Lucas Ordoñez se queda sin poder participar en SPA por un problema eléctrico en el GT-R

Un problema eléctrico dejó al piloto español sin poder disputar ni un sólo minuto la mítica prueba de resistencia belga que se celebró bajo un inmenso aguacero. El Nissan GT-R Nismo GT3 número 35 se vio obligado a abandonar cuando había realizado una gran remontada, escalando de la posición cuarenta a la vigésima.

 

Alex Buncombe realizó un gran inicio de carrera y comenzó atacando para ganar posiciones para el GT-R en la clasificación general. El rápido piloto de Nissan cedió su plaza a Jann Mardenborough cuando ocupaba el puesto 33.

“Hice un primer tercio de carrera prudente, ya que las instrucciones que nos dio Bob (Neville) era que nos lo tomáramos con calma”, dijo Buncombe. “Hubo muchas salidas de pista, así que me quede al margen para evitar riesgos, con un ritmo constante y luego comenzar a situarme en la carrera. El coche iba muy bien durante todo mi relevo y la parada en boxes para que cogiera el volante Jann fue perfecta. Nuestra fiabilidad había sido buena este año, pero abandonar tan temprano en esta carrera fue decepcionante”.

Teniendo en cuenta que Jann Mardenborough nunca antes había corrido en Spa, su relevo fue increíble logrando situarse en el puesto 20 antes de su parada en boxes.

“Creo que sólo me adelantó un coche”, explicó. “Superé a 16 pilotos durante mi turno, así que fue muy divertido. Todo el mundo estaba corriendo bien, en la pista estuvimos peleándonos constantemente, estuvo interesante. El coche estaba muy bien equilibrado y era fácil de pilotar. Para ser mi primera carrera en Spa, me encantó. Fue demasiado corto”.

Cuando Jann dejó su puesto a Chris Ward, el equipo Nissan acababa de situarse en la posición 20 y se esperaba seguir evolucionado favorablemente. Pero todo cambió cuando el cielo de Spa estalló y empezó a caer una fuerte lluvia, ante ello,  el equipo avisó  a su coche para que entrara a boxes para que le montaran neumáticos de agua. Pero lamentablemente el vehículo sufrió un repentino problema eléctrico mientras diluviaba sobre el circuito belga.

“Entramos el coche al box para poder localizar el problema”, comentó el director del equipo, Bob Neville. “No pudimos encontrar el fallo, pero logramos que el coche arrancara de nuevo. Chris (Ward) salió a la pista e hizo dos vueltas de instalación que fueron rápidas, así que pensamos que podríamos seguir en carrera. Pero por desgracia el coche se detuvo en el Raidillon bajo una lluvia torrencial, Chris poco pudo hacer para intentar seguir adelante. Los mecánicos acudieron donde estaba parado Chris para tratar de ayudarle de alguna manera, pero nada se pudo hacer, así son las carreras. Es una verdadera lástima ya que podríamos haber conseguido un gran resultado aquí”.

“Alex y Jann ascendieron 20 posiciones en dos relevos”, declaró Darren Cox, Director General de Nissan en Europa. “Nuestros tiempos por vuelta estaban a la par con los que conseguían los cinco primeros clasificados durante las dos primeras horas de carrera. El coche fue genial bajo la lluvia y cuando tuvo el problema los mecánicos fueron a ayudar a Chris para solucionarlo, pero estaba cayendo mucha agua. Estoy convencido que sin el problema eléctrico podríamos haber logrado el podio final en esta prueba”.

Jann, Alex y el equipo se centran ahora en las próximas dos carreras del Campeonato Británico de GT que se disputarán en Snetterton el próximo fin de semana.

 

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario