El CITROËN C4 PICASSO a la vanguardia del arte

Al igual que el DS, el Citroën C4 Picasso ha logrado entrar en un museo y no como medio de transporte, sino como protagonista de una obra de arte.

El escenario es el Espazo Anexo del Museo de Arte Contemporáneo de Vigo y el artista, Suso Fandiño, que se incorpora a la larga lista de creadores que han tenido como musa los vehículos Citroën, en la que figuran nombres como Pablo Picasso, Julio Cortázar, Francisco Umbral o Hergé.

La obra, expuesta en el Espazo Anexo del museo vigués, homenajea el 50 aniversario del Centro de Producción de PSA Peugeot Citroën en la ciudad gallega. Visto desde el exterior, se muestra la trasera de sendos Citroën C4 Picasso blancos, sustentados en un muro a un metro de altura. En el interior, el frontal de los vehículos crea un entramado sugerente de formas y significados.

Con esta propuesta se invita a reflexionar sobre el paisaje urbano. Al más puro estilo apropiacionista, el artista se adueña de una obra ajena, en este caso los vehículos expuestos, para darle su propia interpretación, en la que se entrecruzan varios conceptos.

Al utilizar un vehículo de la marca Citroën como elemento clave de una de sus obras, Suso Fandiño sigue la estela de la obra “Fusée”, un Citroën DS con los pasos de rueda carenado que ganó el premio Arte Industrial de la Trienal de Milán 1957 o del “Totem-Mobile” de Chico MacMurtie, un “transformer” de 20 metros que parte también del legendario DS.

Inaugurada el pasado 24 de octubre, la exposición de Suso Fandiño en el Espazo Anexo del Museo de Arte Contemporáneo de Vigo podrá visitarse hasta el 4 de enero de 2009.

Esta entrada fue publicada en Citröen. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario