El nuevo Bmw serie4 Cabrio

 

El nuevo BMW Serie 4 Cabrio marca el inicio de una nueva era de modelos descapotables de BMW, pertenecientes al segmento automovilístico medio. La nueva expresión estética que estrenó el BMW Serie 4 Coupé también se manifiesta a través del segundo modelo de la serie, el BMW Serie 4 Cabrio. Aumenta el aplomo y se establecen nuevos listones de referencia en relación con dinamismo, elegancia y el incomparable placer de conducir un descapotable, tanto con el techo abierto como cerrado. Además del diseño de personalidad propia, se suman diversos factores técnicos adicionales que diferencian al BMW Serie 4 Cabrio de los modelos de la serie 3 de BMW.

En comparación con el BMW Serie 3 Cabrio, el nuevo BMW Serie 4 Cabrio tiene una carrocería más ancha, y las distancias entre ruedas y entre ejes son visiblemente mayores. El perfecto equilibrio de las proporciones y el característico trazado de las líneas se obtienen mediante voladizos menores en el frente y en la zaga, así como con un capó muy largo y el habitáculo desplazado hacia atrás. Sin embargo, los rasgos de diseño típicos de la marca BMW, tales como la parrilla ovoide doble, los faros dobles y las grandes entradas de aire en el faldón delantero, sí permiten constatar el parentesco con los modelos de la serie 3.

Por su parte, los así llamados «air breathers», es decir, las salidas de aire detrás de los pasos de rueda delanteros, son expresión de las medidas de optimización de la aerodinámica del BMW Serie 4 Cabrio. Estas salidas, que se suman a las ya conocidas cortinas de aire («air curtains»), logran reducir la turbulencia de aire y, por lo tanto, disminuyen la resistencia aerodinámica en la zona de las ruedas delanteras. La zaga tiene formas planas, por lo que armoniza a la perfección con la fluidez de las formas del coche. El diseño está acuñado por líneas horizontales y por pasos de rueda traseros marcadamente abombados. De este modo, se acentúa el ancho de vía posterior, indicándose con toda claridad que se trata de un coche de tracción trasera.

Estructura mejorada del techo. Mayor confort. Más funciones. Gracias a su diseño, el BMW Serie 4 Cabrio logra establecer un nexo armonioso entre la silueta elegante e inconfundible de equilibradas proporciones del coche con el techo abierto, y la expresión extraordinariamente dinámica de un coche tipo cupé (sin montante B) cuando el techo está cerrado. El techo metálico de tres segmentos del BMW Serie 4 Cabrio cuenta con un sistema de aislamiento acústico mejorado mediante un guarnecido capaz de absorber ondas de sonido. De este modo aumenta perceptiblemente el nivel de confort y, además, la utilidad del coche en los meses de invierno. Además, el techo completamente recubierto, provisto de una luz interior adicional, crea un ambiente que más bien corresponde al que impera en un cupé deportivo de carácter selecto. Si el techo está abierto y oculto debajo de la tapa posterior, puede utilizarse un sistema auxiliar de elevación para elevar su estructura completa, y así acceder más fácilmente al compartimiento del maletero. De esta manera es sencillo introducir objetos voluminosos en el maletero, aunque el techo del descapotable esté abierto. Los asientos están instalados en una posición muy baja, por lo que tanto en los delanteros como en los traseros se dispone de más espacio por encima de las cabezas. Ocupando uno de los asientos posteriores, también se cuenta con más espacio a la altura de las rodillas en comparación con el modelo antecesor.

Personalización mediante líneas de equipamiento y exclusivos detalles.

En el interior del BMW Serie 4 Cabrio impera un ambiente elegante y exclusivo. Todos los elementos de mando relevantes para la conducción están agrupados al alcance del conductor, por lo que puede acceder a ellos óptimamente. Las líneas y superficies de las puertas confluyen en la parte posterior del habitáculo. Si el interior es de colores claros, los revestimientos son de dos colores que armonizan con la expresión estética de la tapa del vano que acoge el techo plegable, creándose un «efecto de cubierta de lancha rápida». Este diseño envolvente logra acoger a todos las personas que se encuentran en el descapotable, por lo que todos ellos tienen la sensación de participar activamente en la conducción.

El nuevo asiento con guía integrada para el cinturón de seguridad incluye ahora de serie un sistema de regulación eléctrica. Este asiento, así como también el asiento deportivo opcional con apoyacabezas integrado, pueden estar equipados con un sistema de calefacción a la altura de la nuca. Este equipo opcional, que se estrena en el nuevo BMW Serie 4 Cabrio, está disponible para los dos asientos delanteros.

Si el techo está abierto, el sistema de acondicionamiento regula automáticamente la temperatura en función de la temperatura exterior y de la velocidad del coche.

Además de la versión con el equipamiento básico, pueden adquirirse otras tres líneas de equipamiento, así como un kit deportivo M. Las líneas de equipamiento Sport Line, Modern Line y Luxury Line permiten personalizar visiblemente los rasgos estéticos en el exterior e interior del coche. La calidad de los materiales y su acabado subrayan el ambiente selecto que impera en el BMW Serie 4 Cabrio.

Dinamismo al más alto nivel.

Además de la posibilidad de abrir el techo simplemente con un botón y disfrutar de inmediato de la conducción al aire libre en el BMW Serie 4 Cabrio, las vivencias que se experimentan a los mandos de este nuevo descapotable están determinadas por su impresionante dinamismo y su extraordinaria maniobrabilidad. Los ingenieros de BMW consiguieron una vez más optimizar decisivamente diversas cualidades, entre ellas, la precisión de la dirección, la fidelidad de marcha y la agilidad del coche. La refinada tecnología de su chasis, la dirección electromecánica que no acusa las fuerzas originadas en el conjunto propulsor, la equilibrada distribución del peso entre los dos ejes (50:50), la optimización de las formas en el túnel de viento y el ingenioso e innovador uso de materiales ligeros, son algunos de los ingredientes que redundan en esas cualidades deportivas. El carácter deportivo del descapotable se refleja ópticamente en la mayor distancia entre ejes y entre ruedas y, además, en la menor distancia hasta el suelo. Ello significa que el centro de gravedad del coche es más bajo, lo que tiene una influencia decisiva en su comportamiento dinámico.

Estreno con dos motores de gasolina y un motor diésel.

En la fecha de su lanzamiento al mercado, el nuevo BMW Serie 4 Cabrio se ofrecerá con un motor de gasolina de seis cilindros en línea (BMW 435i Cabrio), un motor de gasolina de cuatro cilindros (BMW 428i Cabrio) y un motor diésel de cuatro cilindros (BMW 420d Cabrio). Los propulsores cubren un margen de potencia desde 135 kW/184 CV hasta 225 kW/306 CV y todos están dotados de la más reciente tecnología BMW TwinPower Turbo. Con estos modernos motores el BMW Serie 4 Cabrio brilla por su excelente capacidad de aceleración y recuperación y, a la vez, por consumir menos y cumplir ya ahora la norma de gases de escape UE6.

Caja de cambios manual de seis marchas o caja de cambios automática deportiva de ocho marchas.

De serie, la transmisión está a cargo de una caja de cambios manual de seis marchas que transmite la fuerza a las ruedas traseras. Cualquiera de los motores puede combinarse opcionalmente con la caja de cambios automática deportiva de ocho marchas, con la que es posible cambiar de marchas utilizando las levas que se encuentran en el volante. Las dos cajas de cambios permiten utilizar la función Auto Start Stop, incluida de serie.

BMW EfficientDynamics.

En el BMW Serie 4 Cabrio, el placer de conducir va emparejado con un consumo extraordinariamente bajo. Ello es posible gracias a las medidas aplicadas en concordancia con la estrategia de innovación BMW EfficientDynamics en todos los sectores del nuevo BMW Serie 4 Cabrio. Esas medidas incluyen el montaje de motores diésel y de gasolina de consumo optimizado, pero también el uso inteligente de materiales ligeros y una aerodinámica optimizada mediante cortinas de aire («air curtains») y conductos laterales de guiado del aire («air breathers»). La función Auto Start Stop, el sistema de recuperación de la energía de frenado, el indicador del momento óptimo para cambiar de marchas, la conexión y desconexión de los grupos secundarios según sea necesario, así como también el innovador asistente previsor, contribuyen a reducir el consumo y las emisiones, sin por ello incidir negativamente en las cualidades dinámicas del coche. Estando activo el modo ECO PRO, es posible reducir el consumo en hasta un 20 por ciento. En combinación con la caja de cambios automática opcional se dispone de la función de conducción en «modo de planeo», igual que en el modelo cupé.

BMW ConnectedDrive.

BMW entendió muy pronto la importancia que tiene la inclusión del automóvil en una misma red con su entorno, pudiendo ofrecer así servicios de movilidad únicos en el mercado y, adicionalmente, brindar diversos sistemas de asistencia al conductor. Gracias a Connected Drive, estos servicios y estas funciones se ofrecen de serie u opcionalmente para el BMW Serie 4 Cabrio, siendo ahora posible adquirirlos después de la compra del coche. Algunos de los servicios también pueden contratarse temporalmente. De esta manera, el nuevo BMW Serie 4 Cabrio establece varios hitos en relación con la seguridad, el confort, la información y el entretenimiento. Entre los aspectos más destacados cabe mencionar la nueva generación del sistema de navegación Professional. Además: Head-Up Display de BMW, con gráficas que cubren todo el espectro cromático; Driving Assistant Plus, que advierte al conductor si existe el riesgo de atropellar a un peatón; asistente de luz de carretera con antideslumbramiento con faros LED; Protección Activa, con asistente de control de la concentración del conductor; así como un sistema Control de Crucero Activo, optimizado con función Stop and Go.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario