El BMW X5 M. EL BMW X6 M

El carácter de altas prestaciones que caracteriza a los coches de BMW M GmbH, se implementa por primera vez en el segmento de los modelos X de BMW con el BMW X5 M y el BMW X6 M. La combinación de la filosofía automovilística de M y el innovador concepto de los modelos X de BMW, marca el inicio de la experimentación de unas vivencias diferentes y excepcionales al volante. Los dos modelos establecen un nuevo listón de referencia en sus respectivos segmentos, gracias a su sensacional dinamismo y, además, a su capacidad de aceleración, su excelente comportamiento en las curvas, el eficiente funcionamiento de su dirección, la calidad de sus frenos y su eficiencia en general, criterios que también son relevantes en el ámbito de la competición automovilística.

Las extraordinarias prestaciones del BMW X5 M y del BMW X6 M se expresan a través del diseño específico de BMW M. Las formas del BMW X5 M irradian potencia y exclusividad, mientras que las del BMW X6 M reflejan dinamismo y deportividad. Diversos elementos de diseño, que comparten los dos automóviles, indican que los dos se distinguen por su gran potencial dinámico. En el habitáculo se asemejan, porque ambos cuentan con un ambiente distinguido y un puesto de mando típico de los modelos de BMW M. El hilo conductor del diseño del interior está determinado por la sensación de dominio del impresionante dinamismo de estos coches.

El comportamiento del motor V8 de alto rendimiento, especialmente desarrollado para el BMW X5 M y el BMW X6 M, se adapta a la perfección al carácter de los dos modelos. Este propulsor de 4.395 cc tiene una potencia máxima de 408 kW/555 CV a 6.000 vueltas. El nuevo motor M TwinPower Turbo es el primero del mundo con colector de escape compartido por las dos filas de cilindros y tecnología Twin Scroll Twin Turbo. Los turbocompresores y los catalizadores se encuentran en el espacio en V entre las bancadas. Gracias a esta configuración la capacidad de respuesta es inmediata, la entrega de la potencia es lineal y el alto par está disponible en un amplio margen de revoluciones, características que distinguen a todos los propAdemás de su superior dinamismo, los dos modelos también brillan por tener la mejor eficiencia en sus respectivos segmentos. Al motor optimizado con inyección directa de gasolina High Precision Injection, se suman diversas soluciones nuevas, desarrolladas de acuerdo con la estrategia -EfficientDynamics de BMW. Entre ellas, el sistema de recuperación de la energía de frenado, control de la bomba de gasolina en función de la solicitación, compresor del sistema de aire acondicionado desacoplable y la regulación volumétrica de la alimentación de fluido hidráulico al sistema de estabilización de inclinaciones, presentada por primera vez en el nuevo BMW Serie 7. Los dos modelos cumplen las normas de escape UE5 y LEV II.

La caja M Sport–Automatic de seis marchas, con dinamismo optimizado en los cambios de marcha y gran confort, subraya la deportividad de ambos modelos. Los tiempos necesarios para cambiar de marchas son extremadamente cortos, gracias al innovador sistema de reducción del par mediante corte de inyección y de encendido. La caja funciona con un selector electrónico de marchas o, a modo de alternativa, con las levas de aluminio específicas de M, que se encuentran en el volante. El conductor puede cambiar de marchas rápidamente en cualquier momento utilizando las levas, aunque la palanca se encuentre en el modo «D». La función Launch Control, que puede utilizarse para obtener la máxima capacidad de aceleración del coche, se activa eligiendo previamente la modalidad «M». El comportamiento del motor y de la caja de cambios puede modificarse recurriendo a la modalidad «Power». Activando esta función, puede elegirse entre los programas «Sport» y «Efficient».

Prestaciones y consumo de los modelos BMW X5 M y BMW X6 M: Aceleración [0–100 km/h]: 4,7 segundos. Velocidad máxima: 250 km/h (275 km/h con el paquete Driver M). Consumo promedio según UE: 13,9 litros/100 km, emisiones de CO2 según UE: 324 g/km.

Los modelos BMW X5 M y BMW X6 M son los primeros con tracción total de BMW M GmbH. El reglaje específico de BMW xDrive y el Dynamic Performance Control tienen la finalidad de alcanzar un máximo nivel de prestaciones, propio de los automóviles M. Por ello, los dos modelos se distinguen por su extraordinario dinamismo, gran estabilidad y excelente capacidad de tracción. Además, se acrecienta el placer de conducir gracias a un nivel intrínseco de agilidad y de comportamiento dinámico que no tiene parangón en el segmento.

El sistema inteligente de tracción total reparte la fuerza motriz de modo variable y automático entre las ruedas delanteras y posteriores. El Dynamic Performance Control regula la distribución de la fuerza entre las ruedas del eje posterior, permitiendo acelerar con mayor fuerza al salir de las curvas. El Integrated Chassis Management (ICM) controla de modo centralizado las funciones BMW xDrive, Dynamic Performance Control, Dynamic Stability Control (DSC), Servotronic y Adaptive Drive. De esta manera se aprovecha de manera óptima la agilidad, capacidad de tracción y estabilidad de los dos modelos, lo que redunda en un extraordinario nivel de dinamismo y en un alto nivel de seguridad al conducir.

La dirección Servotronic, especialmente desarrollada para el BMW X5 M y BMW X6 M, asiste a la dirección en función de la velocidad, variando entre dos programaciones. Con la asistencia más intensa, a bajas velocidades es más sencillo maniobrar al aparcar. Por lo contrario, a altas velocidades la asistencia es menor, por lo que tiene que aplicarse más fuerza al volante y, en consecuencia, el conductor está mejor informado sobre el comportamiento dinámico de su vehículo y, por lo tanto, la precisión de la dirección y la seguridad de la conducción son mayores. Además de la configuración estándar, pulsando las teclas EDC o M es posible activar la modalidad «Sport», que selecciona una programación radicalmente deportiva, apropiada en situaciones especialmente dinámicas.

El chasis con eje delantero de doble brazo transversal y eje posterior Integral-IV, tienen la cinemática específica de M. El BMW X5 M y el BMW X6 M disponen de serie de suspensión neumática con regulación de altura en el eje posterior y, además, Adaptive Drive con regulación electrónica de la suspensión (EDC) y sistema de estabilización activa de la inclinación. El nuevos soportes de apoyo de efecto tridimensional proporcionan reacciones especialmente precisas de la amortiguación y la suspensión. Con la tecla EDC o con la tecla M, es posible seleccionar el reglaje de la suspensión y de la programación del sistema Servotronic, en la modalidad normal o en la modalidad «Sport». El reglaje específico M del sistema EDC y el sistema de estabilización de la inclinación garantizan una generación lineal de las fuerzas al trazar curvas a gran velocidad. Con el sistema de frenos de altas prestaciones y de materiales ligeros, la capacidad de deceleración es extraordinaria. Además, estos frenos son especialmente duraderos y pueden dosificarse de forma muy precisa.

El M Dynamic Mode (MDM), que se activa pulsando la tecla DSC, selecciona el comportamiento dinámico típico de los coches M, retrasándose la regulación de los frenos más tarde y de la potencia del motor, y aumentándose

la capacidad de tracción de las ruedas posteriores a través del sistema xDrive. El MDM permite trazar las curvas a máxima velocidad, sin disminuir la seguridad de la conducción al límite de físicamente posible. El coche ejecuta neutralmente las órdenes que el conductor dicta girando el volante. Acelerando con fuerza en el vértice de la curva, puede hacerse que el coche derrape de manera controlada.

La estructura de la carrocería del BMW X5 M y del BMW X6 M protegen óptimamente a los ocupantes. La protección está a cargo de cinturones de seguridad automáticos de tres puntos de anclaje en todos los asientos, seis airbags (frontales, laterales y para las cabezas), y apoyacabezas de activación automática en caso de impactos en la zaga. Los faros dobles bi-xenón con luz diurna, la luz de freno de intensidad variable y las llantas de aleación ligera de 20 pulgadas con neumáticos de dimensiones mixtas de tipo runflat, se incluyen de serie.

Los innovadores sistemas de asistencia al conductor intensifican las vivencias que el conductor experimenta a los mandos de un BMW X5 M o BMW X6 M. Entre otros, los dos modelos pueden equiparse opcionalmente con la pantalla virtual Head-Up-Display, específica de M, el sistema de adaptación automática del haz de luz en curvas y el sistema de activación y desactivación automática de las luces largas. Mientras que el Park Distance Control es de serie, puede optarse además por la instalación de una cámara para conducir marcha atrás, que incluye la función Top View.

El equipamiento ergonómico del interior, centrado en el conductor del BMW X5 M o del BMW X6 M, incluye asientos deportivos M, volante M forrado de piel, apoyapié M y, además, el tablero de instrumentos específico de M con cuentarrevoluciones con zona roja variable, diversos indicadores específicos de estos modelos e iluminación del display con luz blanca

Los modelos BMW X5 M y BMW X6 M llevan la última generación del sistema de mando BMW iDrive, con funciones de navegación, información, entretenimiento, climatización y comunicación. Estas funciones se controlan navegando a través del menú específico de M Drive. Este menú incluye los ajustes del sistema EDC, de la dirección asistida Servotronic, del sistema de control dinámico de la estabilidad DSC, de la modalidad «Power» y de la pantalla virtual opcional Head-Up-Display. El conductor tiene la posibilidad de memorizar su configuración predilecta, para activarla en cualquier momento pulsando la tecla M Drive que se encuentra en el volante.

Los Materiales y la tapicería de alta calidad de BMW Individual, numerosas funciones de confort y las innovadoras opciones de entretenimiento, subrayan el carácter exclusivo y las cualidades específicas de M de ambos modelos. El equipamiento de serie incluye, entre otros elementos, sistema de regulación eléctrica de los asientos con función de memoria, calefacción de los asientos delanteros, climatizador con 2 zonas de regulación, tablero de instrumentos de BMW Individual recubierto de piel, recubrimientos de piel Merino en diversas zonas del habitáculo, embellecedores M en los umbrales de las puertas, apoyapié M, molduras embellecedoras interiores de acabado de aluminio Shadow pulido y, en el caso del BMW X6 M, además, tablero de instrumentos de BMW Individual recubierto de piel y sistema de accionamiento automático del portón del maletero. Opcionalmente se pueden adquirir diversos equipos. Entre ellos, el navegador Professional, el sistema de audio BMW Individual High End, el climatizador con cuatro zonas de regulación, la pantalla virtual Head-Up-Display específica de M, el equipamiento completo de piel Merino, el sistema de ventilación activa de los asientos y el techo panorámico de cristal para el BMW X5 M o, en el caso del BMW X6 M, el techo solar de cristal, accionado eléctricamente. Para el BMW X5 M se ofrece un gancho de remolque con rótula escamoteable eléctricamente, mientras que el BMW X6 M puede llevar un gancho de remolque con rótula desmontable. La capacidad de remolque máxima es de tres toneladas, en ambos casos

Esta entrada fue publicada en BMW. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario