El piano del futuro. Peugeot Design Lab para Pleyel, una colaboración ejemplar

Lanzado el 12 de junio de 2012 en París, Peugeot Design Lab es un estudio de diseño global creado por Peugeot cuya vocación es la concepción de productos, servicios y experiencias para clientes de todo tipo de actividades ajenas al automóvil. El estudio nació bajo el impulso de la nueva identidad de marca de Peugeot en 2010 con un equipo específico y se desarrolló rápidamente gracias a los encargos externos. Compuesto por una decena de diseñadores procedentes del mundo del automóvil formados desde el inicio tanto en la complejidad del objeto como en la identidad de marca, Peugeot Design Lab desarrolla al mismo tiempo productos y marcas en universos bien distintos. Y su primer objeto llega para cambiar por completo todos los códigos del mundo de la música.

Gracias a su experiencia y bajo el impulso de uno de sus diseñadores pianista, Peugeot Design Lab contactó en 2011 con el fabricante de pianos Manufacture Pleyel con la idea de crear un proyecto innovador en este campo.

“Este proyecto corresponde a la vida de Pleyel de los últimos diez años, explica Hubert Martigny, Presidente de la Casa Pleyel, y a la voluntad de abrirse al diseño y al mundo contemporáneo. Peugeot y Pleyel son, ambas, sociedades bi-centenarias con proyectos parecidos”-

Tras la creación de pianos excepcionales con Andree Putman, Michele De Lucchi o Hilton McConnico, Pleyel aceptó el reto propuesto por Peugeot Design Lab.

Dentro de un trabajo de global Brand design, los equipos del estudio se sumergieron en la historia y los conocimientos de la Manufacture Pleyel con el fin de encontrar un ADN común y proponer un piano simbólico que expresara de la mejor manera posible el talento de ambas entidades; un savoir-faire artesanal excepcional que se asociara a la perfección con las técnicas propias de la industria del automóvil. Para Cathal Loughnane, responsable del Peugeot Design Lab, “el objetivo es, antes que nada, proponer una innovación mediante la creación de un objeto que ni Peugeot ni Pleyel pudieran crear por si solas”.

Un año y medio después, esta aventura común llegó a su fin concretada en una de las más grandes innovaciones técnicas y visuales de la historia del piano.

UN PIANO DE VANGUARDIA

La puesta a punto de este piano del futuro exigió meses de desarrollo, de estudios y pruebas en colaboración conjunta entre diseñadores, ingenieros y técnicos en acústica de ambas empresas. El objetivo era, en primer lugar, conservar la alta calidad del sonido Pleyel, a la vez sutil, colorista, potente en los graves, centelleante en los agudos y harmónico en su timbre. Además, debía conservarse su tacto único. “Cambiar la mecánica y el diseño del piano debía garantizar, no sólo una calidad Pleyer idéntica, explica Hubert Martigny, sino además, suponer un avance notable”. Innovador en el plano de la ergonomía, este piano de media cola lo es también en el apartado de la sonoridad e inaugura propiedades únicas.

UN PIANO CON UN MECANISMO MÁS BAJO PARA UNA CALIDAD ACÚSTICA Y VISUAL INÉDITAS

La primera innovación, tan notable como audaz, es el descenso del mecanismo del piano, alineado ahora con el teclado del concertista. “Esta es una de las grandes innovaciones de la historia contemporánea del piano” apunta Cathal Loughnane, que revela dos propiedades excepcionales del instrumento.

Por primera vez en la historia del piano, el público puede ver al artista tocar desde cualquier ángulo de vista. Ello da un valor visual nuevo a las manos del pianista y crea una mayor interacción con el público.

Por primera vez, igualmente, el pianista escucha el sonido del instrumento con una calidad nunca conseguida hasta la fecha. El mecanismo rebajado no entorpece de ninguna manera la proyección sonora que, de esta manera, se convierte en inmediata. “Por primera vez en mi vida, escucho realmente el sonido del piano” testifica Yves Henry, pianista concertista y profesor del Conservatorio de París CNSMDP y CRR, encargado de probar el instrumento.

UN NUEVO SISTEMA DE APERTURA

En colaboración con la oficina de estudios de Pleyel, Peugeot Design Lab ha eliminado el tradicional bastón de apoyo de la tapa imaginando una cubierta sin soportes que pudiera alzarse con una sola mano y quedara elevada, una idea importada directamente de los portones traseros de los coches. Sin ese elemento, la vista puede admirar con total libertad el mecanismo del piano.

UN PIE EN CANTILEVER

Las tres patas tradicionales de los pianos se han sustituido por un pie único en voladizo (cantiléver) que aporta fluidez y ligereza a la elegancia de un puente suspendido. Esta innovación inédita, procedente de la arquitectura, crea un efecto de sorpresa al ofrecer la vista de un cuerpo, considerado pesado, en levitación sobre un mono-pie y le confiere una ligereza visual excepcional.

UN PORTA-PARTITURAS ULTRA FINO

Con el mismo cuidado de no alterar la representación del concierto y la ligereza del instrumento, los equipos de Peugeot Design Lab imaginaron un porta-partituras de una fineza inigualada, invisible y perfectamente integrado en el piano una vez plegado.

UNA ESTRUCTURA EN FIBRA DE CARBONO

Si el cuerpo del piano y la mesa de harmonía son de madera, el material que mejor reacciona ante el sonido, la tapa y el pie se han realizado en fibra de carbono por sus propiedades de ligereza y de reverberación del sonido. La armadura central del instrumento es de acero para poder soportar el peso del conjunto pero su pie se ha desarrollado en fibra de carbono relleno de una espuma expandida con el fin de eliminar cualquier caja de resonancia y gestionar mejor la acústica.

LA COMBINACIÓN DEL VIRTUOSISMO TÉCNICO Y DE UN NUEVO LENGUAJE FORMAL

El piano conserva, con su laca negra, uno de los elementos clásicos del universo de este instrumento pero Peugeot Design Lab ha reinterpretado por completo el piano cambiando todos los códigos tradicionales establecidos en términos de volumen, de ergonomía y de arquitectura. El estudio ha inventado un lenguaje formal inédito en el sector y ha creado un objeto experiencial al cambiar totalmente la percepción visual del piano mediante un aligeramiento de la masa producto del efecto de levitación.

Los diseñadores también le han transmitido un dinamismo tomado del mundo del automóvil. Su silueta suave y orgánica tiene el aspecto propio de un casco carenado de barco de regatas. Finalmente, el estudio lo ha dotado de un volumen y una percepción arquitectural únicos.

Auténtica escultura de aspecto aerodinámico, el piano tiene un aspecto elegante absolutamente revolucionario.

“Nosotros no diseñamos sólo por diseñar, explica Gilles Vidal, Director de Diseño de Peugeot. Nada es gratuito en este proyecto y las innovaciones que hemos aportado deben ser percibidas. Este instrumento no es un concepto sino un producto real que implica un intercambio de conocimientos entre el estudio de diseño y su cliente”.

LOS ACTORES DEL PROYECTO

Pleyel

Fundada en 1807, la Manufactura de pianos Pleyel es una de las 1.000 empresas reconocidas como “Empresas del patrimonio vivo”. Es la más antigua fábrica de pianos del mundo y la única en Francia dedicada exclusivamente a la construcción de pianos de cola de alta calidad. Desde el año 2000, la casa Pleyel fabrica y edita una colección de pianos excepcionales que subrayan una década de modernidad, de creación y de colaboración con diseñadores, artistas y montadores-decoradores que reinventan las formas, las materias y los colores de este instrumento atemporal.

Situada en Saint Denis, cerca de París, la Manufactura dispone de una sede excepcional que reagrupa una veintena de oficios relacionados con la construcción de instrumentos; ebanistería de calidad, barnizados, lacado y fabricación artesanal así como un estudio de diseño integrado que utiliza tecnologías digitales que aseguran una gestión perfecta de la cadena de producción desde la concepción a la realización.

Pleyel declina igualmente sus conocimientos en la fabricación de muebles contemporáneos de excepción. Así, Pleyel realiza proyectos a medida y por encargo a la unidad o en cortas series para profesionales, arquitectos interioristas, decoradores y clientes particulares.

Esta entrada fue publicada en Peugeot. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario