El nuevo Volvo XC70 D5 AWD recibe la mejor puntuación de la policía sueca

 

Nuevo chasis especialmente desarrollado para respaldar las ambiciones de Volvo Cars en el mercado global de coches de policía

Tras el desarrollo de un nuevo chasis especial para los coches de policía, Volvo Cars pretende incrementar la venta de este tipo de vehículos en todo el mundo. Las cualidades del nuevo chasis han sido destacadas recientemente por la policía sueca, después de una serie de pruebas exhaustivas, designando al Volvo XC70 D5 AWD 2014 como el mejor vehículo de su flota, con una puntuación de nueve sobre diez.

“La flota de vehículos de la policía sueca está sujeta a los requisitos más estrictos en el mundo y el Volvo XC70 D5 AWD es el mejor coche de policía que hemos ofrecido. Vemos una clara oportunidad para aumentar nuestras ventas en varios mercados, tanto en los que ya tenemos una presencia como en otros nuevos”, indica Ulf Rydne, Responsable de Vehículos Comerciales en el área de Vehículos Especiales y Accesorios de Volvo Cars, donde se desarrollan los coches de policía de Volvo.

Actualmente Volvo Cars vende entre 500-600 coches de policía cada año. La mayoría de ellos se vende en Suecia, donde Volvo Cars ocupa el 90% del mercado, pero además se venden en Reino Unido, Bélgica, Holanda y Suiza. “Con el modelo de 2014 que incluye el nuevo chasis, tenemos una gama más amplia de productos y creemos que se puede doblar nuestras ventas en los próximos años. Actualmente, estamos negociando con al menos una docena de diferentes cuerpos de policía de todo el mundo: siete en Europa, dos en América y tres en Asia. Y pretendemos añadir más a esa lista”, dice Ulf Rydne.

Volvo Cars continuará ofreciendo coches de policía equipados como lo ha hecho durante años. “Sin embargo, podemos ofrecer a la policía un nuevo coche con este chasis especialmente desarrollado para ellos”, explica Ulf Rydne. “Los cuerpos policiales pueden equipar sus coches de acuerdo a las demandas locales, un enfoque que hace que nuestros coches de policía sean más atractivos, llegando a un público objetivo mucho más amplio, ya que nos permite competir tanto en precio como en calidad.”

El nuevo chasis se ha modificado en varios aspectos, introduciendo nuevas barreras estabilizadoras, amortiguadores y resortes. Los coches se han probado en todo tipo de superficies, con pruebas de conducción a gran velocidad en las autopistas alemanas, pruebas de carretera en invierno en el norte de Suecia, así como conducción de alta fricción en España. Volvo Cars es uno de los pocos fabricantes de vehículos que han desarrollado un chasis especial para los coches de la policía.

“Hemos estado trabajando en el desarrollo de un nuevo chasis casi durante un año porque era necesario”,dice Ulr Rydne. “El peso de los coches de policía está creciendo, lo que requiere un chasis estable y nos estamos acercando al límite. Los cuerpos de policía necesitan un coche que actúe de forma previsible y no de sorpresas, por lo que desarrollamos nuestros coches en estrecha colaboración con la policía sueca, quienes han estado involucrados en todo el proceso de desarrollo. Así obtenemos una visión de primera mano en cuanto a las necesidades de estos coches”, añade Ulf Rydne.

Ya el año pasado el XC70 D5 AWD fue votado como el coche de policía más popular entre la policía sueca, gracias a su confort, seguridad y flexibilidad. Sin embargo, una prueba reciente en la Junta Nacional de la Policía Sueca del XC70 D5 AWD con su nuevo chasis, otorgó al coche la calificación más alta entre los seis coches usados por la policía. El Volvo XC70 D5 AWD, obtuvo la calificación de diez sobre diez en la conducción de emergencia y una puntuación total de nueve sobre diez en el conjunto de la prueba, que incluye ruido, confort, estabilidad, elevamiento, pruebas de frenado y maniobras evasivas. La capacidad de conducción, el rendimiento del motor, así como la estabilidad en las curvas y el frenado son algunas de las características señaladas en el informe de ensayo.

“A diferencia de muchos otros países, el coche de la policía se siente como un lugar de trabajo en Suecia, lo que significa que tiene que cumplir con unas demandas muy estrictas”, dice Ulf Rydne. “Así que cuando nuestro coche se valora como el mejor de la flota de la policía sueca, no es de extrañar que otros cuerpos de policía de todo el mundo puedan estar interesados en nuestra oferta, puesto que ha sido desarrollado en cumplimiento de la normativa sueca y con una calidad básica del coche excelente”

Los coches de policía de Volvo se construyen primero en la línea de producción en la fábrica de Torslanda, y son equipados como coches de policía en un proceso de producción integrada. El proceso de convertir un coche en un coche de la policía lleva alrededor de 45 horas. La producción para el modelo 2014, con el nuevo chasis se iniciará a finales de noviembre y los primeros se entregarán al comienzo del próximo año.

Esta entrada fue publicada en Volvo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario