El Salón del Automóvil respira el ambiente de la Fórmula 1 Coincide este fin de semana con el Gran Premio de España

El Salón Internacional del Automóvil de Barcelona, que hoy ha abierto sus puertas, coincide este fin de semana con el Gran Premio de España de Fórmula 1, quinta prueba del Campeonato del Mundo, que ha arrancado esta mañana en el Circuit de Catalunya, en Montmeló, con los entrenamientos oficiales. El Salón del Automóvil respira Fórmula 1 y espera recibir la visita de numerosos aficionados a las carreras, que encontrarán en el recinto de Montjuïc ambiente de competición y varios monoplazas expuestos.

En el salón se pueden admirar diversos monoplazas de Fórmula 1. En el stand de Renault (Palacio 8) se puede ver el R29, como el que pilotan Fernando Alonso y Nelson Piquet, con motor RS27 V8 atmosférico a 90º, 95 kg. y 2.400 cc. Por su parte, en el stand de Mercedes Benz, se exhibe un monoplaza Vodafone McLaren-Mercedes MP4-23, como el que pilotan Lewis Hamilton y Heikki Kovalainen. En total son cinco las marcas que exponen en el salón y que al mismo tiempo participan en la F-1: Mercedes-Benz, Renault, Fiat-Ferrari, BMW y Toyota.

En la pista que BMW-Sauber tiene en su stand hay una reproducción de un pequeño pit-lane en el que el BMW Sauber F1 Team hace demostraciones de potencia (Z3). También puede contemplarse un monoplaza histórico, el Auto Unión Type D, de 1938, precursor de la actual Fórmula 1, con motor de 12 cilindros en V, 485 CV y 330 km/h., que puede verse en el stand de Audi (Palacio 8).

En el espacio del Circuit de Catalunya, los visitantes hallarán información sobre las diferentes ofertas del circuito y las actividades que se organizan con motivo del Gran Premio. Además, se puede admirar una réplica del R29 y la Honda de MotoGP de Dani Pedrosa. En el mismo stand hay dos simuladores para vivir de primera mano la preparación de los pilotos de F1.

Simulacros de choques
Este fin de semana, el salón ofrece a los visitantes un programa de pruebas de choque (crash test) que, en una pista de 100 m de longitud instalada en el Palacio 2, simulan situaciones de accidentes frecuentes en ciudad. Por primera vez en un recinto ferial, esta demostración, promovida por el Servei Català de Trànsit, con el soporte de Idiada, da a conocer las medidas introducidas por los fabricantes para obtener la certificación Euro NCAP y los riesgos que se derivan de los fuertes impactos. Desde su fundación en 1997, el Euro NCAP sirve de catalizador de la industria para introducir mejoras de seguridad en sus vehículos.

El primer ensayo simula el atropello de un peatón por un automóvil que circula a 30 km/h. La segunda prueba reproduce un accidente entre dos coches, uno de los cuales circula a 50 km/h y que impacta lateralmente con otro en la intersección de una vía urbana.

Barcelona, 9 de mayo de 2009

Esta entrada fue publicada en Salones del automovil. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario