El Mercedes Clase C obtiene 5 estrellas en las pruebas de seguridad ENCAP

· Máxima puntuación en seguridad en caso de accidente
· Airbags adaptativos, sidebags y airbags de cortina, en el equipamiento de serie
· El roadster SLK alcanza la máxima nota entre los descapotables

La Clase C de Mercedes-Benz ofrece el mayor grado de seguridad entre los modelos de su segmento de mercado. A esta conclusión ha llegado la organización del European NCAP (New Car Assessment Programme) tras las pruebas de choque realizadas con un Mercedes-Benz Clase C que alcanzó la máxima puntuación, cinco estrellas, en su categoría. Hasta el momento sólo dos vehículos han obtenido este resultado.

El equipamiento en seguridad que el Clase C lleva de serie incluye airbags frontales adaptativos para el conductor y el acompañante, que se activan en dos fases en función de la severidad del impacto, sidebags y airbags de cortinilla en los marcos de las ventanillas, pretensores en los cinturones de seguridad, limitadores de la fuerza de tensado de los cinturones, sensor para desactivación automática del airbag al instalar un asiento para niños y un avisador para no olvidar abrocharse el cinturón de seguridad.

El frontal de esta berlina alberga una estructura conforme a las experiencias recogidas en los accidentes actuales, con tres niveles de protección que actúan en función de la severidad del choque. De esta forma, el Clase C ofrece la mejor protección posible a sus ocupantes en las colisiones más comunes, las que tienen lugar a velocidades medias.

Por su parte, el roadster SLK de Mercedes-Benz también ha superado las pruebas del European NCAP con todos los honores. Ha conseguido cuatro estrellas, la máxima puntuación en coches descapotables, confirmando así, una vez más, que el SLK es uno de los modelos más seguros de su categoría.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario