El nuevo BMW Serie 3 Touring 07.07.2005

Todos los modelos de la Serie 3 resultan convincentes por su logrado equilibrio entre elegancia, dinamismo y por su compacto diseño. El nuevo BMW Serie 3 Touring ofrece, además, una gran versatilidad. En el uso cotidiano, resulta ser un coche deportivo y versátil, apropiado para transportar objetos voluminosos de casi cualquier índole. Es el modelo de la Serie 3 con el diseño más vanguardista y más deportivo hasta hoy. Al mismo tiempo, es el modelo familiar más ?abierto? del mundo: su gran techo solar consigue que uno casi se sienta al volante de un descapotable.
Más grande, potente, versátil? y más rápido: el nuevo Serie 3 Touring.
El Touring de la cuarta generación ofrece innovaciones que lo hacen líder de su segmento: dispone de motores más potentes, su chasis resulta apropiado para una conducción más deportiva, tiene más detalles que aumentan el confort de sus ocupantes y que solucionan el transporte de los más diversos objetos, con lo que el valor del producto experimenta una considerable mejora. El Touring puede acompañarte en todas las ocasiones, y a la vez, permite disfrutar al máximo de la conducción.
Así lo demuestran las vueltas rápidas en la variante norte del clásico circuito de Nürburgring, donde consigue un crono de 8 minutos 49 segundos, siendo tan rápido como la deportiva berlina de la Serie 3.
Compartimento de carga más espacioso. Mejores ideas para transportar objetos.
Los clientes de los BMW Touring le conceden especial importancia, aunque no únicamente, al espacio disponible para transportar diferentes objetos. Midiendo hasta la parte superior del respaldo del asiento posterior, el compartimento de carga es 25 litros más grande que el del modelo anterior, sumando 460 litros en total. Se puede abatir el respaldo en proporción 60:40. Si se pliega totalmente, se dispone de un espacio de carga de 1.385 litros, con la ventaja adicional de contar con un piso casi plano en el maletero. En este caso el compartimento tiene 40 litros más que su antecesor.
En el día a día se aprecian muchas mejoras en diversos detalles, que consiguen que el Touring sea aún más práctico. Por ejemplo, el compartimento debajo del piso del maletero; o el propio piso de maletero, que es reversible, con el reverso cubierto por una lámina resistente y lavable, que además puede extenderse más allá del maletero, por encima del paragolpes posterior. Si en lugar del portón abrimos sólo la luneta trasera, la cubierta del equipaje se eleva para permitir un acceso más cómodo. El carácter práctico aumenta considerablemente gracias a una caja plegable e impermeable, diversas redes, un soporte para paraguas, ganchos para colgar bolsas y, también, a un enchufe eléctrico de 12 voltios.
Lanzamiento al mercado con cinco motores nuevos.
El Touring empezará a venderse con tres motores de gasolina (320i, 325i y 330i) y dos motores diesel (320d y 330d). Todos son más potentes, su funcionamiento es más suave y consumen menos que las versiones anteriores. Posteriormente se ofrecerán también los motores 318i y 318d, de cuatro cilindros. Los modelos provistos de motores de seis cilindros 325i, 330i y 330d también podrán adquirirse en versión de tracción total.
Motor de seis cilindros ultraligero, gracias al empleo del magnesio.
El motor de seis cilindros en línea del máximo representante de la Serie, el BMW 330i Touring, tiene una potencia de 190 kW/258 CV, con lo que supera en 20 kW/27 CV la de su antecesor. Su par motor es de 300 Nm entre las 2.500 y las 4.000 vueltas. En su segmento, es el motor de 3.000 cc más potente y ligero del mundo.
Éste es el primer propulsor de gran producción, en el que se usa el magnesio en el bloque, el cárter del cigüeñal y la tapa de la culata; el magnesio es un material que pesa un 30 por ciento menos que el aluminio.
En este motor de seis cilindros se estrena el sistema VALVETRONIC, que regula de forma continua la alzada y la duración de la apertura de las válvulas de admisión, en función de la posición del pedal del acelerador. De esta manera se aprovecha de modo más eficiente el combustible y mejora la respuesta del motor. Este sistema está combinado con el sistema doble VANOS de regulación variable del árbol de levas, tanto para las válvulas de admisión como las de escape.
El BMW 330i Touring puede acelerar de 0 a 100 km/h en 6,4 segundos y su capacidad de recuperación en cuarta de 80 a 120 km/h es de 6,9 segundos. La velocidad punta es de 250 km/h, limitada electrónicamente. El modesto consumo es de 8,9 litros cada cien kilómetros, según el ciclo de pruebas UE.
También el motor de seis cilindros en línea del BMW 325i Touring es más eficiente. Tiene una potencia de 160 kW/218 CV a 6.500 r.p.m. (+ 19 kW) y su par máximo es de 250 Nm entre las 2.700 y 4.250 vueltas (+ 5 Nm).
Este nivel de potencia le otorga el primer lugar en comparación con los motores de la competencia, con una velocidad máxima de 243 km/h, aceleración de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos y capacidad de recuperación en cuarta de 80 a 120 km/h en 7,9 segundos.
El BMW 320i, con un potente motor de cuatro cilindros.
El motor del 320i Touring se basa en el motor de cuatro cilindros y 2.000 cc que llevaba el modelo que antes se llamó 318i. Este motor, equipado con VALVETRONIC y doble VANOS, tiene una potencia de 110 kW/150 CV a 6.200 r.p.m. con un par máximo de 200 Nm a 3.600 r.p.m. La aceleración de 0 a 100 km/h es de 9,4 segundos, y la velocidad punta es de 218 km/h. El consumo es de 7,6 litros cada 100 kilómetros en el ciclo combinado UE.
Diesel deportivo, también en el Touring.
Las variantes provistas de motor diesel tienen cualidades deportivas gracias al potente propulsor. Sus prestaciones son superiores a las de su antecesor gracias a la utilización de la tecnología common-rail más moderna, y al turbo de geometría variable.
El buque insignia de los diesel, el 330d Touring, obtiene del seis cilindros nada menos que 170 kW/231 CV y un aún más impresionante par motor de 500 Nm entre las 1.750 y las 3.000 vueltas. De esta manera, tanto su confort como su dinamismo vuelven a ser los primeros del segmento.
Naturalmente estas cifras proporcionan unas prestaciones sobresalientes, con un tiempo de 6,8 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h y una velocidad punta de 248 km/h. El consumo es de apenas 6,7 litros cada 100 kilómetros en el ciclo combinado UE. El BMW 330d Touring cumple la norma de emisiones UE4 y está equipado de serie con un filtro de partículas.
Deportivo y económico a la vez: el BMW 320d Touring.
El potente propulsor diesel montado en el 320d, brilla por la entrega de su potencia de 120 kW/163 CV y por su gran par motor de 340 Nm, disponible entre 2.000 r.p.m. y 2.750 r.p.m., datos que marcan la referencia en su segmento. Este modelo es capaz de acelerar en 8,6 segundos de 0 a 100 km/h y su velocidad máxima es de 223 km/h. El 320d consume 5,9 litros cada cien kilómetros y cumple la norma UE4. Para el 320d está disponible un filtro de partículas como opción.
Caja de cambios de seis velocidades para todos los modelos.
Todos los modelos llevan de serie una caja de cambios manual de seis velocidades. Disponiendo de saltos más cortos entre marchas y de un margen más amplio entre la primera y la sexta, siempre es posible cambiar de marcha a revoluciones óptimas. La primera marcha ha sido concebida para ofrecer una mayor capacidad de tracción, por lo que resulta óptima al poner en movimiento el coche.
En términos generales, el Touring se conduce de modo aún más dinámico, tiene mayor capacidad de aceleración y su velocidad punta es más alta. Además, consume menos. Opcionalmente se puede adquirir una caja de cambios automática de seis velocidades.
Tecnología punta para una conducción más dinámica.
Tradicionalmente, el BMW Touring dispone de la suspensión más ágil de su segmento. Esta suspensión, con la suprema combinación del motor montado longitudinalmente, la tracción trasera y el equilibrado reparto de peso entre los ejes, hacen que este familiar deportivo vuelva a marcar las diferencias.
El nuevo eje delantero de aluminio de doble articulación consigue una armonía perfecta entre dinamismo y confort. Combina la estabilidad direccional con unos ruidos de rodadura mínimos, el resultado es incluso superior al ya excelente del modelo anterior. A pesar de su menor peso, este eje contribuye significativamente a la gran rigidez del coche.
La gran agilidad y el comportamiento deportivo del coche también se deben al eje posterior de cinco brazos. Este eje garantiza un guiado muy preciso de las ruedas y un excelente confort de rodadura. El chasis del Touring es básicamente el mismo que el de la berlina, aunque puesto a punto considerando las exigencias específicas de un coche de este tipo.
DSC de última generación.
El sistema de control dinámico de estabilidad DSC de última generación hace que el BMW Serie 3 Touring sea aún más seguro. Los modelos con motores de seis cilindros llevan un DSC con funciones adicionales, entre ellas el secado de los discos de freno al conducir sobre calzadas mojadas y la función de frenos en alerta, que acerca ligeramente las pastillas en caso de una posible frenada de emergencia. Además, una función adicional evita que el coche retroceda al arrancar cuesta arriba y que se hunda la parte delantera poco antes de detenerse al frenar.
Más seguridad para remolques.
El sistema de estabilización de remolques ASL aumenta la seguridad en la medida en que detectan precozmente movimientos pendulares del remolque para estabilizarlo, activando los frenos del coche y evitando así que la situación se torne peligrosa.
Diseño para disfrutar de la estética del coche y de la conducción.
El Serie 3 Touring hace visible el dinamismo y la agilidad del coche, cualidades que redundan en el placer de conducir. Sus proporciones y la expresión de sus superficies le confieren un carácter propio dentro de la gama de modelos de la Serie 3. Gracias a sus formas fluidas expresa funcionalidad emparejada con la elegancia deportiva clásica, siendo fiel reflejo de un estilo de vida moderno y activo.
Deportividad, dinamismo y elegancia en perfecto equilibrio.
El largo vano motor, los voladizos cortos y el centro óptico del habitáculo muy desplazado hacia atrás, son clara expresión de las cualidades típicas de los modelos de BMW con motor de seis cilindros y tracción trasera. Con el fin de conseguir una gran armonía entre las generosas superficies acristaladas del modelo familiar y las cualidades deportivas del coche, el techo se ha diseñado de tal modo que, visto de perfil, la línea desciende suavemente hasta el paragolpes y, a la vez, la línea lateral de la cintura es ligeramente ascendente en la parte posterior. Las dos líneas quedan unidas por la curvatura típica de BMW. De esta manera, el dinamismo del coche queda integrado en las líneas de su diseño.
El habitáculo: expresión del más puro placer de conducir.
Al igual que el diseño exterior, también la estética del habitáculo se distingue por sus superficies convexas y cóncavas, lo que le confiere un ambiente de dinamismo controlado y ligereza. De esta manera, el Touring conjuga dos características: por un lado es un coche deportivo y, por otro, un coche tremendamente espacioso, con un diseño vanguardista y muy moderno.
El salpicadero está óptimamente estructurado y acentúa la experiencia de la conducción con sus clásicos instrumentos redondos. Todas las funciones de relevancia para la conducción están integradas en el volante o muy cerca de él. Las informaciones esenciales para conducir y las funciones de confort se encuentran en el campo visual del conductor. El acompañante también puede acceder cómodamente a los mandos de confort, que se encuentran en la parte central.
iDrive, el sistema de mando e indicación superior.
Si el cliente opta por uno de los dos sistemas de navegación, obtiene también el sistema iDrive, compuesto por el mando de control y una pantalla situada bajo una segunda visera en la parte superior del salpicadero, diferenciándose así de las versiones de serie. Con este equipamiento, el conductor se beneficia de un sistema de mandos e informaciones de perfecta ergonomía. También el acompañante puede acceder fácilmente a todas las informaciones y funciones de confort del sistema.
Mayores dimensiones: más confort y seguridad.
Sin prescindir del carácter compacto que distingue a los modelos de la Serie 3, el Touring es más largo, ancho y alto que su antecesor y, además, también la batalla ha aumentado. Esto beneficia claramente a los ocupantes, proporciona mayor espacio para el equipaje y eleva el nivel de seguridad pasiva.
Soluciones ingeniosas para el equipaje.
El maletero tiene una capacidad de entre 460 y 1.385 litros, por lo que es sumamente espacioso y, además, incluye numerosas soluciones muy ingeniosas. El equipamiento básico ya incluye un enchufe de 12 voltios, argollas de amarre, cintas de fijación del equipaje, ganchos para bolsas y un soporte para paraguas. Considerando que el Touring lleva neumáticos tipo ?runflat? para mayor seguridad, se puede aprovechar adicionalmente el vano que se encuentra debajo del piso del maletero para transportar diversos objetos.
Cómoda luneta practicable. Plano de carga del maletero rebajado.
De serie, la luneta se puede abrir por separado, con lo que resulta más sencillo introducir objetos en el maletero o retirarlos y, además, es posible transportar objetos largos. Al abrir la luneta, el cubre-equipajes del maletero se desplaza hacia arriba, lo que permite acceder al maletero directamente. El paragolpes posterior tiene un rebaje para poder introducir más cómodamente objetos pesados o voluminosos en el maletero. Así, la altura del plano de carga es de apenas 59 centímetros.
Soluciones ingeniosas en diversos detalles, para un uso cotidiano más cómodo.
Opcionalmente se puede adquirir una serie de mejoras para el maletero, con cual aumenta considerablemente la utilidad del Touring. Además, este paquete opcional se diferencia claramente de las ofertas que en ese sentido hacen los fabricantes de la competencia. La parte esencial del paquete consiste en un piso reversible que lleva en un lado una lámina de material plástico lavable que puede extenderse en toda la superficie del maletero y ampliarse hasta cubrir el paragolpes posterior para evitar que se ensucie o arañe durante las operaciones de carga o descarga. Además, este piso reversible también lleva una caja plegable e impermeable que puede contener, por ejemplo, botas mojadas o sucias. Con la bolsa opcional para esquíes, este módulo puede sustituirse por otros componentes que se montan en el lugar correspondiente entre los asientos posteriores, como, por ejemplo, una nevera.
Evolución en la carrocería: más ligera, rígida y segura.
Mediante la utilización inteligente de materiales ligeros, fue posible conseguir que la carrocería sea aún más rígida y que el peso específico sea menor. La carrocería de aceros modernos, con tecnologías especiales de conformación del acero y con un sistema de barras de refuerzo en las estructuras portantes, es ahora un 25 por ciento más rígida sin haber aumentado su peso en comparación con el modelo anterior.
En caso de un choque lateral: el Touring más seguro hasta ahora fabricado.
El nuevo BMW Serie 3 Touring fue concebido desde el principio para obtener el mejor resultado posible (cinco estrellas) en las pruebas europeas de choque EuroNCAP.
El sistema de protección de los ocupantes incluye de serie, además de cinturones optimizados, no menos de seis airbags: para el conductor y para el acompañante, airbags para caderas y tórax y airbags de cortina para las cabezas. El asiento del acompañante y los asientos laterales traseros llevan anclajes ISOFIX para ofrecer una protección óptima a los niños. El airbag del acompañante se puede desconectar para colocar un asiento para niños, montado en sentido contrario al de la marcha.
La dirección activa de BMW, única en el segmento.
El nuevo BMW Serie 3 Touring es el único familiar del segmento medio que lleva un sistema de dirección activa. Este sistema, que se puede solicitar en todos los modelos de seis cilindros, consigue mejorar la agilidad y maniobrabilidad del coche y, por lo tanto, contribuye a aumentar el placer de la conducción. La dirección es más directa a bajas velocidades y más indirecta a altas velocidades. De esta manera se consigue solucionar el conflicto que tienen todos los sistemas de dirección convencionales entre agilidad, estabilidad de marcha y confort.
Además, la dirección activa de BMW aumenta el nivel de seguridad: si se frena sobre una calzada irregular con placas de hielo y asfalto seco o mojado, la dirección interviene activamente estabilizando el coche de modo rápido y preciso. En caso necesario, el conductor tiene que intervenir adicionalmente, corrigiendo el ángulo de giro del volante. De esta manera, es más sencillo y seguro conducir el coche ágilmente. Además, gracias a la dirección activa, se reduce la intervención de los sistemas de control que actúan sobre los frenos y el motor. Otra ventaja evidente consiste en que el conductor tiene que dar menos vueltas al volante al aparcar o maniobrar y al conducir en la ciudad.
La innovadora tecnología de iluminación aumenta la seguridad.
El coche monta de serie faros halógenos dobles, y el cliente puede pedir opcionalmente faros bi-xenón o faros bi-xenón autoadaptables. Estos faros de orientación automática en curvas adaptan continua y dinámicamente el haz de luz a la trayectoria, consiguiendo una iluminación óptima: da la sensación de que la luz se anticipa a la trayectoria como por arte de magia.
Óptimo confort en calefacción y climatización.
El sistema de calefacción y climatización en un coche como el BMW Serie 3 Touring constituye un reto especial para los ingenieros debido al gran tamaño del habitáculo.
En comparación con los productos de la competencia, el sistema de climatización del BMW Serie 3 Touring resulta tan convincente por la velocidad con la que consigue calentar o refrigerar el habitáculo. El climatizador automático (equipamiento de serie) es la solución óptima en este caso. Este sistema no provoca molestas corrientes de aire y consigue ajustar la temperatura deseada en muy poco tiempo, manteniéndola a ese nivel constantemente y sin oscilaciones. La posibilidad de ajustar la temperatura por separado en la parte trasera del habitáculo es una función que contribuye sensiblemente a mejorar el nivel de confort. El Touring de la Serie 3 es el primero de su segmento que lleva persianas que protegen contra la incidencia de rayos solares en las ventanas laterales posteriores.
Acústica perfecta para disfrutar del sistema audio.
Si, por un lado, es difícil conseguir una solución óptima para la climatización de un coche como el Touring, por otro lado un sistema audio se beneficia precisamente de la posibilidad de aprovechar el compartimento de carga como caja de resonancia.
El equipo estéreo del Touring no solamente lo hace de modo óptimo, sino que, además, marca un nuevo listón de referencia mediante un sistema audio perfectamente equilibrado. El equipo de serie puede ser mejorado aún más con el sistema de alta fidelidad opcional LOGIC7 HIFI Professional. En el BMW Serie 3 Touring, este equipo alcanza niveles de calidad acústica desconocidos hasta ahora en este segmento automovilístico.

Esta entrada fue publicada en BMW. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario