El Citröen C-ZERO inaugura la primera fotolinera de España en la universidad de Alcala de Henares

Fernando Galván, rector de la Universidad de Alcalá de Madrid, inauguró la primera fotolinera de España recargando un Citroën C-Zero con el que llegó a la nueva estación instalada en el Real Jardín Botánico Juan Carlos I. Esta fotolinera, que está alimentada por una pérgola fotovoltaica de energía solar, cuenta con dos puestos de recarga inteligentes que permiten al usuario conocer a través de una aplicación de móvil su tiempo de recarga y la hora de retirada de su vehículo. Además, dispone de otros dos puestos convencionales y cinco más dedicados a recarga de bicicletas eléctricas.

Esta nueva estación de recarga se enmarca dentro de los proyectos que promueve el Real Jardín Botánico Juan Carlos I de la Universidad alcalaína con el fin de conseguir una movilidad sostenible y eficiente en el consumo energético, entre los que se encuentra la utilización de vehículos eléctricos para el mantenimiento del jardín.

No es la primera vez que Citroën apoya proyectos respetuosos con el medio ambiente, como, por ejemplo, lo demuestran los acuerdos firmados con las empresas FCC, Endesa y E.ON. Con cero litros de carburante, cero emisiones de CO2 y cero contaminación sonora, el Citroën C-Zero es 100% respetuoso con el medio ambiente. Está propulsado por un motor eléctrico que alcanza una velocidad maxima de 130 km/h., y tiene una autonomía de 150 km.

“Queremos dar respuesta a las demandas que nos exige un público muy concienciado con la protección del medioambiente, como son los visitantes y los educadores que participan en las actividades de este Jardín Botánico. Pero también iniciar un camino que podrá ser seguido por el resto de trabajadores y por la comunidad universitaria en su conjunto, pues no tenemos duda de que estamos colaborando en la implantación de algo quizás novedoso hoy,  pero que, para nuestros nietos, incluso para nuestros hijos, será habitual”, manifestó el rector de la Universidad de Alcalá, Fernando Galván.

Además, estos vehículos permitirán a la Universidad reducir su gasto en carburante. La fotolinera abastece también de energía al Real Jardín Botánico con el exceso que genera, reduciendo la factura energética de éste.

“La Universidad de Alcalá apoya con estas iniciativas la transición de vehículos de combustibles fósiles hacía vehículos eléctricos”, comentó el director del Real Jardín Botánico y responsable del proyecto Rosendo Elvira. “Desde aquí animamos a otras instituciones a hacer lo mismo”, concluyó el responsable del proyecto.

Pie de foto 1: Fernando Galván, rector de la Universidad de Alcalá (izquierda) y Rosendo Elvira, director del Real Jardín Botánico Juan Carlos I (derecha).

Esta entrada fue publicada en Citröen. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario