El plan PIVE 3 será un nuevo impulso hacia la recuperación económica del país

El anuncio de una tercera edición del Plan PIVE, con una dotación presupuestaria de 70 Millones de €, es un nuevo impulso del Gobierno hacia la recuperación económica. El Plan PIVE 3 tendrá efectos muy importantes sobre la sociedad y economía española. Los Planes PIVE han demostrado ser un revulsivo económico al conseguir recuperar el mercado de particulares, hacer crecerla recaudación fiscal, y situar el mercado español con un comportamiento mejor que el mercado francés, italiano y alemán.
Asimismo, ha tenido un fuerte impacto medioambiental al reducir las emisiones de los
vehículos y también en la seguridad de las carreteras, ya que los coches que se han retirado de la circulación tenían 16 años demedia.

El Plan PIVE 3, apuntalará la recuperación económica en el último trimestre del año. No habrá crecimiento sin consumo y este tipo de medidas de estímulo hacia un sector con tanto efecto multiplicador, acelerará el crecimiento económico. A este plan se podrán acoger otros 70.000 turismos, generando una demanda adicional de 26.000 unidades. Este Plan generará un impacto económico de unos 800 millones de €.
Los ingresos fiscalesse aproximarán a 278 millones de euros, de los que 200 millones
corresponderían solo al IVA e Impuesto de Matriculación.
Además, el ahorro en emisiones de CO2 alcanzará las 116.000 toneladas al año. La
reducción de los consumos rondaría los 30 millones de litros de combustible, con un
ahorro energético de 39 millones de euros.
Este plan como hemos visto tendría gran protagonismo en el impacto medioambiental,
donde se estima que el ahorro de emisiones de partículassería de 77 millones de toneladas
al año y los ahorros enNOX estarán cercanos a los 1.000 millones de toneladas al año. En el
caso del ahorro en CO se aproximarán a los 3.000millones de toneladas al año.
El Plan PIVE ha sido soporte básico para la industria del automóvil y para la economía de este país. Ha servido de colchón para que el mercado de turismos no tuviera un desplome mayor al actual y ha permitido dinamizar la actividad económica generando riqueza. El automóvil se está convirtiendo en el motor de la economía. El PIVE 2 ha recaudado 430 millones de euros sólo por el IVA e impuesto de matriculación, de los que, casi 174 millones corresponden a una demanda que no se hubiera producido si no es por el programa PIVE 2.

Pero los efectos multiplicadores de este Plan se suman a los efectos expansivos delsector del automóvil porsu influencia sobre otrossectores. Se calcula que el Plan PIVE 2 ha generado una producción económica de cerca de 1.700 millones de euros, de los que 800 millones de euros serían de efecto directo (producción,seguros,financiación,transporte, etc.)
Además, ha permitido que el medio ambiente tenga un ahorro importante en emisiones de CO2, con una reducción de más 229.000 toneladas en un año.
También los consumos en los vehículos han conseguido una reducción de 82 millones de litros al año. Esta reducción de combustible equivale a un ahorro energético de más de 100 millones de euros.
Por otro lado, este Plan permitirá mantener el tejido empresarial de la red de distribuidores. La industria del automóvil es un claro potencial para la recuperación de la
economía en España. Muestra de ello,son lasinversionesrecibidas del exterior en los últimos
meses, poniendo demanifiesto la capacidad de adaptación de lasfactorías españolas.

Al mismo tiempo, el PIVE desplegará sus efectos en la renovación del parque automovilístico, incrementando la seguridad en nuestras carreteras. La media de los vehículos que se están dando de baja es de 16 años.

Mario Armero, Vicepresidente Ejecutivo de ANFAC dijo: “Medidas como las que ha aprobado hoy el Gobierno apuntalarán el inicio de la recuperación económica que se espera para el último trimestre del año. Es básico recuperar el consumo porque no habrá crecimiento económico sin consumo y el automóvil es un acelerador delmismo. La competitividad española se incrementa en base al sector exterior, pero la demanda interna todavía presenta un deterioro importante. Los estímulos al consumo de automóviles generan rentas fiscales y reducen el IPC. Están en la base del crecimiento económico por el efecto multiplicador que tiene el automóvil sobre otros sectores. El automóvil es un sector de oportunidades para nuestra economía y para nuestra sociedad y la venta de coches es un engranaje clave para moverla máquina de la recuperación. Estamos convencidos de que esta decisión del Ministerio de Industria y del Ministerio de Hacienda repercutirá de forma positiva en la generación de mayor actividad económica

Esta entrada fue publicada en Anfac. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario