El Concepto Opel GTC Inicia una Nueva Era de Diseño para la Marca

  • Dinámico e inesperado: Nuevo lenguaje de diseño interior y exterior
  • Atractivo y elegante: Los conceptos de iluminación ofrecen nuevos estilos de logotipo
  • Flexible e innovador: De cuatro a dos plazas pulsando un botón con el “Flex4”
  • Inteligente y versátil: Cuatro ruedas motrices para optimizar la tracción en todas las circunstancias

La Presentación Mundial del Concepto GTC (Gran Turismo Coupé) en la 77ª Edición del Salón Internacional del Automóvil de Ginebra ofrece un adelanto de lo dinámico y moderno que será el nuevo lenguaje de diseño de Opel en el futuro. “Este coche de concepto demuestra la nueva interpretación de la marca Opel”, explica Alain Visser, Director Ejecutivo de marketing para Europa de Opel. “El Concepto GTC encarna la dirección confiada y emocional que estamos tomando en Opel. Sus atractivas líneas, combinadas con una gran dinámica de conducción y flexibilidad interior, reflejan las características que definirán a Opel en el futuro”. Incluso, se sugiere, un nuevo y más refinado emblema de la marca, con el nombre Opel orgullosamente grabado en el Blitz.

“El Concepto GTC marca de forma muy importante un nuevo capítulo en la identidad de diseño de Opel”, declara Bryan Nesbitt, Director Ejecutivo de Diseño de GM Europe. “La estrategia de nuestro equipo fue plasmar la nueva esencia de Opel – más confiada, relevante y distintiva – en un coupé de cuatro plazas, al mismo tiempo, versátil y de altas prestaciones. Este estilo es lo que se debe esperar de los productos Opel futuros.

“Han podido ver un gran numero de coches de concepto que se han hecho realidad en Opel”, declara Hans Demant, Vicepresidente de Ingeniería de GM Europa y Director General de Opel. “Conceptos como el GTC Genève y el Antara GTC o el sistema integrado de carga posterior Flex-Fix del TRIXX se adelantaron a sus respectivas versiones de producción. Este coche es un confiado embajador de la marca, que jugará un papel similar para nosotros, dando una imagen preliminar de los aspectos de diseño e ingeniería de las próximas generaciones de modelos Opel”.
El coupé de cuatro plazas está propulsado por un motor 2.8 litros V6 turbo de gasolina de 300 CV/220 kW y equipa un inteligente sistema de tracción total controlado electrónicamente, que ofrece una optima tracción y estabilidad, así como una excelente agilidad, en todas las circunstancias.

La habitual flexibilidad interior de la marca se asegura con el inteligente sistema “Flex4” (patente solicitada). Los respaldos de los dos asientos posteriores se pueden plegar de forma separada a través de un control remoto, creando un espacioso tres o dos plazas, con una superficie de carga completamente plana de hasta 1.020 litros de capacidad. Y, como es típico de los modelos Opel, los asientos no hay que sacarlos del vehículo.

Diseño Dinámico: Comunicando visualmente las promesas de la marca Opel

El Concepto GTC revela el diseño de la próxima generación de modelos Opel. Mucho más que lo hizo el Speedster en 1999 o, el Concepto GTC Genève en 2003, este coche marca una ruptura en la evolución del lenguaje de diseño de Opel e indica un nuevo capítulo que se deberá escribir.

Los elementos fundamentales del coche de concepto coupé de color gris seda lacado, acabado con pintura gris mate (longitud / anchura / altura: 4.830 / 1.867 / 1.432 mm, distancia entre ejes: 2.737 mm) comienza con un agresivo y poderoso frontal destacado por grandes entradas de aire en aluminio que cruzan los faros delanteros. Estos elementos verticales se repiten en los escapes traseros, proponiendo una inconfundible estampa de poder, tanto si el coche va o viene.

El orgulloso frontal esta destacado por una prominente parrilla trapezoidal con la barra y el Blitz que son la firma de Opel, realizadas en aluminio pulido y, acabadas graciosamente con un concepto del Blitz de Opel más grueso. El pliegue central, junto con las entradas de aire verticales en aluminio y los faros verticales de tecnología LED, actúan conjuntamente para dar una armonía visual de poder y fortaleza. El diseño distintivo mantiene la tecnología LED, permitiendo formar unas creativas superficies interiores de los faros que proporcionan una iluminación inconfundible tanto el los faros delanteros como en los pilotos traseros.

Otros elementos significativos del diseño de este coupé de cuatro plazas con afilada silueta, son las formas y superficies de la carrocería. Las chapas de metal sugieren deportividad junto con elegancia para ofrecer una agradable distinción en este exclusivo mercado. El coche ofrece unas líneas laterales esculpidas que van más allá del perfil mostrados por los modelos de producción Antara y Opel GT.

Además, las grandes aletas albergan una agresiva monta de llantas y neumáticos, lo que transmite confianza visual al cliente. Gracias a sus anchas vías (delantera / trasera: 1.627 / 1.629 mm) el Concepto Opel GTC ofrece una estampa imponente, apoyado en sus llantas de 20 pulgadas con neumáticos 245/40 R 20 con la goma esculpida. Estas ruedas recuerdan a las de llantas negras de competición – aunque éstas tienen los radios acabados en un elegante negro brillante, que contrasta con los bordes pulidos, aludiendo a la imagen de altas prestaciones.

Las soluciones visuales de la parte trasera del Concepto GTC repiten estrategicamente el lenguaje de diseño de la parte delantera con una banda y el Blitz trasero integrado. Un sofisticado desarrollo de la superficie integrada esculturalmente el spoiler trasero dentro de una lamina metálica para comunicar poderío. El diseño de la parte trasera se completa con los pilotos con la firma de Opel, mostrando con la tecnología LED de iluminación el último toque a la imagen exterior de la marca. La elegante forma exterior y las características aerodinámicas dan como resultado un valor Cx de 0,25.

Diseño interior: Calido y muy agradable

El diseño interior de Opel ha avanzado para hacerse más calido y más agradable en los nuevos modelos como el Corsa, el Antara o el Opel GT. Sin embargo, el Concepto Opel GTC representa de forma significativa el siguiente capítulo en la identidad interior de la marca Opel. Repitiendo el exterior, las formas y las superficies interiores presentan formas esculpidas para crear una imagen visual de la dinámica experiencia de conducción. La parte superior del salpicadero envuelve desde el panel de instrumentos a las puertas, abrazando a los ocupantes. El diseño radical atrae inmediatamente la vista desde la superficie de las puertas hasta el panel de instrumentos, creando un entorno destacable. Los elementos horizontales están colocados en una “consola” central flotante sobre una superficie pulido, una apariencia que se asemeja a los equipos de audio de gama alta.

Complementando el exterior, las superficies en ebano mate están complementadas con superficies en lacado piano negro y destacadas con elegantes acentos en aluminio, mostrando la nueva estética de Opel. La forma en U de aluminio del volante de dirección se refleja también en la consola central y en la palanca de cambios, que conectan visualmente todos los dispositivos con el conductor para reforzar la dinámica de conducción. El control giratorio del sistema de navegación está colocado de forma ergonómica, permitiendo al conductor localizar y utilizarlo fácilmente, sin tener que apartar la vista de la carretera. Los deportivos cuatro relojes de instrumentación, con agujas translucidas tiene iluminación posterior en un dinámico rojo, sustituyendo a los habituales tonos ámbar de Opel. Estas soluciones de apariencia interior refuerzan intencionadamente la dinámica experiencia que ofrece poseer un Opel.

Como un último concepto de identidad, los refinados grafismos “línea roja” de las ruedas, se repiten verticalmente en los asientos deportivos y en el centro del volante, declarando que la imagen deportiva puede ser distintiva sin comprometer el buen gusto.

Inteligente arquitectura interior: Un compacto exterior con un espacioso y flexible interior

“En los últimos años, muchos coches han crecido de tamaño sin que los pasajeros se hayan visto beneficiados con ello. Nosotros hemos invertido esta tendencia con el Concepto Opel GTC. Con unas dimensiones exteriores comparativamente compactas, hemos optimizado las dimensiones interiores para que sean agradables”, declara Frank Leopold, Director de Innovación, Coches de Concepto y Arquitecturas Avanzadas de GM Europe. “En este sentido, el coche sienta como un guante”.

Con una posición de los asientos y el punto de altura de la cadera (llamado punto H) más bajos, los pasajeros delanteros se sienten perfectamente integrados en el coche. Gracias al panel de instrumentos más bajo, la visibilidad exterior es excelente. Esto también favorece la sensación de amplitud, efecto que se refuerza con el color: la sección superior del salpicadero es oscura, mientras que la parte inferior es clara.

La inteligente arquitectura interior queda destacada por la gran disponibilidad de espacio en el interior del coche de concepto de Opel, a pesar de su baja línea de techo: el espacio para las cabezas en las plazas traseras es de 920 mm. Los asientos traseros también están colocados bajos, pero el dos puertas de cuatro plazas de Opel ofrece la típica flexibilidad interior de la marca gracias al novedoso sistema desarrollado por los ingenieros de Opel: el concepto interior “Flex4” (patente solicitada).

El sistema “Flex4” permite que los respaldos de los dos asientos traseros se puedan plegar de forma independiente con sólo pulsar un botón. En este caso la cortinilla que cubre los equipajes se coloca automáticamente en el hueco del suelo que queda entre los asientos. De esta forma se puede crear un tres plazas o un biplaza con una superficie de carga de hasta 1,80 m de largo. La capacidad de carga se incrementa desde los 500 litros hasta los 755 litros (con tres plazas) o hasta los 1.020 litros (capacidad máxima hasta la línea de cintura).

Un potente motor e inteligente sistema de tracción a las cuatro ruedas

El Concepto Opel GTC está propulsado por un motor turbo de 2.8 litros V6 con 300 CV/220 kW con dos árboles de levas variables, en combinación con una caja de cambios manual de seis velocidades. El par máximo es de 400 Nm y está disponible entre las 1.850 y las 4.500 rpm, y se calcula que la aceleración de 0 a 100 km/h será de unos 6 segundos. La velocidad máxima está limitada a 250 km/h.

La potencia del avanzado motor turbo está canalizada a las cuatro ruedas a través de un avanzado sistema con control electrónico, que está completamente integrado en el sistema de gestión del chasis adaptativo IDSPlus. Un repartidor de par motor regulado electrónicamente, distribuye de forma imperceptible la potencia entre los ejes delantero y trasero, optimizando la tracción y las prestaciones de conducción. El control de alta velocidad permite que llegue más potencia al eje posterior mientras no haya pérdidas de adherencia, por ejemplo en aceleraciones fuertes. Esto crea una sensación parecida a la un deportivo de tracción trasera. Un diferencial autoblocante controlado electrónicamente en el eje posterior, ofrece una estabilidad adicional y mejor tracción gracias a la distribución de par entre las ruedas traseras.

Los mayores beneficios del sistema inteligente de tracción total del Concepto Opel GTC son: optima tracción y estabilidad en todas las circunstancias de conducción así como una excelente agilidad y una gran diversión de conducción.

Esta entrada fue publicada en Opel. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario