EL CORVETTE ADELANTA DOS PASOS HACIA EL CIRCULO DE LOS GANADORES EN TEXAS

FORT WORTH, 2 de septiembre de 2000 – Combatiendo las altas temperaturas así como un antiguo maleficio, los pilotos de Corvette, Ron Fellows y Andy Pilgrim, alcanzaron la primera victoria para el Corvette C5-R en su clase GTS ganando en el Gran Premio de Texas en el circuito de Texas. El Corvette #3 Goodwrench Service Plus lideró la mayoría de las 2 horas y 45 minutos de las Series Americanas de Le Mans y fue muy superior a su principal rival, el equipo Oreca Vipers.

“¡La serpiente ha sido batida en Texas!” Comentó después el piloto principal, Ron Fellows,. “Esto es impresionante. Gracias a todos. Vamos a saborear esta victoria, que ha tardado tanto tiempo en llegar. Este es un circuito que nadie conoce bien, por tanto pensábamos que iba a ser el momento correcto para atacar, y todo el equipo realizó un esfuerzo tremendo. El Corvette estuvo fantástico, el factor límite estaba tan sólo en Andy y en mí, que nos sobrepusimos y lo logramos. Esto es estupendo”.

“El Corvette estuvo genial, tuvo madera de héroe. Realmente tuve que contener el aliento en algún momento porque el aire era demasiado caliente para respirar. Andy realizó un trabajo encomiable conduciendo durante la mayor parte de la carrera, y yo me incorporé al final y conseguimos una maravillosa y cómoda ventaja. El equipo Corvette ha estado cerca unas cuantas veces, y hemos demostrado que este año poseemos velocidad. Cinco o diez minutos más lloviendo y habríamos ganado en Mosport, por tanto, esto es una pequeña recompensa por aquellas 3 décimas de segundo.”

El británico Andy Pilgrim estaba tan feliz como su compañero de equipo canadiense: “Se nos ve felices ¿no? Los equipos GM Racing, GM Goodwrench, Goodyear, Pratt & Miller, todo el personal involucrado, esto ha sido el resultado de dos increibles años de trabajo. ¿Qué puedo decir? Ron realizó un trabajo fenomenal. Realmente me divierto conduciendo con él. Es todo un profesional, un piloto excelente, y yo sencillamente estoy contento de haber pilotado con él estas dos carreras, aquí y en Mosport.”

“Probablemente, esto no significaría mucho si los Vipers no hubiesen sido tan buenos – quiero decir que ellos son los campeones del mundo y han subido el listón, y nosotros lo hemos subido todavía más, lo que tiene mayor importancia es que les hemos ganado en un circuito en el que nadie había competido antes. Esto no puede ser mejor. Estuve viviendo en Texas, por lo que es hermoso volver aquí y ganar.”

La victoria es incluso más importante porque la carrera de Texas no estaba en el calendario inicial del año 2000. “Sinceramente, no tenía ningún interés en venir a Texas en agosto, y con estas temperaturas, puedes comprender que no se incluyera en nuestro programa original,” explica el Director del Programa, Doug Fehan. “Pero teníamos un sponsor muy importante con su centro de operaciones en Dallas, AER Manufacturing, y son muy amigos de Ron (Fellows), de manera que esto hizo que cambiara de parecer”.

“Pero, lo más importante, cuando me lo planteo, es que nadie ha estado aquí antes, nadie ha corrido aquí antes. Lo que quiero decir es que los Vipers no tuvieron cuatro años para ir recopilando información para vencernos. Por tanto, fue una verdadera prueba para los equipos, los coches y los pilotos. Podríamos ver qué ocurre cuando nosotros atacamos de la forma adecuada sin que nadie tenga ninguna ventaja, y estaba seguro de que podríamos conseguirlo, tenía fe en nuestra gente y ellos no me han defraudado. Fue un trabajo fantástico.”

“El equipo tenía que superar el desafío que suponían las altas temperaturas y también el desafío tecnológico. Solamente incorporamos unas cosas para ayudar a nuestros chicos, incluyendo un lecho de césped y una manguera de jardín que utilizamos para refrescar a los pilotos – la técnica especial de refrigeración Fehan. La gente se ríe pero funcionó. Y los pilotos tenían que estar en buenas condiciones físicas. El turno de Andy, a mitad de carrera, fue increíble, era el hombre de hierro. Realmente, él fue quien determinó la etapa para que Ron recuperara y acabara. Poder ver este coche que resiste y que hace tan buen papel es algo para recordar. El chico es increíble – Le digo bromeando que es medio reptil.”

“Todo lo que puedo decir es ¡Bendita Texas!”, concluyó el Director de Marketing del Grupo GM Racing. “La carrera fue increíble. Las paradas en el pit fueron perfectas, el Corvette estuvo perfecto. Y entiendo que el motor que estaba en el coche hoy estuvo en el Corvette #64 en Le Mans, por tanto la tradición continúa para este motor – acabamos en el podium la primera vez que competimos en las 24 Horas de Le Mans, y ahora la primera victoria en Dallas. Los chicos pilotaron de forma excelente, y yo creo que la marca Corvette y todos los propietarios de Corvette de todo el mundo estarán muy orgullosos del Equipo Corvette.”

GRAN PREMIO DE TEXAS – ALMS Ronda 7ª – RESULTADOS

1. Pirro/Biela Audi R8 127 vueltas en
2h45m46s367
2. McNish/Capello Audi R8 + 12s673
3. Magnussen/Brabham Panoz LMP Roadster S + 1 vuelta
4. Lehto/Müller BMW V12 LMR + 3 vueltas
5. Gounon/Auberlen BMW V12LMR + 3 vueltas
6. O’Connel/Katoh Panoz LMP Roadster S + 4 vueltas
7. Smith/Johansson Reynard-Judd 2KQ-LM + 5 vueltas
8. Fellows/Pilgrim Chevrolet Corvette C5-R + 11 vueltas(1º GTS)
9. Field/Sutherland Lola-Judd B2K + 12 vueltas
10. Wendlinger/Beretta Dodge Viper GTS-R + 14 vueltas
Esta entrada fue publicada en Chevrolet. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario