EL PODER FEMENINO, UNA TRADICIÓN QUE AUDI LLEVA CON ORGULLO

El inicio de la nueva temporada del DTM, el próximo 9 de abril, marcará un antes y un después en la competición de turismos más internacional de la historia por la participación de dos mujeres: las pilotos oficiales de Audi Vanina Ickx y Susie Stoddart. El “poder femenino” es una tradición que Audi Sport lleva con orgullo ya que Vanina Ickx -hija del mítico piloto de Formula 1 Jacky Ickx- ha seguido los pasos de dos heroínas del automovilismo deportivo: Michèle Mouton y Tamara Vidali.

La llegada de ambas al mundo de la competición causó un auténtico revuelo entre los pilotos oficiales de Audi reafirmando su categoría en el competitivo mundo del deporte del motor dominado tradicionalmente por hombres. Cuando Audi se inscribió en el Campeonato del Mundo de Rallyes con el quattro original, Michèle Mouton fue una sensación absoluta. En 1981 Mouton, que actualmente tiene 54 años, fue la primera mujer en ganar una prueba del Campeonato del Mundo de Rallyes. En 1982, esta simpática francesa, conocida como “El Volcán”, estuvo a punto de hacerse con el Campeonato del Mundo de la especialidad.

A finales de los noventa, Tamara Vidali revolucionó a la comunidad masculina en el Campeonato de Superturismos. Al volante de un Audi A4 quattro, la italiana consiguió varios puestos en el podium, antes de concentrarse en su carrera como arquitecta.

Este año Vidali vuelve a su país a los mandos de un Audi RS4. Mientras que para la italiana de 39 años, el automovilismo es un mero hobby, el objetivo de Vania Ickx (31) es hacerse un nombre en el DTM (Campeonato Alemán de Turismos). A los mandos de un A4 DTM, la piloto belga, quiere demostrar que sus hazañas las carreras no han sido algo accidental, y que… de tal palo (Jacky Ickx) tal astilla.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario