EL AUDI TT RS: UN VEHÍCULO PURISTA CON 340 CV

Audi vuelve a construir un cinco cilindros: uno muy especial. El TT RS, que llegará a los concesionarios el próximo verano, monta un propulsor de 2,5 litros con turbosobrealimentación e inyección directa de gasolina que rinde 340 CV (250 KW) de potencia y alcanza los 450 Nm de par motor. Este irresistible cinco cilindros nos deleita con fulminantes prestaciones en marcha. En combinación con la tracción integral permanente quattro y un tren de rodaje de alto rendimiento, convierte el compacto Audi TT RS, tanto el Coupé como el Roadster, en un deportivo de la clase extra.

Los deportivos propulsores de gasolina de cinco cilindros tienen en Audi una gran tradición; probablemente el más conocido de todos ellos sea el motor de 2,1 litros sobrealimentado que montaba el Audi quattro. Nada más ser lanzado al mercado en 1980, aquel modelo rendía ya 200 CV (147 KW) de potencia, mientras que el Sport quattro de 1984, derivado directamente del mundo de la competición, alcanzaba incluso los 306 CV (225 KW). La combinación de Turbo y quattro era ya hace 25 años la dinámica fórmula del éxito.

Ahora Audi retoma esta línea. El cinco cilindros de desarrollo completamente nuevo combina la turbosobrealimentación con la inyección directa de gasolina FSI para hacer del TT RS un deportivo de altas prestaciones. El TFSI entrega 340 CV (250 KW) a partir de 2.480 cc de cilindrada: una potencia específica de 137,1 CV (100,8 KW) por litro.

También la relación peso-potencia es sobresaliente: en el Coupé, con un peso de únicamente 1.450 kilos, apenas asciende a los 4,3 kilos por CV; en el Roadster (1.510 kg) este valor es de 4,4 kilos; y ello gracias a una carrocería extremadamente ligera fabricada principalmente en aluminio según el concepto de construcción Audi Space Frame (ASF).

El TT RS se catapulta en 4,6 segundos de los 0 a los 100 km/h, mientras que el Roadster requiere una mera décima de segundo más para solventar el salto. La velocidad máxima limitada a 250 km/h en ambas variantes es una pura formalidad; a petición, Audi la aumenta hasta los 280 km/h.

Incluso más impactante todavía resulta la poderosa fuerza de arrastre: el par motor máximo de 450 Nm está constantemente disponible entre las 1.600 y las 5.300 rpm. El TT RS convierte una maniobra de adelantamiento en un juego de niños. Y su motor nos eriza la piel, una y otra vez, con su capacidad de respuesta espontánea y ávida, con su facilidad de giro y con sus inconfundibles y profundos bramidos: la clásica melodía de un cinco cilindros de Audi.

Compacto y ligero: el TFSI de cinco cilindros

El TFSI de 2,5 litros no atiende a concesiones y es además extremadamente compacto: su longitud de sólo 49 centímetros lo hace perfectamente apto para su montaje transversal en el TT RS. También su reducido peso, de 183 kilos, supone un valor récord. Su cárter del cigüeñal se compone de fundición de grafito vermicular, un material de alta tecnología que aúna máxima rigidez con reducido peso y que solamente se incluye además en los grandes motores TDI de Audi. Una serie de refuerzos selectivos de la rigidez incrementan la resistencia del bloque. También la culata de aleación ligera, los pistones y las bielas se presentan ligeros y altamente resistentes a un tiempo.

Este pujante cinco cilindros hace un uso sumamente eficiente del combustible, conformándose de media con 9,2 litros a los 100 km en el caso del Coupé (9,5 l/100 km en el Roadster). Las válvulas de apertura variable del colector de admisión provocan en el aire entrante un determinado movimiento cilíndrico. La gasolina, que el sistema common rail se encarga de inyectar con una presión de hasta 120 bar, se mezcla intensivamente en las cámaras de combustión enfriando así sus paredes; esto permite un grado de compresión de 10,0:1, un valor realmente elevado para un turbo. Los dos árboles de levas regulables accionados mediante cadenas contribuyen asimismo a un llenado óptimo.

El turbocompresor de grandes dimensiones empuja con hasta 1,2 bar de presión de carga. El radiador del aire de sobrealimentación, ventilado de modo ideal a través del segmento inferior de la parrilla Singleframe, es capaz de reducir a plena carga la temperatura del aire comprimido hasta un 80%.

En el tubo izquierdo del sistema de escape se ha instalado un mecanismo de válvula: cuando el conductor del Audi TT RS presiona el botón deportivo de serie ubicado en el túnel central, la resonancia del sistema de escape se hace todavía más rotunda e intensa al tiempo que se agudiza la respuesta del motor. Opcionalmente, Audi ofrece un sistema de escape deportivo con recubrimiento negro mate para los tubos de escape finales que incluye, asimismo, el mencionado mecanismo de válvula.

Carácter purista: la transmisión de la fuerza

El Audi TT RS es el primer deportivo clásico dentro de la familia Audi RS. Al igual que el RS 4 y el RS 6, este modelo ha sido desarrollado por quattro GmbH, y concebido como una máquina purista y sin concesiones. De transmitir la poderosa fuerza del motor se encarga una nueva caja manual de seis marchas que gracias a una palanca especial de cambio de nuevo diseño permite realizar cambios de recorrido especialmente corto con gran facilidad y precisión. Sus rasgos distintivos no son sino un elevado grado de eficiencia y un escalonamiento extremadamente deportivo con un desarrollo corto de las marchas.

El Audi TT RS monta de serie la tracción integral permanente quattro, cuya piedra angular es el embrague multidisco de accionamiento hidráulico y control electrónico ubicado en el eje trasero. Siempre que la situación lo requiere, el embrague desvía una gran parte del par desde las ruedas delanteras a las traseras.

Al hacer esto, el paquete de discos del embrague se ve comprimido mediante presión hidráulica; este proceso lo solventa en cuestión de milisegundos una potente bomba eléctrica en cooperación con un depósito de presión. Dos novedades en la tracción quattro son una junta homocinética situada delante del árbol cardán y un compacto diferencial del eje trasero: ambos componentes son de alta resistencia.

La tracción quattro le otorga al Audi TT RS una pujante fuerza motriz, una dinámica fascinante y una estabilidad que desprende soberanía. Un paseo por una carretera serpenteante o una escapada a un circuito de carreras revelan toda la superioridad de su manejo. La precisión y la sensibilidad de la dirección, la espontaneidad de reacción del tren de rodaje, la neutralidad de comportamiento en situaciones límite, el agarre al salir de una curva y la omnipresente potencia del motor hacen de cada kilómetro a bordo del Audi TT RS una experiencia total de deportividad en estado puro.

Tecnología punta de Audi: el tren de rodaje y la carrocería

En su tren de rodaje, el Audi TT RS saca partido del elevado nivel tecnológico que corresponde a la construcción básica del TT. El eje trasero de cuatro brazos capaz de procesar por separado las fuerzas longitudinales y transversales juega un papel principal aquí. La dirección electromecánica opera con gran eficiencia: su servoasistencia se modifica en dependencia de la velocidad. La innovadora mezcla de materiales empleada en la carrocería ¿aluminio delante y chapa de acero detrás¿ proporciona una distribución de la carga sobre los ejes excelentemente equilibrada, una elevada seguridad ante impactos y una rigidez sobresaliente, imprescindible para un manejo preciso.

El TT RS cuenta de serie con un tren de rodaje que rebaja la carrocería 10 milímetros; los muelles y amortiguadores presentan un rígido ajuste. Además, también de serie, este modelo monta el sistema de amortiguación variable Audi magnetic ride, con el que el conductor puede modificar la línea básica característica de los amortiguadores a través de la tecla deportiva, eligiendo entre dos campos característicos. En el modo dinámico, el TT RS se adhiere estrechamente a la calzada mientras que en el campo característico de confort rueda en agradable equilibrio: perfecto para los largos recorridos.

El atleta supremo de la gama TT calza ruedas de 18 pulgadas con neumáticos en formato 245/45, tras las cuales se albergan poderosos frenos con discos autoventilados de 370 milímetros delante y un diámetro de 310 milímetros detrás. Para disipar el calor con mayor rapidez, los anillos de fricción delanteros están perforados y unidos a los armazones de aluminio de los frenos mediante pernos taladrados, además, incorporan pinzas de cuatro pistones también de aluminio, pintadas en negro y con la inscripción RS.

Por su parte, el sistema electrónico de estabilización ESP ofrece dos niveles de desconexión. En el primer nivel, el modo deportivo, no se produce ningún tipo de intervención en el motor para el control de la tracción y las intervenciones estabilizadoras de frenado tienen lugar consecuentemente más tarde. En el segundo nivel, el ESP queda completamente desconectado.

La viva imagen de la fuerza: el exterior

Ya a primera vista resulta obvio el enorme potencial del robusto y compacto TT RS, que presenta un largo de tan sólo 4,20 metros. Su faldón delantero se extiende hacia abajo hasta culminar en un splitter, al más puro estilo de los deportivos de competición. Sus amplias y angulosas entradas de aire presentan un entramado romboidal, al igual que la parrilla Singleframe pintada en negro brillante con su marco en diseño de aluminio mate y el emblema TT RS. Los faros de xenón plus con luz de marcha diurna en tecnología LED integrada anuncian ya desde lejos la llegada del Audi TT RS.

Los acentos más inconfundibles en la vista lateral vienen dados por las enormes ruedas en diseño de cinco radios dobles, las recias taloneras y las carcasas de los retrovisores exteriores en diseño de aluminio mate. En la zaga, un difusor integra los dos grandes tubos ovales del sistema de escape separados entre sí; desde aquí también nos saluda la inscripción TT RS. Audi monta de fábrica un alerón trasero fijo; opcionalmente está disponible un spoiler de accionamiento automático. Con un coeficiente de resistencia aerodinámica de 0,3, tanto el Coupé de 2+2 plazas como el Roadster de dos plazas cortan el viento. Audi lanza el TT RS en ocho colores. Entre ellos encontramos cuatro colores exclusivos: gris Daytona efecto perla, azul Mugello efecto perla, azul Sepang efecto perla y gris Suzuka metalizado. Para la capota de la versión Roadster están disponibles el negro y el gris oscuro.

Carácter exclusivo: interior y equipamientos

La dinámica puesta en escena del Audi TT RS continúa en su habitáculo. El volante deportivo de cuero multifuncional posee una corona especialmente gruesa, está achatado en su parte inferior y revestido en cuero perforado. El sistema de información al conductor integrado en el cuadro de instrumentos incluye un indicador para la presión de sobrealimentación y para la temperatura del aceite además de un laptimer que le permite al conductor cronometrar los tiempos de las vueltas en un circuito. Las manecillas de apertura de las puertas constan de dos estrechos tiradores: típico de los modelos RS de Audi. El climatizador de confort y el equipo de radio concert también son serie, así como una capota electrohidráulica y un cortavientos eléctrico en el caso del Roadster.

El interior se ha mantenido plenamente en negro. Los asientos deportivos se han tapizado en una combinación de cuero y Alcantara, presentan costuras en color contrastado plata y, estampado, el logotipo TT RS sobre los respaldos delanteros. Esta inscripción también la encontramos en el volante, en el cuentarrevoluciones y en las molduras de entrada. Las inserciones decorativas se han realizado en aluminio cepillado. Las alfombrillas vienen ribeteadas en color plata mientras que los reposapiés y los pedales se revelan en diseño de aluminio.

Opcionalmente, Audi equipa el TT RS con diversos extras específicos: diferentes diseños de ruedas en formato de 18, 19 ó 20 pulgadas, asientos anatómicos con respaldos abatibles, tapicerías para los asientos en cuero napa seda perforado o en cuero napa fina con la perforación especial TT e inserciones decorativas en pintura blanco Ibis o negro Phantom así como aplicaciones en óptica de aluminio mate para el exterior. Además, están disponibles una serie de eficaces equipos de navegación y multimedia. Las ventas darán comienzo en marzo y las entregas se planean a partir del verano.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario