El NECAR 5 propulsado por pila de combustible atravesó América

· Recorrió 5.250 km estableciendo un nuevo récord en larga distancia
· Sometido a funcionamiento continuo y condiciones extremas
· De San Francisco a Washington

Después de recorrer 5.250 kilómetros a través de América el NECAR 5, un vehículo de DaimlerChrysler con propulsión de metanol, cruzó la meta prevista por la empresa, delante del Capitol en Washington D.C.

El equipo había salido el 20 de mayo 2002 de San Francisco con el objetivo de romper la barrera de las 5.250 kilómetros. Después de soportar el fuerte sol californiano, el vehículo estuvo sometido al frío y a la nieve de Sierra Nevada y las Montañas Rocosas. En su camino tuvo que coronar varios puertos de hasta 2.640 metros de altura. Nunca antes vehículo alguno propulsado por pila de combustible estuvo sometido a un test tan duro. El objetivo de esta operación fue, de un lado, demostrar que los avances tecnológicos en la pila de combustible son tan espectaculares que permiten pensar en un pronto lanzamiento al mercado y de otro, sondear los límites técnicos en el funcionamiento diario. Ya en diciembre 2001 el NECAR 5 recorrió 1.000 kilómetros en las vías públicas californianas.

La fecha de este recorrido récord alberga una gran tradición: En mayo de 1903, hace exactamente 99 años, Dr. H. Nelson Jackson y Newall K. Crocker salieron de San Francisco a bordo del “Winton Touring Car”, un automóvil de 1 cilindro y 20 CV, para llegar después de 63 días llenos de aventuras a Nueva York. El 20 de mayo de 1927, es decir hace exactamente 75 años, Charles Lindbergh despegó en su “Spirit of St. Louis” de Long Island para aterrizar en París en lo que se conoció como el famoso primer vuelo transatlántico sin escalas.

El viaje transcontinental de DaimlerChrysler en el NECAR 5 se realizó entre el 20 de mayo y el 4 de junio de 2002. Cada 450 kilómetros aproximadamente hubo que suministrar metanol al vehículo. Para ello la empresa Methanex había depositado previamente en ciertos puntos del recorrido las cargas necesarias. A bordo del vehículo se encuentra un reformador que extrae del metanol el hidrógeno con el que se propulsa la pila de combustible. El accionamiento completo encuentra cabida en el concepto sandwich que forma la construcción del suelo del NECAR 5, un Mercedes Clase A, de modo que este vehículo externamente apenas difiere de un vehículo de serie.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario