El nuevo Clase C de Mercedes-Benz llega al mercado con Certificado Medioambiental

El Nuevo Mercedes-Benz Clase C es el primer coche de su segmento que dispone de Certificado Medioambiental. El departamento de certificaciones TÜV Süd Management Service GmbH ha confirmado el desarrollo orientado al medio ambiente de esta nueva berlina, ello implica beneficios adicionales en todo el ciclo de vida del vehículo y en áreas tan importantes como la selección de materiales, el consumo de combustible y las emisiones de escape. Mercedes-Benz es la única marca de automóviles en todo el mundo que posee este certificado de muy difícil obtención.
Después de una meticulosa evaluación, los expertos del TÜV, el organismo alemán competente en todo lo referido a inspección técnica, han determinado que el proceso de desarrollo del nuevo Clase C cumple los requisitos de la norma internacional ISO 14062, ratificando así que el concepto “Diseño para el Medio Ambiente” integra los aspectos medioambientales con el diseño y desarrollo del producto. Además, el TÜV comprobó y validó los datos y afirmaciones contenidos en la información medioambiental del nuevo Clase C. Mercedes-Benz ha resumido esta información en un folleto que está disponible en Internet desde el 19 de enero de 2007 en www.daimlerchrysler.com/sustainability.
Gracias al riguroso desarrollo de los motores de cuatro cilindros del nuevo Clase C, los ingenieros de Mercedes consiguieron reducir el consumo hasta en un 6% en comparación con el modelo anterior. Respecto a las emisiones de escape, los niveles de óxidos de nitrógeno son hasta un 90% más bajos que los exigidos por la vigente norma Euro 4 y las emisiones de hidrocarburos un 86% menores.
En el balance medioambiental posteriormente verificado por los expertos del TÜV, los especialistas de Mercedes-Benz analizaron todo el ciclo de vida de la nueva berlina, desde la producción de sus componentes y materiales hasta un kilometraje operativo de 200.000 km, computando tanto las emisiones como los requisitos energéticos. En comparación con el modelo anterior del año 2000, el requisito energético total del nuevo Clase C ha disminuido en 125 Gigajulios, lo que corresponde al valor energético de aproximadamente 3.800 litros de gasolina. Las emisiones de dióxido de carbono, responsable del efecto invernadero, se han reducido en todo el ciclo de vida en 9 toneladas por vehículo.
Mercedes-Benz también está logrando notables progresos en la selección de materiales. El nuevo Clase C emplea materiales caracterizados por un consumo mínimo de recursos, bajo consumo de energía y buenas características de reciclado. De hecho, la nueva berlina ya cumple las futuras normas de reciclado de la UE que entrarán en vigor en 2015 y que exigen una tasa de reciclado del 95% (con una máxima recuperación de energía del 10%). Como contribución a la conservación de los recursos, el nuevo Clase C integra componentes con un peso total de más de 40 Kg que pueden ser fabricados con plásticos reciclados. En comparación con el modelo anterior, ello supone un aumento de hasta el 34% del volumen de componentes obtenidos a partir de materiales reciclados.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario