El nuevo Mini en otoño y con menos consumo

ImageDesde Agosto de 2007, todas las versiones no descapotables de MINI tendrán un consumo de combustible menor y unos niveles de emisiones más bajos. Eficiencia máxima en el nuevo MINI Cooper D: 3,9 litros a los 100 kilómetros, 104 gramos de CO2 por kilómetro.

Con un paquete de medidas para reducir el consumo de combustible y las emisiones, la versión de año modelo 2008 del único coche pequeño premium llevará aun más lejos su liderazgo en el ámbito de la eficiencia.

Desde agosto de 2007 los motores de todas las variantes del nuevo MINI (excepto la descapotable) contarán de serie con componentes auxiliares de alta tecnología que permitirán un consumo de combustible más económico e incrementarán el placer de conducción.

El sistema de recuperación de la energía de frenado (Brake Energy Regeneration), la función Auto Start-Stop y el indicador para el cambio de marcha son los sistemas que componen el paquete de medidas que hará posible que el MINI Cooper S, el MINI Cooper, el MINI One y el MINI Cooper D alcancen una relación entre diversión al conducir y consumo de combustible insuperable en la categoría de coches de su potencia. El líder absoluto en términos de eficiencia es el MINI Cooper D: con su motor tetracilíndrico de 80 kW/110 CV, tiene un consumo de combustible de tan solo 3,9 litros a los 100 kilómetros según el ciclo de pruebas de la UE y unas emisiones de CO2 de tan solo 104 gramos por kilómetro, una cantidad extremadamente baja dentro de la categoría de coches con esa potencia. A pesar del aumento de eficiencia, el precio de compra de todas las versiones del nuevo MINI se mantendrá al mismo nivel.

El sistema de recuperación de la energía de frenado, que será equipamiento de serie en todas las variantes del nuevo MINI, es un ejemplo perfecto de cómo combinar una mayor diversión al conducir con un consumo reducido. Un sistema inteligente de gestión de la energía se encarga de que toda la potencia del motor se convierta principalmente en empuje y de que la electricidad para la red del vehículo sólo se genere en las fases de retención o frenado. Para conseguir esto, el alternador es desconectado automáticamente en las fases de aceleración. La potencia que se desvía normalmente a otros dispositivos en los coches convencionales, se utiliza para lograr una aceleración más contundente en los nuevos MINI. Sin embargo el suministro de energía eléctrica nunca se interrumpe: en cuanto el MINI desacelera o frena, el alternador se vuelve a activar.

El nivel de carga de la batería es controlado constantemente por el sistema inteligente de gestión de la energía. Fases de recarga específicas, un mínimo de carga controlado y la utilización de la nueva tecnología de baterías AGM (Absorbent Glass Mat) garantizan una vida útil máxima de la batería. El sistema de recuperación de la energía de frenado conlleva una reducción del consumo y de las emisiones del nuevo MINI, independientemente del estilo de conducción.

Función Auto Start-Stop: se terminó el funcionamiento a ralentí.

En todas las versiones manuales del nuevo MINI, las fases de funcionamiento a ralentí se eliminarán virtualmente en el futuro. La nueva Función Auto Start-Stop detiene el motor automáticamente cuando el conductor pone punto muerto y retira el pie del embrague, por ejemplo, en un cruce. Para volver a arrancar basta con pisar el embrague y el motor se pone en marcha sin ningún retardo.

La función Auto Start-Stop permite una utilización mucho más eficiente del combustible, especialmente en el tráfico urbano. En cada parada, el consumo de energía y las emisiones se pueden reducir directamente a cero. El desperdicio de combustible en las fases de funcionamiento a ralentí es cosa del pasado. La función Auto Start-Stop se encuentra en espera siempre que se arranca el motor. El sistema se activa cuando el motor ha alcanzado su temperatura óptima de funcionamiento.

Bajo ciertas condiciones el motor nunca se para automáticamente por razones de seguridad y confort. Por medio de un control constante de las circunstancias de funcionamiento del vehículo, el sistema de control inteligente es capaz de identificar aquellas condiciones en las que es mejor mantener el motor en marcha. Esto ocurre cuando el nivel de carga de la batería es muy bajo y también cuando la temperatura exterior es muy elevada (por encima de 30 grados C) o muy baja (por debajo de 3 grados C). Es más, el motor continúa funcionando en paradas si la temperatura interior no ha alcanzado todavía la seleccionada en el sistema de aire acondicionado o cuando se necesita calor para eliminar hielo del parabrisas o desempañarlo. El sistema también puede distinguir entre paradas de corta duración y el final de un viaje: no hay arranque automático si se desabrocha el cinturón de seguridad o se abren la puerta del conductor o el portón del maletero cuando el motor está parado. De todas formas, el conductor puede desactivar la Función Auto Start-Stop en cualquier momento con tan solo pulsar un botón.

Siempre en la marcha adecuada: Indicador de Cambio de Marcha.

Gracias al Indicador de Cambio de Marcha, también ofrecido de serie, el conductor de un MINI manual siempre podrá practicar una conducción económica. El sistema de gestión del motor analiza constantemente el régimen de giro del motor, la situación de la carretera y la posición del pedal del acelerador. Basándose en estos parámetros el sistema calcula cual es la marcha óptima para una conducción económica. En cuanto es conveniente cambiar de marcha, se enciende una flecha en el cuadro de mandos, debajo del cuentarrevoluciones. También se indica la marcha óptima con un número.

El Indicador de Cambio de Marcha se puede activar y desactivar desde el menú del ordenador de a bordo. Este sistema también tiene en consideración el estilo de conducción, por ejemplo en aceleraciones intensivas.

Esta entrada fue publicada en Novedades de coches. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario