El Giulietta cumple 50 años

Con ocasión de cincuenta aniversario del Giulietta Sprint, Alfa Romeo ha organizado una larga lista de acontecimientos y manifestaciones en colaboración con el Registro Italiano Alfa Romeo y la Scuderia del Portello. Objetivo: revivir la historia de una leyenda extraordinaria. Esto es, de hecho, lo que ofrecerán las numerosas iniciativas programadas en Milán del 15 de mayo al 20 de junio de 2004 y que tienen como protagonista, obviamente, al Giulietta. Entre otras señalamos: los dos importantes encuentros internacionales previstos en la capital lombarda; las jornadas de carreras en el circuito de Monza; la muestra titulada “Giulietta y su tiempo”, presentada en el Palazzo della Ragione di Milano; las visitas al Museo Storico de Arese y al Centro Stile Alfa; las pruebas en la pista de Balocco; y, finalmente, el concierto en la plaza del Duomo donde tocarán los Cameristi del Teatro alla Scala.

Un calendario lleno de citas como no podía ser de otra forma, para homenajear adecuadamente al fundador de toda una clase de automóviles (los modernos Gran Turismo) además de uno de los productos emblemáticos del Made in Italy. Sin contar que el Giulietta representa una de las mejores expresiones de lo que el inestimable patrimonio “tecnológico y humano” encierra en los motores y en el estilo de los modelos Alfa Romeo. Queremos finalizar esta breve historia del Giulietta con un automóvil que se inspira en él: el Alfa GT. Es el mejor ejemplo de como dos automóviles, tan alejados en el tiempo, son fruto de la misma cultura técnica y diseño creativo que desde siempre son la realidad cotidiana, experiencia que se renueva cada día.

Contar la historia del Giulietta, por tanto, significa hablar de un Marca que celebra los mitos del pasado pero vive sus productos del presente. Ello se debe a que durante todo el periodo de celebraciones, las calles más fascinantes y a la moda de Milán (de via Montenapoleone a via della Spiga, de via Bagutta a corso Como) serán el escaparate de excepción: son el Alfa GT, el original cupé deportivo; Kamal, el concept-car que expresa el concepto de deportividad elegante de una forma única en su género y el 8C Competizione, el prototipo que explora los límites más atractivos de la tradición deportiva de la Casa. Porque empuje, innovación, inconfundible italianidad, son desde siempre los valores que marcan el estrecho vínculo entre Milán y Alfa Romeo. En este sentido, el aniversario del Giulietta Sprint forma parte integrante de una larga historia de casi un siglo jalonada de mitos y emociones de ayer, de hoy y de mañana (el 24 junio de 2004 Alfa Romeo cumple 94 años).

No se trata, no obstante, de una evocación histórica a la llamada de la nostalgia porque la pasión por este automóvil está siempre “viva y palpitante” como demuestra una reciente evaluación del Registro Italiano Alfa Romeo que piensa que circulan regularmente aproximadamente el 70% de los “Giulietta Sprint”, fabricados entre 1954 y 1965. Por esto, recorrer la historia de esta leyenda automovilística es también rendir homenaje a la mejor tradición del Biscione, la misma que hoy guía a estilistas y diseñadores en su trabajo cotidiano.

Esta entrada fue publicada en Fiat. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario