El nuevo Quattroporte Sport GT S se estrena en Detroit en el 70 aniversario de la primera victoria de Maserati en las 500 Millas de Indianápolis.

El nuevo Maserati Quattroporte Sport GT S supone otro hito en términos de deportividad dentro del segmento de las berlinas de lujo con altas prestaciones que se ofrecen en el mercado del automóvil. Concebido y desarrollado como “un auténtico y lujoso vehículo de carretera”, el Quattroporte Sport GT S es la última expresión de la deportividad Maserati en la gama Quattroporte.

Los cambios técnicos para el nuevo Quattroporte Sport GT S en relación con el Quattroporte S se centran en cuatro áreas:

• el mapa de la centralita electrónica del motor V8 de 4.7 litros, con un incremento de potencia hasta los 323 kW;
• el software de gestión de la caja de cambios, con nuevos componentes diseñados para aumentar el placer de conducción;
• el sistema de suspensión delantera y trasera, compuesto por amortiguadores de dureza constante, muelles endurecidos y en el que se reduce la distancia al suelo de la carrocería;
• el escape deportivo controlado por válvulas neumáticas por depresión, que proporciona un sonido ronco y cautivador.

El aspecto más agresivo y deportivo también se hace patente por el estilo elegido tanto en los interiores como en el exterior:

• la nueva parrilla negra con lamas verticales cóncavas sobre las que va colocado el logotipo del Tridente con las puntas en rojo, típica de las versiones más deportivas de los modelos Maserati;
• los nuevos faros, con un acabado en titanio metálico;
• la “línea de sombra” lateral y trasera, que incluye el acabado en negro alrededor de las puertas, los tiradores de las mismas en el tono de la carrocería y el doble tubo de escape negro ovalado;
• los nuevos asientos M-design con tapicería de piel y Alcántara® perforado;
• detalles de acabado en Titantex, un material de composite “coloreado en titanio”.

En primicia, solo para nuestros clientes, toda la información acerca del último nacido en la Casa del Tridente: el nuevo Quattroporte Sport GT S.

Esta entrada fue publicada en Maserati. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario