El futuro del vehículo deportivo: el nuevo Porsche Boxster E

Nuevo Boxster E. El futuro cada vez está más cerca. Un auténtico deportivo sin motor de combustión. Este concepto descubre, gracias a Porsche Intelligent Performance, piezas clave sobre el futuro del vehículo deportivo. Conocimientos que anticipan el futuro, como los que Ferdinand Porsche adquirió en 1.900 durante el desarrollo del Lohner Porsche. Con la construcción de este vehículo, completamente eléctrico, nuestro fundador se adelantó a su tiempo.

Movilidad eléctrica y Porsche. ¿Una contradicción? Todo lo contrario eficiencia y potencia, unidas en el concepto Boxster E. Además de ofrecer un notable ahorro, la tracción enteramente eléctrica no sólo elimina las emisiones, sino que ofrece un estilo completamente nuevo de diversión al volante. En el Boxster E con tracción total, por ejemplo tiene a su entera disposición 245 CV.

Las mayores exigencias de la movilidad eléctrica recaen en las baterías: deben ser compactas, ligeras y potentes, durar mucho y cargarse de energía rápidamente. Esto se logra en el Boxster E mediante una batería de fosfato de litio-hierro. El resultado es una potencia máxima de 325 CV. Además, cualquier toma de corriente es apta como fuente de energía.

Ya en 1.900, Ferdinand Porsche diseñó un automóvil completamente eléctrico: el Lohner Porsche. Con unos valores de potencia increíbles para su época. Permitía regular la velocidad de desplazamiento entre 5 y 37 km/h

Esta entrada fue publicada en Porsche. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario