El nuevo Quattroporte de Maseraty: alcanza los 100 km/h en 4,7 segundos

 

 

 

 

 

El nuevo Quattroporte, buque insignia de la gama Maserati, es más grande, más ligero, más lujoso y más funcional que el actual modelo aclamado en todo el mundo, al que viene a sustituir. Además, con sus 307 km/h de velocidad máxima, está en condiciones de competir con la mayor parte de los supercar de dos puertas.

El Quattroporte de sexta generación representa un importante paso adelante dando como resultado un automóvil que, aún anticipando el carácter altamente tecnológico de los nuevos  modelos con los que Maserati pretende lanzar su ataque al mercado, permanece fiel a las tradicionales características de las berlinas deportivas de lujo de la marca.

El potente motor y espacioso habitáculo son los ejes cardinales del diseño del Quattroporte, dominado por un frontal largo e imponente y una parrilla cóncava con el símbolo del Tridente, en clara referencia del anterior Quattroporte y el GranTurismo.

A pesar de su elevado contenido tecnológico, el nuevo Quattroporte no se aleja de las raíces de Maserati. La versión con motor V8 twin turbo no es sólo el cuatro puertas más rápido jamás construido sino además el más potente y con los consumos más contenidos.

La familia de motores de inyección directa se compone de un V8 de 3,8 litros y de un V6 de 3,0 litros. Estos dos novísimos propulsores tienen una sobrealimentación twin turbo y han sido diseñados por Maserati Powertrain y fabricados por Ferrari en Maranello.

 

El motor V8 de 3,8 litros define los nuevos estándares en términos de prestaciones de  Maserati, alcanzando los 100 km/h en apenas 4,7 segundos y una velocidad máxima de 307 km/h. Con respecto al actual Quattroporte Sport GT S es 20 km/h más veloz y tiene un par motor 200 Nm mayor. Con sus 285 km/h, también las prestaciones del V6 twin turbo son del máximo respeto.

Gracias a un cambio automático de 8 relaciones y a la tracción trasera o integral, es también el vehículo que garantiza, en la historia de Maserati, las prestaciones más seguras en cualquier circunstancia meteorológica.
Estas brillantes prestaciones del Maserati Quattroporte V8 van ligadas a una reducción de los consumos y emisiones del 20% con respecto al anterior Quattroporte.

Gracias a su distribución de pesos 50:50, las suspensiones delanteras con doble brazo oscilante y las traseras de 5 brazos, la novísima arquitectura mantiene la extraordinaria manejabilidad típica de los Quattroporte. La disponibilidad de la tracción integral aumenta además la seguridad y la garantía de poder afrontar cualquier condición meteorológica.

El Quattroporte establece asimismo nuevos estándares cualitativos bajo todos los puntos de vista, desde el diseño, el desarrollo, la producción y hasta los controles de proceso. Se produce en una nueva planta en el que se combina la tradicional elaboración artesanal de Maserati con la utilización de tecnologías de vanguardia que garantizan una calidad excelente con el cuidado de los mínimos detalles.

Como es tradicional, también el habitáculo del Quattroporte está enriquecido con detalles elaborados artesanalmente. Se incrementa asimismo el espacio de los pasajeros tanto en las configuraciones de cuatro como de cinco asientos.

El lujoso habitáculo es altamente tecnológico, gracias al display Maserati Touch Control, los pedales regulables, la cámara de marcha atrás y al equipo de sonido Bowers & Wilkins de 15 altavoces, disponible como opcional, el WiFi WLAN y su compatibilidad con los móviles más modernos.

Con el Quattroporte original de 1963 Maserati inventó el concepto de la berlina deportiva de lujo y el nuevo Quattroporte continúa siendo un punto de referencia en términos de ingeniería de alta calidad, prestaciones de supercar y confort de berlina.

Esta entrada fue publicada en Maserati. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario