo eran un atractivo diseño firmado por Giugiaro, unas dimensiones superiores al del resto de sus competidores, una habitabilidad destacable y la potencia y deportividad de sus motores System Porsche.
Cinco generaciones del Ibiza
Desde aquel histórico día, más de 3.300.000 unidades del SEAT Ibiza han sido fabricadas. La primera unidad salió de la antigua fábrica de SEAT en Zona Franca (Barcelona) el 27 de abril de 1984. En 1991 se presentó la segunda versión, el Ibiza New Style, que añadía una imagen más moderna y nuevos equipamientos a la gama. De estas dos generaciones, SEAT fabricó casi 1.300.000 unidades, superando al que había sido hasta el momento el modelo más producido de la marca española: el 127.
En 1993, y coincidiendo con la inauguración de la fábrica de Martorell, nació la tercera generación, un coche desarrollado completamente por la marca española ya integrada en el Grupo Volkswagen y que triunfó en el Campeonato del Mundo de Rallies en la categoría de los 2 litros, competición que ganó los años 96, 97 y 98. Fruto de los éxitos deportivos nació el primer Ibiza Cupra, la versión más deportiva de la gama. Además, esta tercera generación fue pionera en la introducción de la tecnología TDI en esta clase de vehículos.
La cuarta generación del modelo se presentó en el salón de Barcelona en mayo de 1999 y fue la primera en ofrecer el control de tracción (TCS) y el programa electrónico de estabilidad (ESP) dentro de su segmento. SEAT produjo más de 1.500.000 unidades de este modelo desde 1993 a 2001, es decir, de la tercera y cuarta generación del Ibiza.
En 2001, el salón de Bolonia fue el marco elegido por la marca para presentar la quinta generación del Ibiza, un vehículo del que ya se han fabricado más de 530.000 unidades. El Ibiza actual, que refleja la apuesta de SEAT por el diseño y la deportividad, se alzó como un puente hacia la nueva generación de coches SEAT, iniciada este año con el Altea.
Esta entrada fue publicada en Seat. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario