El Citröen DS4, “coche más bonito del año”

El Citroën DS4, segundo modelo de la línea DS, ha sido elegido “Coche Más Bonito del Año” por más de 60.000 internautas de 62 países. Este premio fue entregado a Frédéric Banzet, director general de Citroën el 27 de enero, durante la ceremonia oficial del 26º Festival Internacional del Automóvil.

Junto a este importante reconocimiento del gran público, un jurado compuesto por personalidades del mundo del diseño, el deporte, la cultura y los medios de comunicación, constituido para la ocasión, ha concedido al Citroën DS4 el premio al “Interior más Bello”. Este segundo trofeo es una recompensa a la calidad y el refinamiento del Citroën DS4 y, de un modo global, a toda la línea DS.

Presentado como novedad mundial en el último Salón Internacional del Automóvil de París, celebrado en octubre de 2010, el Citroën DS4 es una prueba más de la “Créative Technologie” que identifica a la marca. Un automóvil que se inscribe perfectamente en la filosofía de la línea DS, al proponer apuestas fuertes en términos de diseño, sensaciones, arquitectura o refinamiento.

El Citroën DS4 expresa su exclusividad desde el primer vistazo, con elementos como la puesta en escena de los chevrones en la calandra, la firma del logo DS sobre el capó y las guías de luz de sus faros, visibles tanto de día como de noche. De perfil, con la misma elegancia, se dibuja una cintura cromada que rodea las lunas laterales tintadas, mientras que los musculosos pasos de rueda resaltan unos neumáticos de gran tamaño, con llantas de hasta 19 pulgadas, y su techo tenso se remata con un alerón que acentúa todavía más su dinamismo. Sin ninguna duda, la coherencia del conjunto y el estatus que transmite han sido los aspectos más valorados por los internautas.

Al igual que el exterior, el interior del Citroën DS4 desprende fuerza, dinamismo y refinamiento: los asientos delanteros envolventes están tapizados en cuero plena flor y acabado ”Bracelet”, el salpicadero ha sido esculpido con una calidad táctil excepcional, el  habitáculo está dominado por un parabrisas panorámico, que se prolonga por un techo oscuro… un sinfín de elementos que reflejan la fuerte personalidad del Citroën DS4 y que han sido aplaudidos por el jurado del Festival Internacional del Automóvil.

Con un comportamiento dinámico en consonancia con su estilo, este coupé realzado de 4 puertas promete emociones únicas en la carretera, invitando a la evasión, a un movimiento continuo.

Esta entrada fue publicada en Citröen. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario