El nuevo CLK de Mercedes-Benz: diseño y técnica sobresalientes para un coupé fascinante

El nuevo coupé CLK conforma una gama independiente de modelos dentro de la oferta de turismos de Mercedes-Benz. Este posicionamiento se refleja en primer lugar en su diseño, desarrollado de nuevo en cada uno de sus detalles, en el nuevo tren de rodaje, en los potentes motores y en el elenco completo de opciones procedentes de la gama más alta de Mercedes-Benz. Se puede elegir entre siete motores, tres cajas de cambio, dos líneas de diseño y equipamiento y 82 combinaciones de colores. De las siete motorizaciones, seis son completamente nuevas o perfeccionadas. La potencia de los propulsores ha aumentado frente a la gama precedente hasta en 27 CV, mientras que el par motor lo ha hecho en un 15%. No obstante este incremento, el consumo se ha reducido un 6% en promedio.

Siete motores con potencias entre 163 y 367 CV

A la cabeza de la nueva gama de coupés CLK se encuentran dos motores V8: El CLK 500 (306 CV) y el CLK 55 AMG (367 CV). Estos potentes motores aceleran al nuevo CLK hasta 100 Km/h en 6,0 y 5,2 segundos, respectivamente.

Con la nueva Clase CLK se introduce asimismo una nueva generación de motores de cuatro cilindros. La oferta inicial incluye dos modelos de cuatro cilindros: el CLK 200 KOMPRESSOR (163 CV) con inyección de combustible en el colector de admisión y el CLK 200 CGI (170CV) con inyección directa de gasolina. Estos motores comparten la tecnología TWINPULSE que reúne la sensación de conducción y la suavidad de marcha de los motores de seis cilindros con el nivel de consumo de un cuatro cilindros. Para ello utilizan, entre otros componentes, árboles de compensación, compresor mecánico, intercooler, árboles de levas con alzada variable y cuatro válvulas por cilindro.

Además del conocido motor V6 de 3,2 litros de cilindrada y 218 CV, aparece como novedad exclusiva en un coupé de esta categoría el motor diesel en el CLK 270 CDI. Con el motor de cinco cilindros y Common-Rail, el CLK 270 CDI entrega 170 CV y consume sólo 6,7 litros a los 100 Km.

Carrocería más rígida, más segura y el mejor coeficiente Cx

La rigidez a la torsión de la carrocería ha aumentado en un 40%, debido al empleo en mayor medida –casi el doble- de aleaciones de acero de alta resistencia, que conjugan bajo peso con una enorme estabilidad. El coeficiente aerodinámico Cx del nuevo CLK coupé supone un nuevo récord en esta categoría de automóviles: 0,28. Junto a este parámetro se han optimizado las fuerzas ascensionales en el eje delantero y trasero, mejorando con ello la seguridad y la estabilidad.

En el nuevo coupé de Mercedes se incorporan de serie los sistemas más modernos disponibles para protección de los ocupantes: airbags con activación selectiva para el conductor y el acompañante, airbags laterales y de cortinilla, así como pretensores de cinturón y limitadores de la fuerza de tensado en todas las plazas. Por primera vez se tiene en cuenta el peso del acompañante para activar los dos niveles del airbag de su lado.

En comparación directa con el modelo anterior, el nuevo CLK coupé es 71 mm más largo, 18 mm más ancho y 42 mm más alto. La distancia entre ejes es de 25 milímetros mayor: 2715 mm. Este incremento de las cotas exteriores se traduce en una mayor habitabilidad y un nivel de confort más elevado para todos los ocupantes.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario