El Salón del Automóvil cierra su mejor edición con gran éxito de público y ventas

El Salón Internacional del Automóvil de Barcelona, que cierra hoy su edición más emblemática, ha confirmado su papel como la mejor herramienta dinamizadora del sector en este momento, reflejado en el gran volumen de ventas y de contactos comerciales realizados por las marcas a lo largo del certamen y en la gran afluencia de público.

La edición del 90 aniversario del Salón del Automóvil, que ha ocupado todo el recinto ferial de Montjuïc, ha recibido más de 1.000.000 de visitantes atraídos por las novedades y por los atractivos descuentos y promociones ofrecidos por las marcas, a las que se suman las ayudas anunciadas por el Gobierno. Todo ello se ha traducido en un importante nivel de ventas de vehículos realizadas durante el salón y de acuerdos que se harán efectivos en los próximos días.

El presidente del comité organizador, Enrique Lacalle, ha destacado que “el record de marcas participantes, las novedades presentadas, la gran acogida del público y el importante volumen de ventas ratifican de nuevo al Salón del Automóvil de Barcelona como uno de los principales de Europa”. Un ejemplo son las más de 60.000 solicitudes de presupuesto, además de las ventas ya materializadas.

Lacalle, que ha destacado “la satisfacción generalizada de las marcas por el volumen de ventas”, ha subrayado también que “se han superado todas las expectativas iniciales y se ha demostrado que la apuesta y el esfuerzo por celebrar una gran edición del salón tenía pleno sentido, ha sido un gran estímulo en la situación económica actual”.

Gran foro de encuentro
En el certamen se han podido admirar los modelos de 55 marcas, frente a las 44 de la edición anterior, entre ellos cinco primicias mundiales, ocho novedades europeas y 52 nacionales. La coincidencia con el Gran Premio de España de Fórmula 1, en el Circuit de Catalunya, ha convertido de nuevo a Barcelona en la capital mundial del motor.

Entre las novedades más esperadas han figurado el prototipo del futuro Audi Q3 que se fabricará en la planta de Seat de Martorell (Barcelona), de tanta repercusión económica y social para el país, las primicias mundiales de SEAT, Opel y Fiat y las europeas de Dacia, Nissan, Land Rover, Mercedes y Tata Motors.

El salón, en el que han participado un total de 150 expositores de diversos ámbitos relacionados con la automoción, ha revalidado con gran éxito su doble condición de gran escaparate comercial y de foro de encuentro de la industria del automóvil en España.

Ricard Zapatero, director Comercial de Fira de Barcelona, ha señalado que “el carácter de plataforma de las inquietudes del mundo de la automoción es especialmente valioso en los actuales momentos de crisis”. Asimismo, ha destacado el apoyo del sector, las instituciones, los patrocinadores, las marcas y el esfuerzo de Fira de Barcelona para celebrar esta edición, recordando que fue declarada “acontecimiento de excepcional interés público”, por el Congreso de los Diputados con motivo de su 90 aniversario

La protección del medio ambiente y el lanzamiento de modelos más económicos, dos de los retos de la industria automovilística, han estado muy presentes en el salón mediante diversos modelos de propulsión híbrida, vehículos eléctricos y coches “low cost”. Además, ha despertado gran interés el anuncio efectuado por el Ayuntamiento de Barcelona del proyecto LIVE para que la ciudad y su entorno metropolitano sean referente mundial en la implantación del coche eléctrico.

Entre los proyectos presentados en las jornadas técnicas destaca una iniciativa de la DGT y el Ministerio de Industria que, a partir de 2010, reducirá los tramites para obtener la documentación de nuevos vehículos a un sólo día, lo que permitirá ahorrar unos 20 millones de euros. Las empresas Rücker Lypsa, Delphi y Ficosa recibieron los Premios Salón Internacional del Automóvil que, coordinados conjuntamente con la Sociedad de Técnicos de Automoción (STA), reconocen las mejores innovaciones tecnológicas.

El visitante ha podido disfrutar de un extenso programa de actividades: exposiciones, pruebas de choque en directo, circuitos de karts, exhibiciones de motos y coches de BMW, pruebas de vehículos y simuladores de conducción, entre otros muchos alicientes.

Presencia de personalidades
El salón fue inaugurado por el príncipe de Asturias y de Girona, don Felipe de Borbón, acompañado, entre otras autoridades, del presidente de la Generalitat, José Montilla; el ministro de Industria, Miguel Sebastián; el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu; el presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Miquel Valls; el presidente y el director general de Fira de Barcelona, Josep Lluis Bonet y Agustín Cordón, respectivamente; el presidente del salón, Enrique Lacalle; y directivos de las principales empresas del sector.

Organizado por Fira de Barcelona y de carácter bienal, el salón cuenta con el respaldo de las dos asociaciones españolas de automoción más importantes, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) y la Asociación Nacional de Importadores de Automóviles, Camiones, Autobuses y Motocicletas (ANIACAM). El salón de Barcelona es el único de España reconocido a nivel internacional por la Organisation Internationale des Constructeurs d’Automobiles (OICA).

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario