El nuevo A3 cabrio- placer de conducción a cielo abierto

Deportivo, versátil y elegante: el nuevo A3 Cabrio convence ya a simple vista por su fluido trazado de líneas y la capota de lona. Desde el punto de vista técnico, el cuatro plazas descapotable también se sitúa a la cabeza de su clase, con una consecuente construcción ligera, ultraeficientes motores y eficientes sistemas de asistencia.

El nuevo Audi A3 Cabrio se muestra deportivo sobre el asfalto. En comparación con el modelo predecesor ha crecido considerablemente, de 4,24 a 4,42 metros de longitud, de 2,58 a 2,60 metros de batalla y de 1,77 a 1,79 metros de anchura. Pese a todo, la versión básica del A3 Cabrio pesa apenas 1.345 kilogramos, lo que supone unos 60 kilogramos menos que antes. Muchos de los componentes del habitáculo se han fabricado en acero de máxima resistencia, mientras que el capó del motor es de aluminio. La competencia de Audi en materia de construcción ligera también queda reflejada en los motores y en el tren de rodaje.

En las armoniosas proporciones del dos puertas desempeña un papel muy importante el voladizo trasero alargado. Embellecedores de aluminio recorren el marco del parabrisas y el borde de las ventanillas; los flancos están definidos por líneas de trazo preciso y superficies atléticas y tensas. Los planos faros aportan al rostro una mirada decidida; al igual que las entradas de aire y el paragolpes, realzan el efecto de anchura del A3 Cabrio. Audi ofrece como opción faros en tecnología LED.

El nuevo A3 Cabrio equipa una ligera capota de lona. Con el accionamiento electrohidráulico se abre y se cierra en 18 segundos, incluso en marcha, mientras no se superen los 50 km/h. Una vez abierta, la capota se aloja en un receptáculo variable. Como alternativa se ofrece una capota acústica con una espuma interior más gruesa que reduce aún más el nivel de ruido en el habitáculo, ya de por sí envidiable. El cortavientos se incluye en el equipamiento de serie de la línea Ambiente, mientras que la calefacción para la zona de la cabeza en los asientos delanteros es opcional en todas las versiones. En caso de vuelco, un sistema activo protege a los pasajeros.

En el interior del cuatro plazas descapotable el tablero de instrumentos es esbelto, y la consola central se inclina hacia el conductor. Las molduras decorativas de formas plásticas, los grandes difusores de aire redondos y el elegante panel de mandos del climatizador trasladan al habitáculo la apariencia propia del segmento superior.

Como en todo Audi, el manejo del nuevo A3 Cabrio es sencillo e intuitivo y la calidad de los acabados no tiene parangón. El volumen del maletero, de 320 litros, puede ampliarse abatiendo los respaldos traseros; con la capota abierta, su volumen es de 275 litros.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario