EL NUEVO MERCEDES-BENZ CLASE E ESTATE

Un espacio inteligente para sus sueños

Con la introducción del nuevo Estate a partir de noviembre de 2009 se incorpora a la gama de turismos de la Clase E de Mercedes-Benz un nuevo miembro, con carácter propio. Al igual que la berlina y el coupé, la versión combi conjuga un diseño autónomo con el liderazgo en el campo de la seguridad, el confort, la calidad y la funcionalidad. Con el lanzamiento de la berlina de la nueva Clase E
se introdujeron numerosas innovaciones técnicas que no ofrece ningún otro automóvil de esta categoría: desde el sistema de alerta por cansancio hasta el frenado a fondo automático si se detecta peligro agudo de choque por alcance; desde las luces de carretera automáticas hasta el capó activo para protección de peatones. Como es natural, el Estate incorpora también todos estos equipos, a los que añade una suspensión neumática de serie con regulación de nivel en el eje trasero y novedades singulares que optimizan la funcionalidad del espacio de carga. Entre otros, un detalle exclusivo en este segmento: una tercera fila de asientos opcional.

El Estate de la Clase E fundó hace más de 30 años el segmento de los modelos
familiares de lujo. Desde la introducción del primer Estate en el año 1977, más
de un millón de clientes se ha decidido por el modo más práctico de conducir un Mercedes de gama alta. La quinta generación de la Clase E Estate recoge y prosigue esta tradición de éxitos, respaldada por la excelente acogida de la berlina de la misma familia.

El triunfo de la berlina y el coupé en el certamen AutoBild Design Award 2009
es una demostración del acierto de los diseñadores que han creado las llamativas líneas de la Clase E: más de 100.000 lectores de esta revista especializada alemana consideran que el modelo de cuatro puertas es el automóvil más bonito del mundo, y la versión de dos puertas se ha impuesto en la categoria Coupés/Cabrios.

Diseño: la nueva fisonomía de Mercedes, unida a los rasgos de diseño de la Clase E

El nuevo Estate es un modelo atlántico-funcional y, al mismo tiempo, distinguido y seguro. Las formas caracterissticas de la carrocería denotan autonomía y se basan en el nuevo estilo de Mercedes, iniciado por la Clase S y asumido más adelante también en la Clase C. Uno de sus distintivos es la interacción de superficies cóncavas y convexas, limitadas por aristas dinámicas y superficies estructuradas.

La vista lateral contiene muchos elementos nuevos y no deja lugar a dudas acerca de la identidad del nuevo Estate. Las molduras de color negro brillante restan protagonismo a los montantes centrales y traseros, y la superficie de las ventanillas laterales constituye una unidad optica. Todos estos elementos configuran un arco dinámico, formado por el esbelto montante delantero, la tersa línea del techo y el montante del maletero, que se estrecha hacia abajo y se apoya visiblemente sobre la atlática línea de cintura del Estate. La singular conformación de los faldones laterales, más discreta en el centro y realzada con una arista en dirección a los pasarruedas, refuerza la expresividad de la vista lateral. A esto contribuye especialmente el musculoso resalte en la parte posterior, por delante de las ruedas traseras.

Uno de los fines de los diseñadores de Mercedes que han configurado la zaga era expresar ópticamente la gran funcionalidad del vehículo. A este fin se han acentuado las líneas horizontales, como la banda formada por los pilotos traseros y el listón asidero cromado. Los nuevos pilotos traseros de diodos luminosos constan de dos piezas, que constituyen una unidad óptica desde las paredes laterales hasta el portón trasero. Tanto de día como de noche, el diseño peculiar de los pilotos traseros es un rasgo que permite identificar al nuevo Estate. El montante del maletero, que se estrecha desde el techo hacia la línea de cintura, permite configurar una tapa del maletero especialmente amplia. El nuevo Clase E Estate es la berlina familiar más grande del segmento de lujo y no tiene por qué ocultarlo.

Funcional: amplitud del maletero y facilidad de manejo a muy alto nivel

Comencemos con lo más destacado de la gestión del espacio de carga: a la hora de introducir equipaje en el vehículo desde detrás, es posible abrir automáticamente el portón trasero EASY-PACK que se monta de serie pulsando un botón en la llave o accionando el asidero. El innovador sistema quickfold permite abatir desde el espacio de carga el respaldo trasero, dividido en proporción 1/3:2/3, mediante un cable de tracción. Para ello no hace falta plegar ni abatir los reposacabezas o las banquetas de los asientos traseros. El resultado es una superficie de carga plana. Un aspecto muy práctico: los respaldos pueden abatirse individualmente, a la derecha o a la izquierda, o conjuntamente. Ello permite viajar con pasajeros en el asiento trasero mientras se transportan objetos largos o voluminosos. Una particularidad de este sistema: el respaldo también puede desbloquearse y abatirse desde los laterales, en el lado interior del montante trasero.

También es mucho más sencillo el manejo del estor cubreequipajes con red de seguridad incorporado de serie en el maletero del vehículo. Por primera vez, este equipo se sujeta a la estructura de la carrocería en la línea inferior de las ventanillas, de manera que es más fácil de desmontar y montar desde distintas posiciones, tanto el maletero como el habitáculo. Además, no impide que puedan abatirse los respaldos traseros. Si es necesario transportar objetos voluminosos, es posible sujetar el estor cubreequipajes con red de seguridad a los respaldos traseros abatidos, con objeto de poder seguir utilizando ambos componentes para proteger el equipaje y a los ocupantes.

El nuevo Clase E Estate define el nuevo estándar del segmento en cuanto al volumen de carga, con un máximo de 1.950 litros (longitud/anchura/altura: 4.895/1.854/1.512 milímetros). Junto al tamaño del maletero, otras cotas relevantes para el uso diario que avalan la competencia de Mercedes-Benz en la concepción de turismos de alta funcionalidad son la abertura de carga trasera, la altura del borde de carga y la longitud máxima de carga.

El nuevo modelo supera las generosas dimensiones del modelo antecesor, y no solamente en el espacio de carga. Para comprobarlo basta con mencionar dos ejemplos del habitáculo: la anchura entre codos en el banco trasero ha aumentado en 51 a un total de 1.505 milímetros. También se ha incrementado la altura hasta el techo en los modelos equipados con el amplio techo corredizo elevable: 46 milímetros adicionales hasta un total de 1.010, una cota casi tan generosa como en las versiones sin techo corredizo (1.012 mm).

El nuevo modelo está dotado de serie con un sistema ejemplar de gestión del espacio de carga. Por ejemplo, la elevación automática del estor cubreequipajes.
Si se abre el portón trasero, se levanta automáticamente el estor para poder introducir o sacar el equipaje sin obstáculos. También forma parte del equipamiento de serie el piso de carga plegable EASY-PACK, que puede levantarse y enclavarse en distintas posiciones, con lo que aumenta considerablemente la altura útil del espacio de carga. El equipamiento de serie incluye en todos los casos la red de seguridad para la carga, integrada discretamente en la base del estor cubreequipajes. Un detalle singular en este segmento es también el banco abatible opcional para el espacio de carga, en el que pueden viajar dos personas de 140 cm de estatura y 50 kg de peso.

Seguridad: nueve airbags de serie e innovadores sistemas de asistencia a la conducción

Con la introducción de la nueva Clase E, Mercedes-Benz refuerza su liderazgo en el campo de la seguridad. Una docena de sistemas nuevos o perfeccionados de asistencia a la conducción contribuyen a evitar accidentes de tráfico o, al menos, a reducir la gravedad del impacto. Por ejemplo, el sistema de alerta por cansancio ATTENTION ASSIST que forma parte del equipamiento de serie y los equipos opcionales regulación de distancia DISTRONIC PLUS y el freno PRE-SAFE, que puede iniciar de forma autónoma un frenado parcial y total. Por primera vez, el sistema PRE-SAFE puede pretensar los cinturones de seguridad delanteros antes de un accidente inminente e inevitable detectado a partir de la información que suministran los sensores de radar de corto alcance instalados en los paragolpes delanteros y reducir de ese modo los esfuerzos que sufren el conductor y el acompañante a consecuencia del siniestro. Además, en los modelos con ajuste eléctrico integral de los asientos (opcional) se coloca el asiento del acompañante en una posición idónea.

La nueva Clase E cuenta con un equipamiento de seguridad más amplio que su antecesor: nueve airbags de serie, cuatro pretensores de cinturón con limitadores de tensión y reposacabezas activos NECK-PRO para el conductor y el acompañante. El conjunto de bolsas de aire que pueden inflarse en milisegundos en caso de accidente incluye dos airbags con activación selectiva para el conductor y el acompañante, un airbag de rodillas para el conductor, dos airbags laterales en los respaldos delanteros y dos windowbags de gran superficie, que se extienden por delante de las ventanillas laterales durante un choque lateral, desde el montante delantero hasta el trasero. Por primera vez se ofrecen también airbags para la cadera de los ocupantes de los asientos delanteros, que reducen los esfuerzos sufridos durante una colisión lateral, especialmente en esa zona del cuerpo.

Como opción se ofrecen también airbags laterales para los ocupantes de las plazas traseras. Otra innovación en el campo de la seguridad: Mercedes-Benz ofrece por primera vez limitadores de tensión adaptativos para los asientos traseros. Estos elementos se adaptan a la estatura y el peso de los ocupantes y se ofrecen también para la berlina a partir de la fecha de lanzamiento del modelo Estate.

Tren de rodaje: regulación automática de nivel, de serie en el eje trasero

El nuevo tren de rodaje DIRECT CONTROL con sistema de amortiguación adaptativo de serie es la clave del excelente confort de la Clase E Estate en largos recorridos. Además, la suspensión neumática que se incorpora asimismo de serie en el eje trasero mantiene constante el nivel de la berlina familiar con independencia de la carga. En general se ha adaptado el reglaje del tren de rodaje del Estate a la nueva geometría de la carrocería y se han incorporado amortiguadores y estabilizadores de barra de torsión algo más rígidos. Con ello, el Estate resulta tan ágil como la berlina, sin restricciones en cuanto al confort de rodadura.

El eje delantero obedece a una concepción de tres brazos con conjuntos telescópicos McPherson. A fin de mejorar los parámetros cinemáticos del eje, atenuar las vibraciones y aumentar la seguridad, el plano de brazos inferior consta de dos elementos individuales, que asumen la función de un tirante y de un brazo transversal. Por un lado, estos elementos aseguran un guiado preciso de las ruedas. Por el otro, compensan mejor que un brazo triangular rígido las vibraciones debidas a un desequilibrio en los neumáticos o a las oscilaciones en la fuerza de frenado.

El eje trasero multibrazo de Mercedes, acreditado desde hace más de 25 años, ha sido mejorado para su incorporación en la nueva Clase E con el fin de aumentar el confort y la agilidad. Se ha modificado, por ejemplo, el puente transversal delantero del portaeje, que se apoya ahora en la carrocería sobre una base más amplia. De ese modo disminuyen las fuerzas que se transmiten al habitáculo y aumenta claramente el confort, especialmente al sobrepasar juntas de dilatación transversales en el asfalto.

Motores: reducción clara del consumo y las emisiones

Nuevos motores y un largo elenco de medidas de optimizado (aerodinámica, peso, gestión energética, reducción de la resistencia a la rodadura) contribuyen a disminuir claramente el consumo y las emisiones del nuevo Estate. Un ejemplo es el E 250 CDI BlueEFFICIENCY, con una potencia de 204 CV y un par motor de 500 Nm, que precisa solamente 5,7 l/100 km y emite 150 g CO2/km.

La gama de motores en la fecha de lanzamiento del nuevo Estate consta de cinco propulsores, de 170 a 388 CV. Los grupos nuevos o perfeccionados desarrollan una potencia mayor que sus antecesores, a pesar de su menor cilindrada, y ofrecen valores específicos de consumo reservados hasta ahora a los turismos compactos. Esto ha sido posible gracias a numerosas innovaciones, como el modelo E 350 CGI BlueEFFICIENCY con inyección directa guiada de gasolina. Los motores diésel CDI de cuatro cilindros deben su posición privilegiada, entre otros detalles, a nuevos inyectores piezoeléctricos y a un turbocompresor doble. Todos los propulsores satisfacen la normativa de gases de escape EU5.

Resumen de las motorizaciones disponibles en la fecha de lanzamiento con las cajas de cambio correspondientes y el precio básico:

Motores diésel
-E 220 CDI BlueEFFICIENCY: 4/L, 2.143 cm3, 170 CV, 5,7�5,8 l/100 km, 150153 g CO2/km, cambio manual de 6 velocidades
-E 250 CDI BlueEFFICIENCY: 4/L, 2.143 cm3, 204 CV, 5,7�5,8 l/100 km, 150�153 CO2/km, cambio manual de 6 velocidades
-E 350 CDI BlueEFFICIENCY: 6/V, 2.987 cm3, 231 CV, 7,0�7,3 l/100 km, 185�192 g CO2/km, cambio automático de 7 velocidades
Motores de gasolina
-E 350 CGI BlueEFFICIENCY: 6/V, 3.498 cm3, 292 CV, 8,6*8,9 l/100 km, 200*208 g CO2/km, cambio automático de 7 velocidades
-E 500: 8/V, 5.461 cm3, 388 CV, 11,1*11,2 l/100 km, 258*260 g CO2/km, cambio automático de 7 velocidades

A partir del primer trimestre de 2010 estaron a disposición otras motorizaciones:

Motores diésel
-E 200 CDI BlueEFFICIENCY: 4/L, 2.143 cm3, 136 CV, 5,8 * 6,0 l/100 km, 152 – 156 g CO2/km, cambio manual de 6 velocidades

-E 350 CDI 4MATIC BlueEFFICIENCY: V6, 2.987 cm3, 231 CV, 7,6*7,7 l/ 100 km, 200*203 g CO2/km, cambio automático de 7 velocidades

Motores de gasolina
-E 200 CGI BlueEFFICIENCY: 4/L, 1.796 cm3, 183 CV, 7,7* l/100 km, 179* g CO2/km, cambio manual de 6 velocidades
– E 250 CGI BlueEFFICIENCY: 4/L, 1.796 cm3, 204 CV, 8,0 l/100 km, 185 g CO2/km, cambio automático de 5 velocidades
-E 350 4MATIC: V6, 3.498 cm3, 272 CV, 10,2*10,3 l/100 km, 238*241 g CO2/km, cambio automático de 7 velocidades
-E 63 AMG: V8, 6.208 cm3, 525 CV, 12,8 l/100 km, 299 g CO2, cambio deportivo de 7 velocidades MCT

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario