El nuevo Mercedes-Benz Clase C supera la prueba de choques EuropeanNCAP con resultados extraordinarios

El resultado obtenido por la nueva Clase C, confirma que el concepto de seguridad de este modelo, optimizado a través del análisis de accidentes reales, se adapta perfectamente a los estándares de las pruebas de choque. Con siete airbags, pretensores de cinturones, limitadores de la fuerza de apriete de los cinturones y reposacabezas NECK-PRO activos de serie, esta berlina ofrece a sus ocupantes un grado de protección extremadamente alto en caso de accidente. La estructura del chasis está diseñada de tal forma que, en el caso de una colisión frontal, las fuerzas del choque se distribuyan sobre una amplia área en cuatro niveles de impacto, resultando así intacto el habitáculo.
Casi un 70 por ciento de todas las piezas del chasis están construidas en una aleación de acero de elevada resistencia que minimiza el peso y maximiza la seguridad. Los pilares B de cuádruple superficie, así como los largueros, que absorban la energía de un impacto lateral y canalizan las fuerzas a la estructura del chasis, llevan parte su sección en acero conformado a alta temperatura, de elevadísima resistencia.
Los sistemas desarrollados para la seguridad en la nueva Clase C giran en torno al conocido principio de Mercedes-Benz sobre la seguridad de los ocupantes por encima de todo, tanto para evitar el accidente como para anticipar su protección.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario