El nuevo Vaneo : Todo sobre la carrocería e interior

En una familia numerosa no se desperdicia nada: sobre todo, el espacio disponible en el coche, que siempre resulta insuficiente. Algo parecido les sucede a los aficionados al deporte, que con frecuencia tienen que transportar objetos voluminosos. El tiempo libre es siempre limitado, y hay que contar con medios adecuados para transportar los artículos necesarios para el hobby preferido. En todos estos casos, la solución se llama Mercedes-Benz Vaneo. En su interior pue-den acomodarse perfectamente cinco adultos y dos niños, o puede transportarse el equipamiento más completo imaginable para actividades de tiempo libre, hasta un volumen máximo de 3.000 litros y un peso máximo de 600 kilogramos.

“La amplitud interior que ofrece el Vaneo sobre una superficie vial tan reducida es verdaderamente asombrosa”, destaca el Dr. Rolf Bartke, Jefe de la División Mercedes-Benz Monovolúmenes. “Lo único realmente compacto en este vehículo son las dimensiones externas.” El sofisticado concepto de seguridad con estructura en sándwich y la carrocería de monovolumen permiten aprovechar plena-mente el espacio interior. Por expresarlo en cifras concretas: entre un 65 y un 70 % del volumen bruto del Vaneo está a disposición para los ocupantes y el equipaje.
A través de las dos puertas corredizas se accede con comodidad al interior del Vaneo. Diferentes configuraciones en las tres filas de asientos y una larga serie de detalles de equipamiento para viajar con niños y para el tiempo libre aumentan la variabilidad del habitáculo y la utilidad del nuevo modelo.

Dimensiones: compacto por fuera, enorme por dentro

El nuevo Vaneo es un vehículo manejable, que reclama un espacio vial ejem-plarmente reducido. Sin embargo, sus 1.830 milímetros de altura y el perfil horizontal del techo garantizan una altura libre más que suficiente sobre todos los asientos, sin que el propietario del Vaneo, con o sin los raíles portaequipajes opcionales, encuentre dificultades al entrar en un parking subterráneo, o al intentar lavar el coche en una estación automática.

Además de la altura interior, el parámetro que mejor describe el espacio dispo-nible para los pasajeros, no restringido por el volumen de los pasarruedas, es la llamada “cota de confort”. Este valor se define como distancia entre el tope de cierre de la puerta delantera y el extremo posterior de la segunda puerta lateral. “Gracias a la larga batalla del Vaneo y a las generosas dimensiones de la puerta corrediza, la cota de confort alcanza un valor más que considerable: 2.000 milímetros”, nos explica Hans-Peter Kalt, coordinador responsable del desarrollo del Vaneo. Como corresponde a la concepción en sándwich del piso del vehículo, la altura del suelo interior es 200 milímetros mayor que en un turismo convencional. Por tanto, el acceso al habitáculo resulta especialmente confortable.

El piso del maletero es absolutamente liso. La gran anchura entre los pasarruedas se debe al diseño compacto de los elementos de suspensión del eje trasero.

Dimensiones

Puertas corredizas: accesos confortables

“Los clientes prefieren las puertas corredizas: los estudios de mercado no dejan lugar a dudas”, nos confía Heinz Uliczka, Jefe de Proyecto de Ventas. Más de 500 conductores europeos, propietarios de un monovolumen, expresaron su opinión acerca de las puertas giratorias y corredizas durante una encuesta de márketing realizada por DaimlerChrysler. El resultado fue una victoria apabullante para las prácticas puertas corredizas: un 71 % de los automovilistas españoles encuestados apuestan por este tipo de puertas, al igual que un 70 % de los conductores alemanes y un 60 % de los franceses. La evaluación a escala europea confirmó esta preferencia.

El Mercedes-Benz Vaneo, equipado de serie con dos puertas corredizas, satisface por tanto plenamente los deseos de este grupo objetivo. Las ventajas de este tipo de acceso al interior de un monovolumen son evidentes: es más fácil entrar y salir del vehículo, por estrecho que sea el espacio para aparcar, y no hay ningún obstáculo que moleste al introducir o sacar el equipaje o los artículos para el tiempo libre. La abertura que dejan las puertas corredizas al abrirse es especialmente generosa: 756 mm de anchura y 1.210 mm de altura.

Otra ventaja de las puertas corredizas es que son más seguras que las puertas giratorias: aunque uno de los ocupantes accione por inadvertencia la manilla y apoye su peso contra la puerta, ésta no se abre. Las puertas corredizas del Vaneo están integradas en el sistema de cierre centralizado. Una vez que el automóvil se ha puesto en marcha se bloquean automáticamente como las demás puertas, pero pueden desbloquearse a mano accionando una tecla situada en la consola central. Casi no haría falta decir que las puertas laterales del Vaneo están equipadas con un seguro de cierre para niños.

Las puertas se deslizan hacia atrás con suavidad y seguridad, guiadas por un ingenioso sistema de tres carriles. La guía superior está integrada en el marco del techo para aumentar la altura libre y, por lo tanto, el confort de los ocupantes. Si está abierta la tapa del depósito de combustible en el lado derecho del Vaneo, un dispositivo limita automáticamente a 400 milímetros la carrera de apertura de la puerta corrediza de ese lado.

Configuración de los asientos: una variedad casi ilimitada

Todos hemos jugado de pequeños al “juego de las sillas”: un grupo de niños da vueltas alrededor de un corro, en donde hay asientos para todos menos para uno. Cuando acaba la música, el que no logra ocupar un puesto queda eliminado. A continuación, se retira otra silla, y así sucesivamente. Esto no sucede en el Vaneo. El nuevo monovolumen compacto se adapta a las necesidades de cualquier familia y de cualquier tipo de utilización, con un número variable de plazas de asiento, entre uno y siete.

En la disposición normal pueden tomar asiento cómodamente a bordo del nuevo vehículo hasta un total de cinco adultos. El asiento trasero se puede dividir en una relación asimétrica de 60 % a 40 %. Las dos secciones del asiento trasero se pueden plegar, después de abatir el respaldo sobre la banqueta, para colocarlas detrás de los asientos delanteros o para desmontarlas y sacarlas del coche: tan-to por separado como conjuntamente. Los reposacabezas se guardan dentro del acolchado del asiento, de modo que no molestan al modificar la configuración del interior.

Como opción puede elegirse un asiento extraíble para el lado del acompañante. Después de desmontarlo, queda un espacio libre de 2.970 milímetros de longitud entre el portón trasero y el salpicadero. Sobre esta superficie pueden transportarse con comodidad una escalerilla de mano u otros objetos de dimensiones similares. Este asiento opcional para el acompañante es un ejemplo de utilidad multifuncional, que puede utilizarse incluso como mesa para picnic: abatiendo el respaldo sobre la banqueta se accede a las aberturas para colocar botellas o latas de refrescos.

Pero volvamos a la parte trasera, y pasemos hasta el fondo, haciendo uso de la práctica función de acceso fácil en la sección corta del asiento trasero. Detrás de la segunda fila de asientos pueden instalarse como equipo opcional dos asientos infantiles, desarrollados específicamente para el Vaneo. Estos asientos pueden plegarse igualmente en la posición de mesita y abatirse . Los puntos de anclaje para los asientos supletorios se utilizan también para sujetar el suelo deslizante para el maletero. Este innovador equipo opcional resulta de gran ayuda al colocar el equipaje a través del portón trasero, y puede soportar un peso máximo de 120 kilogramos en posición extendida.

Configuraciones de asientos

Asientos: máximo confort, incluso en reco

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario