EL AUDI S3 COMPONE LA MÚSICA DE SU PROPIO ANUNCIO DE TELEVISIÓN

Con motivo del lanzamiento del nuevo Audi S3 en España, Audi y la agencia de publicidad DDB Barcelona han desarrollado una campaña de TV y gráfica para dar a conocer las virtudes dinámicas, deportivas y de alta calidad del nuevo compacto deportivo de la marca de los cuatro aros.

El placer de conducir centra la idea de la comunicación bajo el concepto “in crescendo” partiendo de la base de que el nuevo Audi S3 es un vehículo que, respecto a su antecesor, ha ido creciendo en prestaciones, equipamiento, y, gracias a su motor TFSI, en potencia y deportividad.

El nuevo Audi S3 es un compacto potente cuyo corazón es un motor refinado y armonioso que representa la más delicada deportividad: reacciones contundentes a cada movimiento del acelerador, extraordinaria facilidad de giro y un sonido regio y pleno que ofrece una majestuosa serenidad.

Son estas virtudes las que han inspirado la creatividad del spot “Sinfonía” que se plasma en que el nuevo Audi S3 es capaz de hacer sonar una melodía con botellas llenas de agua, realizando un recorrido de precisión, habilidad y aceleración en un circuito urbano. La composición es una conocida partitura de Wolfgang Amadeus Mozart cuyo título es la Marcha Turca (sonata A mayor, tercer movimiento).

El reto era convertir esta idea en realidad. Para ello, antes de iniciar el rodaje, se hicieron multitud de ensayos técnicos tanto a nivel musical como de conducción. Primero se realizó una prueba virtual en 3D para calcular el número de botellas necesarias, la disposición que tenían que tener, y la velocidad a la que debía ir el vehículo para formar la melodía.

Una vez preparado, se iniciaron las pruebas en vivo. Durante dos días se cerró el circuito de Montmeló en Barcelona para hacer los ensayos correspondientes. El numeroso equipo de producción compuesto por los técnicos de rodaje, músicos y un conductor especialista, consiguieron que la idea empezase a tomar forma.

Las botellas, dispuestas a lo largo del recorrido, formaban la partitura y estaban llenas de agua con distintos niveles en función de la nota musical que debía sonar. El Audi S3, cual director de orquesta, llevaba incorporadas a ambos lados del parachoques delantero unas varillas que, en contacto con las botellas iba creando la música. Cuanto más rápido iba el S3, más se daba la sensación de in crescendo.

El especialista responsable de la conducción, de nacionalidad sudafricana y con un amplio currículo en conducción de este tipo, se desplazó hasta Barcelona para realizar las pruebas previas al rodaje.

Acabados los ensayos, se llevó a cabo el rodaje definitivo en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. Hasta allí se transportaron desde Barcelona el nuevo Audi S3 junto con 600 botellas. Para su realización se utilizaron 400, de las cuales se cayeron tan sólo cuatro y se rompieron dos. Para la producción fueron necesarios 30 extras y un equipo de 75 personas.

Se cerró 1,5 km de una de las calles principales del centro de Ciudad del Cabo, creando una gran expectación entre los ciudadanos, ya que el sonido de la melodía al pasar con el coche se podía oír a la perfección. Sin duda, una actuación magistral.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario