El Nuevo Opel Insignia “Cae del Cielo” sobre Londres

  • El nuevo sedan de tamaño medio se desvela públicamente en un espectacular evento
  • Caída de cuarenta y cinco metros en seis segundos en el Potters Fields Park
  • El Opel Insignia se presenta en el Salón del Automóvil de Londres

    Londres. Cuando se abrió una cápsula de 4,7 metros de diámetro en Potters Fields Park, que estaba suspendida en el cielo, un objeto sólido descendió 45 metros en seis segundos y fue salvado en el último instante, desvelando un impactante coche intacto nunca visto antes por el público – el Opel Insignia.

    Más de 300 invitados tuvieron la oportunidad de ver el nuevo coche que descendió como un rayo desde la cápsula como si estuviera cayendo del cielo. “Estamos muy orgullosos del Insignia y decidimos que un coche extraordinario necesitaba una presentación extraordinaria. Es por eso que consideramos que dejarlo caer en uno de los lugares más frecuentados y emblemáticos de Londres, como es el Tower Bridge al lado de la Asamblea, cumplía a la perfección con este objetivo”, ha dicho Alain Visser. Director Ejecutivo de Marketing de GM Europe, quien ha conducido el Insignia hasta el escenario.

    El Insignia debutará mañana, 22 de Julio, en el Salón Internacional del Automóvil de Londres, donde exhibirá su nuevo Insignia ante el público. Las ventas comenzarán inmediatamente en Alemania tanto para el cuatro como para el cinco puertas con una gama de siete motores. Todos ellos cumplen con la normativa de emisiones Euro5 y llegan con transmisiones de seis velocidades, manuales o automáticas.

    El nuevo Insignia también es el escenario sobre el cual Opel presenta sus destacadas innovaciones tecnológicas. Esta es otra razón para esta puesta en escena tan espectacular: Destacar la dedicación de la compañía hacia la exactitud.

    El sábado, la cápsula de 3,2 toneladas “se estrelló” contra la tierra levantando gran expectación entre las personas allí congregadas. El domingo una grúa de 62 metros sacó la cápsula de su enorme cráter en Potters Fields en una simulada misión de limpieza para despertar la curiosidad del público. El lunes, el coche cayó desde el cielo a una altura de 45 metros. El reto para los organizadores fue asegurar un aterrizaje seguro.

    “Quisimos centrar la atención en el detalle y en el gran esmero en la precisión que pusimos en el desarrollo del nuevo Opel Insignia. Como con el Insignia, este acontecimiento fue meticulosamente coordinado hasta el último detalle”, ha añadido Visser.

    Usando la más moderna tecnología disponible, un equipo de 60 personas trabajó más de 7.200 horas para planificar, estructurar, ensayar y ejecutar el montaje, de las cuales, 96 horas seguidas fue el tiempo requerido en Potters Fields para asegurar el éxito de la caída del coche, haciendo que el vehículo alcanzara una velocidad de descenso de 7,6 metros por segundo.

    La máquina que hizo esto posible requirió aproximadamente 3 kilómetros de cables; estos contenían 152 metros de gomas de aire comprimido y más de 120 de conexiones. Trece frenos neumáticos controlados por ordenador frenaron más de 2,7 toneladas que descendían a una velocidad impresionante.

    El evento fue presentado por Kate Thornton, periodista y presentadora de televisión británica famosa en Inglaterra por presentar el programa Factor X e internacionalmente conocida por haber sido la presentadora del concierto homenaje a Diana en la VH1. El broche de la presentación lo puso la actuación del grupo femenino Bond, cuyo último disco Classified ha vendido más de tres millones de copias.

  • Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

    Deja un comentario