EL NUEVO AUDI A3

El nuevo Audi A3 reúne todas las perspectivas para repetir el éxito del actual modelo. La segunda generación, con un remarcado carácter deportivo, tecnología avanzada y el diseño más dinámico del segmento, vuelve a ser candidato a un puesto de honor en el selecto club al que ya pertenece su antecesor, presentado en 1996.

Uno de los logros de la primera generación A3 fue la definir un nuevo segmento de automóvil, el de los compactos de lujo, que ha dominado a lo largo de toda su vida. El Audi A3 ha sido siempre un competidor líder en la escena internacional: un hecho que ha sido confirmado no sólo por la importante cantidad de premios que ha recibido sino también por su destacado volumen de ventas.

Diseño

Emoción y precisión: estas dos características definen el diseño exterior del nuevo A3 y, al mismo tiempo, le proporcionan el característico diseño de Audi. La carrocería es, a simple vista, más estilizada y de apariencia más atlética.

La batalla se ha alargado 65 mm, y con 30 mm de anchura adicional y 10 mm menos de altura, las proporciones del nuevo Audi A3 se acercan a las de un coupé. Esta impresión aumenta por los voladizos delantero y posterior más reducidos, un ángulo notablemente mayor de los pilares C y las lunas laterales más pequeñas. Al mismo tiempo, los pasajeros disponen de dimensiones interiores más amplias, tanto en las plazas delanteras como en las traseras, que tiene como resultado un grado más elevado de confort.
Las características más llamativas del diseño de la zona delantera del nuevo A3 son las marcadas nervaduras del capó desde el exterior hacia el interior, el estilo dinámico de los faros delanteros de cristal liso, cuyos bordes superiores encaminan la vista del observador hacia la parte central del coche. El frontal del Audi A3, con la característica doble parrilla, ofrece, con estos elementos, un carácter de solidez y fiabilidad.

La zona posterior se caracteriza por la significativa reducción de su líneas de unión y una división clara de todas las superficies. Es una evolución, en el mismo idioma formal, del modelo anterior, ganador de múltiples premios de diseño. Un elemento visual audaz en la parte posterior son las salidas de escape al descubierto; individuales o dobles en función del motor elegido.

El diseño interior también expresa el carácter dinámico y elegante, una impresión subrayada por una posición de las banquetas de los asientos, más baja que en la primera generación y por otros detalles visuales: las rejillas de ventilación circulares con acabado de aluminio; la consola central con una posición de la palanca de cambios ideal desde el punto de vista ergonómico y el pedal de acelerador montado en el suelo, en un estilo puramente deportivo. El panel de instrumentos es de dimensiones reducidas, con los relojes con una presentación clara, como la de un cronómetro.

El notable aumento del espacio disponible para los ocupantes es un importante paso adelante en el modelo de nueva generación. Los ocupantes de las plazas posteriores, en particular, disponen de un espacio optimizado para las rodillas y de mayor anchura a la altura de los hombros. El diseño especial de la palanca del freno de mano, que ahorra mucho lugar, ha permitido instalar dos portavasos adicionales en la consola central, en una situación en la que también pueden ser utilizados por los ocupantes de los asientos posteriores.

Motores y transmisiones

La extensa gama de mecánicas disponible para el A3 incorpora tres nuevas opciones. Los ingenieros de Audi han incrementado la cilindrada de los populares motores TDI hasta los 2.0 litros. Además, el motor dispone ahora de cuatro válvulas por cilindro. El 2.0 FSI y el V6 3.2 se han montado recientemente en el A4 y el TT. Todos estos motores transmiten su potencia a las ruedas delanteras o bien, en función de la versión, a las cuatro ruedas por medio del sistema de tracción integral quattro. La gama está formada por las siguientes motorizaciones:

  • 3.2 litros V6, 241 CV, par máximo de 320 Nm (desde septiembre)
  • 2.0 litros FSI, 150 CV, 200 Nm de par máximo
  • 1.6 litros de 102 CV, 148 Nm de par máximo
  • 2.0 litros TDI, 140 CV, par máximo de 320 Nm
  • 1.9 litros TDI, 105 CV, 250 Nm de par máximo (a mediados de año)

    En función de la mecánica que monta el modelo, el cambio manual es de cinco o seis velocidades; el sistema tiptronic es opcional. Con seis velocidades, esta transmisión automática es una oferta incomparable en el segmento de los vehículos compactos.

    Como una alternativa a la transmisión manual, las versiones más potentes de gasolina y TDI pueden montar la nueva caja manual deportiva automarizada DSG. Esta innovadora caja de velocidades, derivada de la tecnología de competición, dispone de embragues automáticos gemelos que permiten un rápido cambio de marchas sin caída alguna del régimen del motor y, por lo tanto, el más puro placer de conducción deportiva.

    El conductor puede cambiar de marcha de forma secuencial a través de la palanca o por medio de pulsadores en el volante, con el valor añadido de que también puede elegir el cambio automático tradicional, si así lo prefiere. Dado que esta transmisión opera sin las pérdidas de potencia asociadas a los convertidores de par, los coches equipados con DSG ofrecen un comportamiento dinámico y un consumo de combustible similares a los que proporciona una caja manual. Las versiones del Audi A3 con DSG estarán disponibles desde mediados de año.

    Otro elemento que no tiene ninguno de los competidores en el segmento de los compactos de lujo es la tracción integral permanente quattro, disponible para las versiones de mayor potencia del nuevo A3. La tracción quattro es una excelente alternativa para quien desee una conducción deportiva con el máximo nivel de seguridad activa.

    Tren de rodaje

    La excelente dinámica de marcha del nuevo A3 se apoya, asimismo, en su sistema de suspensión, con una versión mejorada del sistema McPherson en el tren delantero y suspensión independiente de cuatro brazos en el eje posterior.

    Este tren de rodaje está diseñado para un control deportivo y ágil con la máxima estabilidad, que facilita los trazados de las curvas por igual en las versiones con tracción delantera o con el sistema quattro. Las barras estabilizadoras están directamente unidas a los brazos de suspensión para reducir al mínimo la inclinación de la carrocería. Otra ventaja apreciable de este sistema de suspensión es un confort de marcha similar al de vehículos de las gamas más altas.

    La llantas de aleación de 16 pulgadas (de serie en los acabados Attraction y Ambiente) ó 17 pulgadas (de serie en acabado Ambition) incrementan las prestaciones al tiempo que refuerzan visualmente el carácter dinámico del coche. El sistema de frenos, con discos de mayor diámetro o, ha sido calibrado para responder al incremento de potencia de los motores.

    La dirección electromecánica, con asistencia variable en función de la velocidad, es otra innovación en el nuevo A3. Combina un “feeling” óptimo al conductor, a través de los movimientos del volante, con una muy baja sensibilidad a las vibr aciones causadas por la superficie sobre la que se circula. Por otra parte consume mucha menos energía que un sistema de dirección asistida hidráulica.

    Equipamiento y acabados

    Como ya ocurrió con la primera generación, el nuevo Audi A3 establece una referencia dentro del segmento de los compactos de lujo, por su equipamiento y nivel de acabados. Los estilos de acabado son tres: Attraction, con su marcada personalidad; Ambition, para aquellos que prefieren un toque de mayor deportividad y Ambiente, con un estilo de máxima exclusividad. Las tres opciones facilitan que cada cliente encuentre las respuestas de equipamiento a sus demandas y necesidades particulares.

    Los elementos de serie en el estilo de acabado Attraction incluyen asientos delanteros con sistema “Easy Entry”, elevalunas eléctricos delanteros y cierre centralizado con mando a distancia. La regulación en altura del asiento del conductor también es de serie y, como novedad en su categoría, se presentan como elemento opcional los asientos posteriores calefactados. Otro elemento opcional destinado al confort de los pasajeros es una pantalla de sol para la luneta trasera.

    El nuevo A3 incorpora, con es habitual en todos los modelos de la marca, elementos de seguridad activa y pasiva como el programa electrónico de estabilización ESP, nuevos asientos delanteros con reposacabezas activos y el sistema sideguard, de airbags laterales tanto delanteros como traseros para proteger la cabeza de los ocupantes.

    Como complemento a los elementos de equipamiento disponibles en los tres diferentes estilos de acabado, Audi ha previsto una amplia gama de opciones para los clientes del A3. Algunos están diseñados para proporcionar un mayor grado de confort, como es el caso de los sistemas de audio de alta calidad de audición; éstos pueden combinarse con un sistema de sonido BOSE. El climatizador electrónico se encuentra disponible con controles separados para el conductor y el pasajero. Como detalle remarcable, el cargador de CD opcional se encuentra situado en la guantera, para un acceso más cómodo. Todos estas opciones, junto con el sistema de navegación con opción de receptor de TV, elevan al A3 a un nivel de equipamiento que sólo se encuentra disponible en coches de las categorías más elevadas.

    El sistema de carga modular, con una bolsa de esquís separable, que incluso puede acomodar dos “snowboards”, y el sensor que conecta las luces de forma automática son una evidencia adicional de que la segunda generación del Audi A3 volverá, seguramente, a marcar tendencias en el segmento de los vehículos compactos de lujo.

    El nuevo Audi A3 en resumen:

  • Carrocería de tres puertas con un diseño plenamente deportivo y un amplio espacio interior.
  • Dimensiones: longitud 4.203 mm; anchura 1.765 mm; altura 1.421 mm; distancia entre ejes 2.578 mm. Capacidad del maletero de 350 litros. Depósito de gasolina de 55 litros.
  • Motores:
  • 3.2 litros V6. 241 CV, par máximo de 320 Nm. 0–100 km/h: aproximadamente 6,7 s. Velocidad punta aproximada: 245 km/h (a partir de mediados de 2003)
  • 2.0 litros FSI. 150 CV, par motor de 200 Nm. 0–100 km/h 9,1 s. Velocidad máxima: 211 km/h.
  • 1.6 litros. 102 CV, par motor máximo de 148 Nm. 0–100 km/h: 11,9 s. Velocidad máxima: 185 km/h.
  • 2.0 litros TDI. 140 CV. Par máximo: 320 Nm. 0–100 km/h: 9,5 s. Velocidad máxima: 207 km/h. Novedad: cuatro válvulas por cilindro.
  • 1.9 litros TDI. 105 CV y 250 Nm de par máximo. 0–100 km/h: 11,4 s. Velocidad máxima: 187 km/h.
  • Caja manual de cinco o seis velocidades. Opcionalmente, tiptronic con modo secuencial-manual de seis velocidades.
  • Para las versiones 3.2 quattro y 2.0 TDI, como opcional: caja manual deportiva automatizada D SG (desde septiembre).
  • Tracción delantera. La tracción integral permanente quattro es de serie en el motor 3.2 y opcional en el 2.0 TDI.
  • Tren de rodaje. Versión optimizada del sistema McPherson en la suspensión delantera con brazos inferiores triangulares; nueva suspensión trasera de cuatro brazos para una marcha más ágil y con máximo control.
  • Nueva dirección con asistencia electromecánica, con asistencia variable en función de la velocidad.
  • Llantas de aleación de 16 ó 17 pulgadas
  • Tres estilos de acabado: Attraction, Ambition, Ambiente.
  • El equipamiento de serie incluye función “Easy Entry” de los asientos delanteros, elevalunas eléctricos delanteros, cierre centralizado con mando a distancia, nuevos asientos delanteros con reposacabezas activos, sistema sideguard de airbags laterales a la altura de la cabeza, ESP, volante de cuero y tres apoyacabezas traseros.
  • Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

    Deja un comentario