EL MARATÓN DIESEL CONFIRMA LA EFICIENCIA DE LOS AUDI

La caravana de pruebas llega a Los Ángeles tras recorrer 7.865 kilómetros.
El Audi Q5 marcó un consumo medio de 6,1 l/100 km y el A4,de 5,3 l/100 km                  Audi Q7: un modelo potente con un sistema que minimiza las emisiones.

Madrid. El recorrido de pruebas `Audi Mileage Marathon`, ya finalizado, ha arrojado un convincente balance sobre la eficiencia de la tecnología de motores TDI. El consumo de los 23 modelos puestos a prueba ha sido excelente. Por ejemplo, el mejor Audi A4 3.0 TDI quattro, consiguió un consumo medio de 5,3 litros a los 100 km, mientras que el nuevo SUV deportivo, el Audi Q5 3.0 TDI, concluyó el recorrido con una marca de 6,1 l/100 km. En su primer test sobre el terreno de cierta dureza desde su lanzamiento, el Audi Q7 3.0 TDI dotado del sistema de emisiones ultra bajas tuvo un comportamiento sorprendentemente bueno. El diesel más limpio del mundo consiguió una mejor marca en consumo medio de 7,1 l/100 km. El consumo más contenido de todos los coches que tomaron parte en el test fue de 4,7 l/100 km y lo consiguió el Audi A3 2.0 TDI.

Los 23 Audi cruzaron la línea de llegada del Maratón Diesel el pasado domingo en Santa Mónica (California), después de cruzar el continente americano desde la Costa Este a la Oeste. Desde su salida de Nueva York, 184 conductores de 15 países condujeron estos coches hasta completar la distancia de 7.865 kilómetros en 13 jornadas. El tiempo de conducción medio se situó en 93 horas.

Los participantes tuvieron la oportunidad de atravesar los más variados parajes de los Estados Unidos durante el viaje. Cruzaron las llanuras de Illinois y Tennessee, el imponente esplendor del Valle de la Muerte y del Parque Nacional Yosemite y, por supuesto, las ciudades más grandes del país, como Nueva York, Chicago o Las Vegas.

Consumo de combustible en condiciones de tráfico real

El itinerario estaba compuesto por una combinación de carreteras y condiciones representativas del tráfico cotidiano. Así, largos trayectos por autopista se alternaban con tramos de vías extraurbanas. La conducción en ciudad también estaba incluida, al igual que largas subidas y bajadas a puertos de montaña, como el de Rocky Mountain, en Sierra Nevada.

La fisonomía de la ruta ilustra perfectamente que la Mileage Marathon no estaba planteada como una prueba de conducción económica, sino como un test real capaz de reproducir fielmente las condiciones del tráfico cotidiano. Los modelos Audi seleccionados para el test tampoco pertenecían a la gama de motorizaciones más baja. De hecho, muchos de ellos presentaban una combinación del poderoso motor V6 TDI de tres litros, transmisión automática y tracción total permanente quattro. Los aquilatados consumos registrados por los modelos que tomaron parte en el maratón, no hicieron sino confirmar la destacable eficiencia de la tecnología TDI de Audi. Desde los primeros kilómetros comenzaron a obtenerse unos resultados extraordinariamente buenos entre todos los modelos de las cuatro gamas sometidas al test (Audi Q7, Audi Q5, Audi A4 y Audi A3). Y día tras día las positivas impresiones fueron confirmándose. La medición del consumo de los coches fue supervisada por un organismo independiente, la International Motor Sports Association (IMSA).

Tecnología TDI: limpia y adaptada a las necesidades del futuro

La Mileage Marathon ha sido el primer test real en condiciones extremas para el Audi Q7 3.0 TDI con el sistema de emisiones ultra bajas. Este sistema de control de las emisiones de escape reduce los óxidos de nitrógeno hasta en un 90 por ciento, cumpliendo, por tanto, con la normativa más estricta establecida hasta ahora en todo el mundo, la norma ULEV II BIN 5 de California. Se trata de una norma que va más allá aún que la Euro 6, cuya introducción no está prevista hasta 2014. El V6 TDI de tres litros es el diesel más limpio del mundo y una clara demostración de que la tecnología TDI es la apuesta más inteligente para el futuro.

Cada uno de los tramos de la Mileage Marathon puso de manifiesto la eficiencia de esta tecnología. El consumo del mejor participante estuvo en un valor de 7,1 litros a los 100 km y otros equipos también registraron cifras entre 7,4 y 7,7 l/100 km. Se trata de los mejores resultados obtenidos por un SUV de siete plazas con tracción total permanente quattro, elevada potencia (165 kW/225 CV) y gran par máximo (550 Nm). La producción en serie del Audi Q7 3.0 TDI dotado del sistema de emisiones ultra bajas comenzará antes del final de este año, estando previsto su lanzamiento al mercado para 2009, tanto para los Estados Unidos como para Europa.

Tecnologías supremas a partir de un sistema de eficiencia modular

El nuevo SUV deportivo Audi Q5 sorprendió a los participantes en el Mileage Marathon no sólo por sus prestaciones sobre el asfalto, gracias a su motor 3.0 TDI de 240 CV y a la agilidad y dinamismo de su precisa suspensión. Sus consumos, con un mejor registro de 6,1 litros a los 100 kilómetros, fueron aún más destacables. Otra de las claves, al margen de la tecnología TDI, es la sobresaliente eficacia de la transmisión de embrague doble S tronic de 7 velocidades.

El Audi A4, por su parte, no sólo es la berlina media más deportiva, sino también convence por su eficiencia. Consumos de 5,3 litros a los 100 kilómetros en la Mileage Marathon ilustran el potencial de economía de uso de las tecnologías de la eficiencia modular de Audi.

Esas tecnologías incluyen la recuperación de la energía que se libera al accionar los frenos, un circuito de refrigeración regulado y un control de las bombas dependiente de la demanda. Todo ello se combina a la perfección con un elevado nivel de deportividad y dinamismo. El A4 cuenta con una potencia de 240 CV y un par máximo de 500 Nm. El valor más bajo en materia de consumos lo consiguió, lógicamente, el compacto Audi A3 2.0 TDI. La versión equipada con transmisión S tronic de 6 velocidades consiguió repetir varios tramos con consumos por debajo de los cinco litros a los 100 kilómetros. Sus mejores resultados se situaron en el entorno de los 4,7 l/100 km.

Recorrido variado

Unos valores, sin duda, excelentes, aunque tanto los coches como los conductores tuvieron que enfrentarse a un terreno y climatología extremos durante la Mileage Marathon. Desde el árido Valle de la Muerte, al oeste de Las Vegas, donde la temperatura alcanzaba los 33º en esta época del año, la ruta llevaba unas pocas horas después a las cumbres de Sierra Nevada, donde la caravana se encontró con la nieve. Después de admirar el grandioso espectáculo natural del Parque Nacional Yosemite, la comitiva descendió hacia Monterrey, en la Costa del Pacífico, y desde ahí a Las Vegas, permitiendo a los participantes disfrutar de la enorme variedad del paisaje de este país.

Había nieve a los lados de la carretera cuando se atravesaron las Montañas Rocosas y las placas de hielo localizadas a los 3.300 metros de altitud provocaron un ligero retraso en el programa del evento. Al día siguiente la ruta atravesó Monument Valley y el Gran Cañón. Conforme los coches iban aproximándose a Las Vegas, la temperatura fue subiendo, hasta superar los 30ºC.

Todo había comenzado el 6 de octubre en Nueva York. Los primeros tramos de este recorrido de pruebas de larga distancia discurrieron entre la costa este, desde Washington, y tomaron rumbo al interior del país, con dirección a Chicago. Tras ese inicio se sucedieron tramos de hasta 870 kilómetros con dirección sur, a través de interminables explotaciones agrarias y con escalas en Memphis y Dallas, en Texas. Los conductores que se turnaron al volante de los coches venían de los Estados Unidos, Australia, México, Perú, Japón, Polonia, Portugal, España, Francia, Italia, Gran Bretaña, Dinamarca, Suiza, Austria y Alemania.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario