EL PILOTO DE AUDI SCHEIDER, CAMPEÓN DEL DTM 2008

Audi mantiene el título: Timo Scheider sucede a su compañero Ekström
-. El campeón: `Mi sueño más grande se ha hecho realidad`
-. El nuevo Audi A4 vence en el año de su estreno

Madrid-. El nuevo campeón del DTM ya tiene su corona. Con su victoria en la última carrera del campeonato, disputada en Hockenheim, el piloto de Audi, Timo Scheider, se ha hecho con el título en el campeonato internacional de turismos más popular, sin duda el triunfo más importante de su carrera.

El programa de competición más extenso en la historia de Audi AG ha sido también el de mayor éxito. Al triunfo en las 24 Horas de Le Mans y la victoria en las Le Mans series norteamericanas y europeas, se suma el triunfo de Timo Scheider en la última carrera de Hockenheim con la que se ha asegurados el título del DTM. Con ocho pole positions y seis victorias, el nuevo Audi A4 DTM ha sido el coche de mayor éxito de la temporada.

Una muchedumbre de 165.000 personas vivió en directo en el Circuito de Hockenheim como ayer, 26 de octubre de 2008, a las 15:03 horas, Timo Scheider conseguçia superar la presión del su rival Paul de Resta y convertía su sueño en realidad. Desde que la versión actual del DTM echó a andar en la temporada 2000, este alemán de nacimiento y residente en Austria, salvando un pequeño paréntesis, ha pertenecido siempre a la familia del DTM. Ahora, acaba de dejar escrito su nombre para siempre en los anales del campeonato. En once carreras, el piloto oficial de Audi logró subirse ocho veces al podio, situándose la media de sus calificaciones para las parrillas de salida en el impresionante valor de 2,9. Scheider ha pasado en poco tiempo de ser considerado `el hombre de la hora`, como le bautizó la prensa a raíz de sus primeros destellos, a convertirse en `el hombre del año`. Actualmente, no hay nadie en el paddock que no se rinda ante el éxito de este simpático alemán.

Tras pilotar su primer kart con diez años y, con un permiso especial, llevar un coche con 17, la vertiginosa velocidad a la que Timo Scheider progresó en su juventud contrasta con el tiempo que le llevó triunfar en el DTM. Este amante de la pasta italiana tuvo que disputar 79 carreras antes de lograr su primera victoria en el DTM, en abril de este año. Pero Scheider no tardó en tomarle el gusto a esa posición. De hecho, no ha dejado de liderar el campeonato desde entonces. `El de hoy es el día más grande de mi carrera como piloto, porque mi sueño más anhelado se ha convertido en realidad`, afirmó Timo Scheider después de cruzar la meta de la última carrera del campeonato, disputada en Hockenheim. `Todavía no me lo puedo creer. Quiero darle las gracias a mi familia, a todo el equipo Audi Sport, a mi equipo, Abt Sportsline y a todos los que creyeron en mí y me ayudaron a poder saborear este momento tan especial`.

Hablar de la familia es hablar de lo más importante para este apasionado de las motos de gran cilindrada. Prefiere Lochau a Mónaco, cortar el césped del jardín de su casa en lugar de acudir a fiestas, relajarse en el sofá de su casa contemplando el Lago Constanza en vez de surcar una alfombra roja¿ A pesar de que, al menos desde hoy, figura por derecho propio en la lista de los mejores pilotos de turismos del mundo, Timo Scheider mantiene sus pies en el suelo. Junto a su novia `de toda la vida`, Jasmin (llevan juntos casi diez años), que comparte su entusiasmo por las carreras, y su hijo Loris, que acaba de cumplir cinco años, el nuevo Campeón del DTM completa un gran equipo.

`Mi familia no es sólo el centro de mi vida privada, sino que además me da el apoyo y la calma que necesito en los circuitos`, afirma Scheider. A menudo, su madre y su padre, que dirigió una escuela de conducción durante mucho tiempo, también se dejan ver por el paddock. La actitud de Timo Scheider, que pasa los prolegómenos de la carrera jugando con su hijo Loris, totalmente aislado de lo que pasa a su alrededor, que habla con los aficionados y la prensa completamente relajado y con buen humor, y que unos minutos más tarde pone a todo sus rivales en su sitio, no hace sino demostrar su poderío en la temporada 2008.

El mundo del nuevo Campeón del DTM, que se ha convertido en el segundo alemán que gana el certamen, junto a Bernd Schneider, no se acaba en las presiones de inflado de sus neumáticos, a los reglajes de suspensión o a los tiempos de los sectores de la pista. Así, Scheider, que pronto cumplirá 30 años, está activamente involucrado, junto a su compañera Jasmin, en el apoyo a causas benéficas y recauda dinero para niños necesitados. En una carrera de karting en agosto de este año se reunieron más de 20.000 euros. `Nada especial` para Scheider, que afirma que `nunca deberíamos olvidar nuestras raíces. Yo he tenido mucha suerte en la vida y soy muy feliz cada vez que tengo la oportunidad de devolver parte de esa fortuna`.

Esa combinación de `persona normal` al tiempo que popular, tiene ahora una fuerte demanda. Scheider ha sido siempre un personaje sumamente popular en numerosos eventos y presentaciones de nuevos automóviles organizadas por Audi y ahora Nintendo, el fabricante de videojuegos le ha elegido para aprovechar su éxito de este año: junto a Jasmin y a su hijo, Loris, protagoniza un anuncio de televisión que forma parte de una enorme campaña publicitaria.

Timo Scheider ha trabajado muy duro para poder llegar hasta el éxito que ahora puede disfrutar. A su etapa en la Fórmula 3, que terminó con el subcampeonato en la temporada 1997, le siguió su entrada en el DTM en el año 2.000. Después de unos años difíciles, en la temporada 2006 se puso a los mandos de un Audi del año anterior. Tras protagonizar actuaciones muy sólidas, Scheider logró entrar en el equipo Audi Sport Team Abt Sportsline, donde pilotaría un Audi A4 cien por cien oficial la temporada siguiente. Con él escoltó a Mattias Ekström hasta el título de 2007. Ahora, Scheider finaliza el año defendiendo el título para Audi con el mayor de los éxitos, en la primera temporada de vida del nuevo Audi A4, sucediendo a su compañero de equipo en la cumbre de las competiciones de turismos.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario