EL CITROËN C-ZERO ELÉCTRICO, EN LA REUNIÓN DE MINISTROS EUROPEOS

El Citroën C-Zero estará presente en la Reunión Informal de Ministros de Competitividad (Industria e Investigación), que tendrá lugar del 7 al 9 de febrero, en el palacio del Kursaal de San Sebastián, en el marco de la presidencia española de la Unión Europea. En la última jornada de la cumbre, los ministros europeos de Industria debatirán sobre el vehículo eléctrico y podrán ver en una exposición, entre otros modelos, el Citroën C-Zero, que se comercializará en España a finales de año.

El C-Zero, un modelo 100% eléctrico, con una autonomía de 130 km, supone cero consumo de carburante, cero emisiones de CO2 y cero ruidos. Sus prestaciones -velocidad máxima de 130 km/h, de 0 a 100 km/h en unos 15 segundos y aceleración de 60 a 90 km/h en 6 segundos- hacen de él un vehículo capaz de moverse fácilmente por la ciudad, pero también capaz de aventurarse fuera de ella sin preocupaciones.

La recarga de las baterías del Citroën C-Zero es sencilla. Basta con enchufar el cable de alimentación a un enchufe de 220V. Una recarga completa necesita seis horas. También es posible, utilizando un enchufe trifásico (de 400V), realizar una recarga del 80% en sólo 30 minutos.

El Citroën C-Zero, cuya longitud es de 3,48m y su diámetro de giro de 9m, se desenvuelve con mucha agilidad en el entorno urbano. Este modelo se conduce como cualquier vehículo con una caja de cambios automática. Basta con girar la llave del contacto y un sonido confirma la puesta en marcha. Un indicador de carga de batería sustituye la tradicional aguja de nivel de carburante.

Con cuatro plazas reales, gracias a su distancia entre ejes de 2,55m, y un maletero de 170 litros de capacidad, el vehículo ofrece silencio durante el funcionamiento y dispone de múltiples equipamientos de confort y de seguridad. Dirección asistida, ABS, ASR, ESP, elevalunas eléctricos, 6 airbags y climatizador, son los equipamientos de serie más significativos.

Tiene un motor que desarrolla una potencia de 47 kW o 64 CV CEE entre 3.000 a 6.000 revoluciones por minuto. Su par máximo se eleva a 180 Nm a partir de 2.000 revoluciones por minuto. La potencia se transmite a las ruedas traseras a través de una transmisión de una sola marcha.

La alimentación del motor está garantizada por unas baterías de iones de litio de última generación, ubicadas bajo los pasajeros. Compuesta por 88 células de 50 Ah (16 Kwh de energía), la corriente se transmite a 330 voltios.

La tecnología de iones de litio permite mantener las mismas prestaciones con un peso menor que las baterías tradicionales. Además, las recargas parciales no penalizan la vida útil de las baterías.

Esta entrada fue publicada en Citröen. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario