El nuevo Clase M de Mercedes-Benz

La referencia entre los modernos todo terrero, inicia su segunda generación: Mercedes-Benz presenta la nueva Clase M. Con la técnica más moderna, como el cambio automático de siete marchas 7G-TRONIC, de serie, el sistema previsor de protección a los ocupantes PRE-SAFE, la suspensión neumática AIRMATIC, el mejorado sistema de tracción permanente a las cuatro ruedas 4-ETS, así como los potentes motores de seis y ocho cilindros, la Clase M vuelve a subrayar de nuevo su posición líder en este creciente segmento de mercado que Mercedes-Benz consiguió en 1997 con el modelo anterior. Tras la presentación mundial al público en el Salón del Automóvil de Detroit, la nueva Clase M se comercializará en primavera de 2005 en Estados Unidos y en verano lo hará en Europa.

El diseño, con sus cambiantes superficies fuertemente perfiladas y las líneas perfectamente definidas dice mucho sobre el carácter majestuoso del nuevo Clase M. La combinación de formas, con su inclinado parabrisas, sus resaltadas aletas y su línea de cintura inclinada hacia arriba por detrás, acentúan la deportividad. Estas formas se refuerzan por las proporciones de la carrocería: El nuevo Clase M es, en comparación con el anterior modelo, 150 mm más largo, 71 mm más ancho y nueve milímetros más bajo. La distancia entre ejes aumenta 95 mm hasta los 2.915 mm.

El apartado técnico se corresponde con la apariencia dinámica y progresiva del nuevo todo terreno de Mercedes-Benz. Tres de los cuatro motores que aparecerán en 2005 son de nueva factura, superando a los anteriores hasta en un 38% de potencia y par motor. Gracias a la más moderna técnica de propulsión y a la aerodinámica más favorable (cx de 0,35 en lugar del anterior 0,39) el consumo se reduce un 10%.

El motor V6 Diesel con inyección Common-Rail de tercera generación, se estrenará en la nueva Clase M. Tomará el relevo del Diesel cinco cilindros en línea: El nuevo ML 320 CDI tendrá una potencia de 224 CV y un par máximo de 510 Nm a partir de sólo 1.600 rpm. El confort y el dinamismo de un seis cilindros también lo tendrá el nuevo ML 280 CDI, con 190 CV y un par máximo de 440 Nm. El consumo de los Diesel es de 9,4 litros cada 100 Km, siendo así el nuevo Clase M uno de los todo terrenos más económicos de su categoría. Igualmente nuevo es el motor gasolina V6 del ML 350, con 272 CV y un par máximo de 350 Nm. Como motor tope de gama se sitúa el conocido ocho cilindros del ML 500, que ahora desarrolla 306 CV.

El único cambio automático con siete marchas del mundo, 7G-TRONIC, vendrá de serie en todos los modelos de la nueva Clase M. A través de una selección inteligente de la marcha adecuada, el cambio extrae el máximo potencial del motor y contribuye también al ahorro de combustible. Por primera vez el accionamiento del 7G-TRONIC se realiza electrónicamente a través de un mando en la caña del volante. Mercedes-Benz denomina esta técnica DIRECT SELECT.

Mercedes-Benz ha perfeccionado la tracción permanente a las cuatro ruedas y el sistema de tracción 4 ETS con funciones adicionales como la asistencia en conducción cuesta abajo, la ayuda al arranque en pendiente y el ABS-todo terreno. En lo que se refiere a la transmisión a las cuatro ruedas habrá dos versiones a elegir que se corresponden con los diferentes estilos de conducción fuera de carretera: junto la reductora convencional, existirá opcionalmente un nuevo pack-todo terreno con el cual el nuevo Clase M dominará las situaciones más difíciles que se presenten fuera del asfalto. Este pack comprende, entre otros, una reductora de dos etapas con desmultiplicación todo terreno, diferencial bloqueable al 100% entre los ejes delantero y en el eje trasero así como el del eje trasero, conectables manual o automáticamente y una suspensión neumática AIRMATIC ajustada para la conducción todo-terreno, con una distancia libre al suelo entre 110 y 300 mm y una profundidad de vadeo de 600 mm.

La suspensión AIRMATIC será equipamiento de serie junto con el sistema de amortiguación adaptativa (ADS) que ajusta en cada momento la fuerza de los amortiguadores. Dobles paralelogramos deformables en las ruedas delanteras y ejes multibrazo en las traseras contribuyen a un confort de conducción y una precisión de guiado propias de las berlinas de la marca. Las llantas de aleación también serán de serie, con neumáticos 235/65 R 17 (en los modelos con motor V6) y 255/55 R 18 (en los V8).

En el apartado seguridad, la nueva Clase M de Mercedes-Benz, continua en el primer puesto de los todo terreno. La protección de los ocupantes corre a cargo de una carrocería autoportante con grandes áreas de deformación delante y detrás y tecnología punta de la gama alta: airbags adaptativos de dos etapas de activación para el conductor y el acompañante, airbags laterales en las plazas delanteras, airbags de cortina en las ventanillas así como pretensores de cinturón y limitadores de tensión del cinturón en todas las plazas. En las colisiones por detrás, los nuevos reposacabezas activos NECK-PRO para el conductor y el acompañante, ofrecen protección adicional. También en lo referente a protección de los ocupantes, el nuevo Clase M establece nuevas referencias en este tipo de vehículos con el sistema PRE-SAFE (opcional), que previene a los pasajeros ante la inminencia de un accidente adoptando diferentes medidas.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario