EL GRUPO AUDI REFUERZA SU SÓLIDA POSICIÓN EN 1999

En 1999, Audi estableció un nuevo récord de ventas de automóviles en todo el mundo y volvió a incrementar notablemente su facturación. Asimismo, las inversiones de capital se mantuvieron a un alto nivel. En una primera opinión sobre estos resultados, el Presidente del Consejo de Dirección de Audi AG, el Dr. Franz-Josef Paefgen, declaró que “en 1999 reforzamos aún más nuestra posición, continuando el éxito de años anteriores”.

El Grupo Audi entregó el año pasado en todo el mundo un total de 634.973 automóviles a sus clientes, lo que supuso unos ingresos por ventas de más de 29.000 millones de marcos (2,4 billones de pesetas). Esto representa un incremento del 5,9 por ciento respecto a 1998.

Las inversiones de capital fueron de alrededor de 3.000 millones de marcos (255.000 millones de pesetas), lo que se aproxima a la alta cifra del año anterior (3.168 millones de marcos, 269.300 millones de pesetas). Según Paefgen, “Audi no sólo ha superado claramente el registro récord de 600.000 automóviles, sino que además ha demostrado que la inversión constante en productos nuevos, atractivos e innovadores permite a la compañía mantener e incrementar su competitividad”.

Durante éste y los cuatro próximos años, Audi invertirá un total de más de 16.000 millones de marcos (1,36 billones de pesetas) en centros de producción, infraestructura y, sobre todo, en la renovación y expansión de su gama de productos. “Este volumen récord de inversión nos permitirá aprovechar nuevos potenciales de rentabilidad a largo plazo”, afirmó Paefgen.

Las cifras de Audi han sido especialmente positivas en Estados Unidos, donde se vendieron 65.950 vehículos (un 38,8 por ciento más). En Alemania se vendieron 257.642 unidades, y Audi aumentó su cuota de mercado de 6,5 en 1998 al 6,8 por ciento. Otro mercado de gran éxito fue Europa Occidental (sin incluir Alemania), donde Audi entregó 261.499 vehículos, un 1,8 por ciento de incremento.

Las ventas en Japón, por el contrario, descendieron un 27,2 por ciento y se quedaron en 6.429 unidades, debido en parte a la situación económica general del país. En otros mercados se vendieron 43.179 vehículos (un 2,2 por ciento más), incluyendo 6.911 unidades en China, una cifra inferior en un 8,8 por ciento a la de 1998. Se espera que la demanda aumente de forma significativa este año con el lanzamiento comercial del Audi A6, modificado para el mercado chino y producido en este país.

Las ventas de vehículos de la filial de Audi Automobili Lamborghini S.p.A. alcanzaron también un buen nivel: en todo el mundo se entregaron 265 modelos Diablo, un incremento del 24,4 por ciento. Automobili Lamborghini S.p.A y sus filiales se incluyeron en los resultados financieros del Grupo Audi por primera vez en 1999.

La producción de vehículos del Grupo Audi aumentó en 1999 en un 1,1 por ciento y llegó a las 626.059 unidades, incluyendo 252 modelos Lamborghini Diablo. El modelo con mayor volumen de producción fue el Audi A4 (248.428 unidades), seguido del Audi A6 con 161.037, el Audi A3 con 143.333, el Audi TT con 52.579 y el Audi A8 con 14.636 unidades.

El número de motores producidos por Audi en Györ (Hungría) e Ingolstadt aumentó un 1,9 por ciento para llegar a 1.265.465 unidades. Cosworth Technology Limited se consolidó como una nueva filial en 1999.

El número de empleados del Grupo Audi en 1999 (incluyendo por primera vez a Lamborghini y Cosworth Technology) se incrementó en todo el mundo en 4.186 trabajadores hasta alcanzar los 46.558, un 9,9 por ciento más, lo que supone la cifra más alta en toda la historia de la compañía. En Audi AG (instalaciones en Alemania), se hicieron 2.193 nuevos contratos hasta alcanzar un total de 41.140, un 5, 6 por ciento más. Audi Hungaria Motor Kft. creó 4.312 nuevos puestos de trabajo; el Grupo Lamborghini contrató a 380 personas, y Cosworth Technology Limited, a 711.

“El desarrollo de Audi en el año 2000 depende del comportamiento de los mercados europeos. Actualmente, en algunos países hay indicadores de que la demanda está disminuyendo”, según el Dr. Franz-Josef Paefgen. “Haremos frente a esta situación continuando la renovación y expansión de nuestra gama de productos. En el segundo trimestre, por ejemplo, se lanzará el Audi A2, el primer automóvil fabricado en gran serie con carrocería de aluminio. De todos modos, el principal objetivo no es obtener el máximo beneficio a corto plazo, sino reforzar la posición competitiva de la compañía a largo plazo”.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario