El modelo Mokka que se fabricará en la planta de Opel en España, reforzará la industria automovilistica

 

El nuevo modelo que se fabricará en la planta de Opel en España, significa un apoyo más del sector del automóvil a nuestro país, que pone de relieve que el sector del automóvil es el principal exponente de la recuperación económica española.
Tal y como adelantó el Presidente del Gobierno en Barcelona en el pasado mes de Mayo, el
automóvil continúa apostando por nuestro país. Esta inversión en un nuevo impulso a la
reindustrialización de España y una dosis de confianza muy importante para la sociedad y
economía española. El automóvil es un sector estratégico para nuestro país, y la confianza
internacional de las grandes multinacionales del automóvil son claro ejemplo de la visibilidad internacional en el plano industrial de nuestro país.

CAMINO DE LOS TRES MILLONES DE VEHÍCULOS. PLAN 3 MILLONES.

Este anuncio es un paso muy importante hacia el objetivo de España de alcanzar los tres
millones de vehículos. Y es especialmente significativa dada la dura pugna mantenida con
otros lugares del mundo con emplazamientos industriales que compiten directamente con
España. El talento y el esfuerzo de todos los agentes implicados en la cadena de valor, están
consiguiendo ganar la batalla a la competitividad. El automóvil está canalizando y liderando
en España la inversión industrial y Opel, con su anuncio ha dado un impulso más a la
necesaria reindustrialización de España.

Las empresas del automóvil están dando su confianza a España como emplazamiento
industrial de primer orden, apoyando con mucha energía la marca España y la política
reformista que se está aplicando, en el convencimiento de que hoy los países tienen que elegir entre reformismo o estancamiento.

Por eso, estamos convencidos de que la política económica debe incluir una política industrial fuerte que apoye los esfuerzos que el automóvil y el resto del sector industrial están haciendo por generar un modelo de crecimiento sostenible. Hay que seguir avanzando en las reformas: logística, fiscalidad, ITVs, aspectos sociolaborales, etc.

Nuestra industria del motor ha dado repetidas muestras de saber adaptarse a las
circunstancias del entorno sin renunciar a su vocación de hacer de España una potencia
mundial del sector gracias a su elevada capacidad de producción y su esfuerzo permanente en innovación para hacer coches más seguros, más eficientes y más respetuosos con el medio ambiente. Y es precisamente todo esto, lo que los fabricantes de automóviles ponemos al servicio de la sociedad española y al de nuestra economía para hacerla más dinámica.

Por último, desde ANFAC reiteramos el compromiso de la industria española del automóvil
en el esfuerzo que se está llevando a cabo para reformar nuestra estructura económica y
hacer de España un país con futuro.

DECLARACIONES MARIO ARMERO, VICEPRESIDENTE EJECUTIVO ANFAC

Según Mario Armero, Vicepresidente Ejecutivo de ANFAC, “la decisión que ha tomado Opel hoy se convierte en fundamental para el impulso y apoyo que necesita la industria española. Es una decisión estratégica para asegurar la viabilidad y el crecimiento de la industria en el futuro. Esta inversión es una nueva oportunidad de futuro para ampliar la reindustrialización de España y un paso muy importante hacia el objetivo de conseguir que España vuelva a producir tres millones de vehículos.

Esta inversión es especialmente relevante ya que se ha producido en una dura pugna con otras regiones del mundo que tienen volúmenes de producción más altos que España. Esta decisión da mayores posibilidades de afrontar el futuro con éxito y de incrementar la carga de trabajo para España. En la lucha tremenda de sectores, países y regiones por atraer inversiones industriales, España está saliendo victoriosa. España y su industria de automoción han subido un escalón más Pero queremos avanzar más y, por ello,
hay que seguir con las reformas.”

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario